Hacia el sol de medianoche

El Rincón del Trotamundos. 11/3/2015

EL DESTINO NO IMPORTA, LO QUE IMPORTA DEL VIAJE ES EL CAMINO

Portada

El sol de media noche, sirve como pretexto a la autora de este libro para emprender un viaje por Europa conduciendo una vieja furgoneta. En realidad, como sucede en muchas ocasione cuando planeamos o emprendemos un viaje, el viaje en si no es lo más importante, el viaje es un pretexto para escapar de la vida cotidiana, o de las cosas que nos abruman en nuestra vida social, laboral o familiar.

La autora de esta historia, emprende un viaje después de haber pasado en su vida, por momentos trágicos y amargos. Un viaje al sol de media noche, para encontrarse con consigo mismas, al tiempo que descubre que hay otro mundo, otra forma de vida y otros lugares que los que había conocido hasta el día en que emprendió este viaje de aventura.

Una excelente historia, y una narrativa que engancha al lector, al viajero y al aventurero, sobre todo aquellos que siente curiosidad por las cosas que suceden en el mundo en el que vivimos. Un mundo lleno de sorpresas, de gente con formas distintas de pensar, de sentir y de comportarse ante lo que sucede a nuestro alrededor.

Viajar es sentir que estamos vivos, que nos emocionamos, que tenemos inquietudes y que sentimos curiosidad por lo que sucede más lejos de nuestras propias narices. Es nuestros libro de la semana, y quizás tambien sea el tuyo si te gustan los viajes, la aventura y te emocionas con los sueños, aunque solo sea desde el salón de tu casa.

El valor no tiene nada que ver con la intrepidez. El valor consiste en ponerse en marcha caiga quien caiga, en tirar adelante, en vivir, tanto si tienes miedo como si no… El valor consiste en ser fiel a uno mismo, de todo corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *