Carros de foc – demasiado foc y poca nieve

Manolo Santervás Martín

Refugio Amites desde el lago grande de Amitges

Una de las travesías más clásicas del pirineo es la que se realiza entre los valles de Arán y Pallars en el Parque Nacional de Aigües Tortes y Lago San Maurici. Esta ruta entre 9 refugios recibe el nombre de carros de foc (carros de fuego) y se puede realizar en una semana, aunque algunos la realizan en bastantes menos días, algunos en menos de 24 horas. Es una ruta muy adecuada para realizar con esquís de travesía hasta bien entrado el mes de abril.

Ascenso al tosal de mar

Semana santa, dan buen tiempo, tenemos mucha gana de hacer esta travesía y para allá nos vamos mi amigo César y yo. Partimos con mezcla de ilusión por algo que es un reto y la duda de si estaremos a la altura de realizarlo. Físicamente nos vemos capaces, pero nuestro nivel de esquí no es muy alto, por decirlo finamente.

Comienza el porteo

No tuvimos en cuenta el calor que hizo las semanas precedentes y aunque a comienzos de abril había mucha nieve en el piríneo, cuando viajamos hacía el valle de Arán vimos que el blanco elemento escaseaba y sólo estaba a una altura superior a 2100 metros en las caras norte y 2300 en las caras sur y no de forma continua.

Lac de la Restanca

Tras llamar a algunos refugios y comprobar la dificultad que conllevaría realizar la travesía decidimos incluir las deportivas para los trayectos sin nieve que tuviéramos que portear por pistas. Dudamos en incluir el material para avalanchas por la escasez de nieve, pero al final primó la seguridad y cargamos con el ARVA, la pala y la sonda, aunque no sé si hicimos lo correcto porque entre una cosa y otra las mochilas pesaban como muertos.

Ascendiendo desde la Restanca

Día 1 – Artíes al refugio de la Restanca.

Esta etapa es muy corta y se hace en poco más de dos horas. Nos tocó cargar con los esquís en la mochila y sólo pisar un par de neveros. Con la espalda destrozada por la falta de costumbre llegamos a mediodía al refugio por lo que aprovechamos a subir ya con esquís hacia el Tossal de Mar. Buscando por dónde pasar salimos ya con esquís desde las cercanías del refugio y esa tarde encontramos muy buenas condiciones para esquiar y disfrutamos de bajar sin peso y con un tiempo espectacular. Esa tarde encontramos a unos amigos de César, con los que compartimos la velada y realizarán con nosotros parte de la ruta de mañana.

Estany de Mangades

Día 2 – Refugio de la Restanca al pico Montardo y al refugio Ventosa y Cavell.

No madrugamos demasiado, la nieve está muy dura a primera hora y con levantarnos a las siete para salir a las ocho suele ser suficiente. Comenzamos cargando durante media hora a la espalda para ganar altura, y a la altura del Lago de Cap de Port (2225 m) nos calzamos las tablas y foqueamos con cuidado entre bloques y pasos obligados. Pasamos el coll de calbacrestada y ya al sol buscamos las pendientes que ascienden al pico Montardo (2833 m). Tenemos algunas dificultades para llegar con esquís a la cumbre y en la bajada tuvimos ya los primeros aterrizajes forzosos, motivados en la mayoría de las ocasiones por errores en los virajes debidos al peso que acarreamos que acentúa nuestras deficiencias técnicas. La ruta de bajada debería ir atravesando el Estany de Monges, pero las altas temperaturas impiden que se pueda pasar por encima de los lagos pues las capas de hielo están azuladas en unos casos y no son continuas en otros.

Llegada al pico Montardo

En esta bajada ya empezamos a comprobar que las bajadas iban a ser tan trabajosas como las subidas. Tenemos que calzarnos y descalzarnos los esquís en multitud de ocasiones, si pisamos la nieve sin tabla nos hundimos hasta más arriba de las rodillas. Los descensos son siempre obligados, entre piedras, con nieve muy cambiante desde dura a costra pasando por primavera y húmeda con mucha velocidad de una hora a otra y de una zona a otra.

Refugio Ventosa y Cavell

Tardamos siete horas en llegar al refugio Ventosa y Cavell, al que llegamos bastante desmoralizados por el tiempo que nos ha llevado y lo mal que hemos podido bajar. Allí conocimos a Paco y Ana, de Granada que también hacen la misma travesía con esquís y a Fernando, Emilio, Miguel de Calahorra y su guía Xavi que la hacen con raquetas.

Ascendiendo Contraix

Día 3 – Refugio Ventosa y Cavell al refugio de Estany Llong.

Esta etapa tiene uno de los pasos de los que se habla con más respeto en la ruta: el collado de Contraix (2745 m.), viéndolo de lejos desde el refugio parece difícil que se pueda pasar fácilmente por allí. La ruta comienza como siempre: con porteo de tablas en la mochila, bajando a los lagos de Colieto entre bloques grandes, que no es el mejor terreno para ir con bota de esquí.

Descendiendo Contraix

Una vez calzadas las tablas el terreno es de los mejores de toda la travesía, bordeamos el otro lago y con cuchillas comenzamos a subir hacia Contraix. Hay una serie de pequeños collados que se van superando con cuchillas o canteando la nieve dura. Nos situamos debajo del último repecho que es más pendiente y está protegido por piedras en su parte superior. Por temor a enriscarnos en la parte superior, calzamos los crampones y cogimos el piolet y subimos haciendo zig zags sin mayor dificultad.

El tenderete en el refugio Estany Llong

Destrepamos un poco por roca suelta hasta calzarnos de nuevo esquís y bajar de forma plácida al lago de Contraix allí tenemos que buscar entre piedras a la izquierda unas palas más amplias que continúen bajando. Nos alegramos de seguir descendiendo hasta los 2200 m, cuando nos decían que nos tocaría cargar desde el lago sin tablas. Llegamos al bosque y comienza una pesadilla, nos tocas poner y quitar tablas no menos de veinte veces para ya cargar durante más de una hora a la espalda y llegar al refugio tras otras siete horas.

Inmediaciones de Olieto

Comprobamos que todos los días hacemos dos horas más de lo que es el tiempo normal y desechamos la opción de completar la ruta hacía el refugio Josep Maria Blanc por la longitud y la escasez de nieve hacía la parte sur.

Lago de Colieto

Día 4 – Refugio de Estany Llong al refugio Amitges.

Paco y Ana nos dicen que se van al refugio Amitges y el guarda del refugio nos comenta que tendremos más nieve y menos dificultades haciendo esta ruta por lo que decidimos ir juntos en esa misma dirección. Los chicos de Calahorra continúan hacía el sur, los encontraremos al final de ruta si todo va bien.

Llegando a Estany Llong

El porteo mañanero de hoy es más largo y nos toca casi dos horas de subida quitando y poniendo tablas, solo en las inmediaciones del Portarró de Espot encontramos nieve continua. Cargamos esquís a la espalda de nuevo para ascender al collado a la derecha de la cumbre del Portarró. Atravesamos varios corredores y nos toca sacar el piolet, algún paso delicado y por fin llegamos al collado. El descenso, aunque estrecho al principio, es muy bueno y el consejo dado por el guarda del refugio anterior nos permite hacer una de las mejores bajadas de todo el recorrido.

Orientándose

Tras comer algo comienza el “trampeo” de todos los días con el quita y pon esquís para intentar aproximarnos al refugio sin agotarnos con tanta maniobra. El refugio Amitges es muy acogedor y aprovechamos a darnos una ducha reconfortante y a descansar adecuadamente.

Paso de Contraix

Día 5 – Refugio Amitges al Tuc de Saboredo y refugio Saboredo.

Nos separamos de Paco y Ana que se van directamente a Colomers, nosotros salimos con los esquís desde el refugio… ¡hoy no hay porteo!.. la nieve está dura y los surcos que deja el viento y la fusión hacen muy incómoda la progresión. Pasamos detrás de las agujas de Amitges y subimos al Tuc de Saboredo. Un descenso por nieve estupenda y llegamos tras ascender de nuevo al col de Amitges comprobamos que el descenso no será sencillo.

Agujas y refugio de Amitges

Flanqueamos hacia la derecha entre piedras hasta encontrar una pala de nieve dura bastante limpia de piedras. Bajamos y en cada giro comprobamos que derrapamos un montón. Ya en los últimos giros sin saber porqué noto que sale disparado el esquí del monte, con algo he tocado, me caigo y compruebo lo peligroso que es llevar atados con correas los esquís en una caída, lo mucho que cortan los cantos de los esquís y lo importante que es tener un botiquín en la mochila. Al final es sólo un pequeño susto.

Estany de Obagues de Ratera

La bajada ahora hacía el lago Glaçal es entre pequeños corredores y, reponiéndonos del incidente, vamos buscando cómo llegar con los esquís tras algún “trampeo” (vocabulario que hace referencia a buscarse la vida para pasar entre piedras y ramas con esquís) al mismo refugio. Julián el guarda me pone unos puntos de aproximación para mejorar el apaño que hicimos para la cura.

Los encantats

El refugio Saboredo es pequeñito y pasamos algo de frío. Sólo estamos nosotros dos, el guarda y su compañera. No obstante sólo podemos decir buenas cosas de cómo fuimos tratados y de cómo nos encontramos en él.

Cumbre de Tuc de Saboredo

Descenso del tuc de Saboredo

Refugio de saboredo

Día 6 – Refugio Saboredo al port de Ratero, circuito de los lagos y refugio de Colomers.

Ha estado lloviendo por la tarde y la noche pasada, amanece algo cubierto pero parece despejar rápido, calzamos los esquís y salimos con ellos. La nieve es costra y cede a cada paso, mejora al ir subiendo y tras ascender en una hora y media al Port de Ratera encontramos acurrucados en una roca a nuestros compañeros de ruta riojanos que vienen de Amitges.

Nieva ascendiendo al tuc de Podo

Saludos y alegría por encontrarnos, que envidia nos dais que bajáis con esquís…., ya verás tú cuando nos caigamos…. Nos preparamos y bajamos con buena nieve al principio, luego piedras y pasos muy obligados por nieve dura. Para rematar abajo hay costra que hace imprevisible el comportamiento del esquí en cada giro.

Refugio de Colomers

Comemos, ponemos pieles de nuevo y subimos hacía el Tuc de Podo para bajar por el circuito de los lagos. Comienza a nevar primero, luego a llover, hoy tocará mojadura.

Nos cuesta encontrar la buena bajada hasta el refugio de Colomers y llegamos bastante calados. Hay que poner todo a secar y la charla y el juego con nuestros compañeros de ruta calientan el alma aunque a la ropa le costará secar.

Subiendo a Ratera

Día 7 – Refugio de Colomers a Artíes.

Dan muy mal tiempo para hoy, no amanece mal tiempo, pero se ven llegar nubes amenazantes. Decidimos bajarnos directamente sin subir al Tuc de Llucía que era nuestro plan inicial. Seguimos la pista atajando las curvas y llegamos sin mojarnos al coche.

Bajando a Artíes

Atrás quedan días con claroscuros, han sido duras las condiciones y renunciar a hacer la ruta completa, ha sido un placer el progresar haciendo lo que te gusta, rodeado de un paisaje fantástico y sobre todo encontrando gente que comparte tu afición y te permite comprobar que lo mejor de la montaña son las personas con las que conectas en ella.

La ruta

La travesía de los carros de foc no son un montón de collados y refugios, de foqueos, porteos y descensos, han sido unos días en los que he compartido momentos con César, Paco, Ana, Miguel, Emilio, Fernando, Xavi, Álvaro, Elvira, Julián… , han sido unos días en los que las pilas se cargan para volver al quehacer diario con ganas de hacer las cosas bien y en el fondo de tu ser contando los que faltan para volver a respirar, a mirar, a vivir sin barreras. Habrá otros lugares para encontrarnos.

Otros reportajes del autor publicados en esta página web

Esquí de montaña en nieve virgen

Sierra Nevada, travesía a la luz del amanecer

Rumbo al Monte Perdido

Un día en la vida de dos montañeros escalando el Zinaltrothorn


2 thoughts on “Carros de foc – demasiado foc y poca nieve

  1. ¡Qué rabia da no poder cumplir el objetivo que tienes en mente durante tanto tiempo! Por lo menos las rutas alternativas fueron de lo mejorcito de la travesía.
    Han sido unos días muy buenos de montaña compartidos con compañeros muy entrañables. En especial contigo.
    Un abrazo

  2. Vaya palizón, la ruta ha tenido que ser buenisima y la gente parece que mejor, pero te juro Manolo que me ha dado mucha sensación de paliza al leerlo, pero me alegro de que lo hayais pasado bien

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *