Piedrahíta, Campeonato de España de Parapenta biplaza


SIERRA DE LA PARAMERA, PUERTO DE PEÑA NEGRA, 11 A 14 DE JULIO

Rincón del Trotamundos. 10/7/2012.

Al sur de la provincia de Ávila, aprisionada entre los valles del río Tormes, Alberche y el Corneja, se yergue, majestuosa, frente al gran farallón de Gredos, la abrupta Sierra de la Paramera. Esta montaña, considerada secundaria en relación al macizo central de Gredos, se eleva sobre la gran llanura serrana de la vieja Castilla, por encima de los 2.000 metros de altitud. El paisaje en el que se enmarca esta montaña, es bravío y tramontano, con excelentes panorámicas sobre el relieve del Sistema Central y la ciudad abulense de Piedrahita.

En el extremo oeste de la Sierra de la Paramera, entre las ciudades de Piedrahíta y Barco de Ávila, confluyen las sierras de Villafranca y Piedrafita. Sus cumbres están separadas por el alto puerto de Peña Negra, por donde transita una carretera de montaña que comunica la vertiente norte de la sierra, con la suave ladera sur, superando a su paso por el puerto una cota de más de 1909 m.

Por este puerto natural atraviesa la carretera que, partiendo de  la ciudad de Piedrahita, enclavada en los márgenes del río Corneja, viaja hasta el pueblo de La Herguijuela. La carretera asciende por la empinada vertiente norte, sorteando una interminable sucesión de fuertes repechos, curvas, barrancos y cancheras. Durante los aproximados 12 kilómetros que separan Piedrahita del puerto, se atraviesa un hermoso paraje en el que crecen tupidos bosques de robles, chopos y fresnos, salpicados de pequeños prados de heno que el hombre ha arrebatado a lo largo del tiempo a la inhóspita sierra.

A estas legendarias e históricas rutas terrestres se unen hoy los caminos que trazan sobre los serenos cielos serranos los intrépidos pilotos de vuelo libre, ávidos de fuertes emociones, sueños inalcanzables, delirios de fantasía y un gran caudal de imaginación e ingenio. En este cielo azul de la piel de toro, los pilotos gozan de una libertad sin igual, solo compartida con las aves rapaces que sobrevuelan estos montes, disfrutando de la autosuficiencia que produce el planear como un águila sin ninguna ayuda mecánica, desafiando el impetuoso furor del viento y la propia gravedad.

Suspendidos de su parapente o ala delta, los pilotos viajan al unísono de las tormentosas nubes, surcando las arriesgadas autopistas del cielo que trazan las térmicas. Realizan bellas acrobacias y viven fascinantes aventura en su intrépido juego con el viento. Aliados con este elemento, remontan ríos y montañas, valles y laderas y recorren grandes distancias uniendo entre sí, los pueblos asentados en la llanura, las comarcas y los reinos de Castilla.

Los pilotos de parapente utilizan estos parajes para fundirse con los vientos fríos del noroeste y los cálidos del suroeste, que fluyen hacia las alturas por laderas y desfiladeros de la sierra, apoyándose en las térmicas que se producen en forma de ascendencia dinámica. De esta forma se crean las excelentes condiciones por las que se reconoce hoy mundialmente entre los grandes aficionados al deporte de vuelo libre, el óptimo y seguro emplazamiento del Puerto de Peña Negra para la práctica del vuelo libre.

Es algo realmente delirante, contemplar desde la alta plataforma de Peña Negra, la hermosa estampa que ofrecen los multicolores parapentes, cuando estas aves de un solo ala, sujetas por multitud de finos cordinos, sobrevuelan los campos y el pueblo de Piedrahíta, y se enfrentan a la resistencia del viento en los días cálidos y luminosos. En esos momentos uno no puede por menos que ensalzar el espíritu aventurero y de libertad de este deporte y sentirse pintor y poeta como Benjamín Palencia, Goya y tantos otros artistas, que utilizaron estos paisajes de berruecos y pastizales, para crear alguna de sus más bellas obras pictóricas o literarias.

Nota de los organizadores de este campeonato de parapente.

Piedrahíta 2012, a la vuelta de la esquina. Hemos empezado la cuenta atrás y ya está casi todo listo. En la página preparada para esta compe tan especial, tenéis toda la información previa. Ya os podéis descargar las balizas, leer las reglas locales, ver los mapas, los premios, el cartel y la sencilla camiseta que hemos conseguido, …porque no nos podía faltar.

Tenéis un listado de los pilotos confirmados y sus co-pilotos y también podéis ver el equipo de organización que nos vamos a encargar de que, durante los cuatro días de campeonato, disfrutéis volando y lo paséis bien. También tenéis información sobre la zona de vuelo, de cómo llegar, la méteo y un apartado con montón de cosas e ideas que se pueden hacer y adonde ir después de volar o de lo que podrán hacer vuestros acompañantes que no vuelen.

Y para los que os guste rebuscar en la historia, en el siguiente enlace podéis leer un artículo sobre primer campeonato de biplaza del año 2000 en Cebreros, aparecido en la antigua revista CCLatino, que nos ha podido recuperar Marc Trujillo, así como ver alguna foto sacada del armario y una noticia que también apareció en su día en el Diario de Ávila. http://www.nomadair.com/piedrahita.html


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *