Congostos en el Montsec

El Rincón del Trotamundos. Javier San Sebastián

Congostos del Montsec

La sierra del Montsec se extiende de Este a Oeste en el prepirineo de Lleida y Huesca. Está dividida en tres partes, pocas veces tan claramente definidas, gracias a los sobrecogedores desfiladeros que la cortan a cuchillo.

La parte oscense, llamada el Montsec d’Estall termina en el congost de Mont-Rebei, tallado por el río Noguera Ribagorzana. En el centro, el Montsec de Ares llega hasta el congost de Terradets, atravesado por el Noguera Pallaresa. Al Este, la sierra termina en el Montsec de Rúbies.

Mont-Rebei siempre supuso un difícil obstáculo para la comunicación de la comarca. El antiguo paso (en parte excavado en roca) quedó inundado con la construcción del embalse de Canelles. En los años 80 se renovó el camino en el lado de Lleida. Hace sólo tres años quedó unido el paso del río hacia Montfalcó, incluyendo un puente colgante y dos vertiginosos tramos de escaleras y pasillos que salvan 88 m de altura en paredes verticales.

Desde entonces, el camino que une el refugio de Montfalcó (al Suroeste) con el área de la Masieta (al Norte) se ha convertido en un clásico. No es de extrañar, teniendo en cuenta que es un recorrido sencillo y expectacular. Se puede objetar acerca de la artificialidad de los nuevos tramos, que no dejan de ser andamios antinaturales, pero lo cierto es que permiten el paso de multitud de personas que de no existir, no podrían conocer el congost y sentir la adrenalina ligada a la altura y el vértigo. Por otro lado, el camino canaliza en un solo espacio a todos los visitantes, liberando de presión al resto de la sierra.

Un tramo de bosque, precioso durante el mes de junio, los dos tramos de escaleras, dos puentes colgantes, el camino excavado en la roca, las imágenes de la caliza y el agua con tonalidades verdosas bien justifican la fama del recorrido.

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

12

Congostos del Montsec

La ermita románica de la Mare de Deu de la Pertusa, con acceso por una pista desde la proximidad del pueblo de Áger está en un emplazamiento con una belleza espectacular. Recomendamos visitarla.

Congostos del Montsec

La segunda excursión la haremos por el congost del Bosc, que desemboca en Terradets, con subida a la Roca Regina, uno de los picos que delimitan el propio desfiladero, bien conocido por los amantes de la escalada.

Comenzamos el camino en la estación de tren de Cellers. Desde allí un camino por pinar nos deja en la cresta, donde comienzan las emociones. El corte en la roca es brutal y las vistas sobre el precioso bosque mediterráneo y el emblase de Cellers, sobrecogedoras.

Tras un duro descenso y el cruce del barranco, el camino serpentea entre paredes y balcones naturales para llegar al fondo del congost de Terradets.

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

El tercer congost que recorremos está en el Montsec de Rúbies. El río Segre curiosamente fluye perpendicular a los dos Nogueras y talla el llamado congost de Mu. Comenzamos en Alós de Balaguer, donde el río aún no está embalsado. Primero hay que caminar por un tramo de pista, al que sigue del primer encajonamiento con pasarelas artificiales; después viene un camino tradicional y al final un puente colgante y pasarelas en la roca nos dejarán junto al embalse de Camarasa, presidido por el Mont Roig, donde el Segre incorpora a sus aguas al Noguera Pallaresa. Como en los anteriores, el monte mediterráneo, así como las formaciones geológicas, pliegues, estratos y colores de las rocas son formidables.

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Congostos del Montsec

Notas prácticas:

1.- En Mont-Rebei se puede llegar desde Puente de Montañana por la carretera asfaltada C1311 (llena de baches, eso sí) hasta la Masieta, donde hay un aparcamiento de pago (4 euros) y un punto de información. En mi opinión está bien que lo haya, porque el flujo de gente es grande y de no existir, no habría sitio para aparcar.

Si queremos hacer la excursión lineal desde la Masieta (9,2 km, 285 m de ascenso acumulado) nos harían falta dos coches. El segundo tendría que ir al refugio de Montfalcó, al que se accede por una pista de tierra de 15 km que sale desde Viacamp, en la N-230 entre Benabarre y Huesca. Una buena opción si se tienen dos coches es ir cada uno por un lado y cambiarse las llaves en el camino. Otra posibilidad es coger un taxi, que vale 60 euros (y no es mucho teniendo en cuenta que es para 6-8 personas, lo mala que es la carretera y la distancia).

En mi opininón la opción más lógica es hacer el recorrido de ida y vuelta; salen 18,4 km y 850 m de desnivel.

2.- El recorrido a Roca Regina y el congost del Bosc son 12 km y 550 m de desnivel. El final de la senda está en la boca de uno de los túneles de Terradets, donde sale también la carretera antigua tallada en parte en la roca. El regreso por ésta carretera es un paseo agradable y con vistas diferentes del desfiladero.

3.- En el congost de Mu se puede acceder también por el lado del embalse de Camarasa, con lo que se llega a la parte más espectacular del recorrido en poco tiempo (tomad esto con reservas, porque hay una señal al comienzo de la pista que prohibe el paso). Por otro lado, el recorrido desde Alós también es atractivo. Longitud ida-vuelta 10 km y 280 m de desnivel.

4.- En la localidad de Áger está ubicado el “Centre d’Observació de l’Univers”, un observatorio astronómico para divulgación. Se hacen visitas guiadas en castellano y catalán. Hay que reservar con antelación. También nos pareció muy interesante y recomendable su visita, aparte del interés dinamizador que ha representado para la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *