Monte Perdido (3.355 m.) – Cara Norte

Ascensión realizada el 18 de abril 2011

Cima del Monte Perdido

La Cara Norte del Monte Perdido es una de las rutas más interesantes y clásicas del Pirineo, no exenta de dificultad y que requiere un buen estado de forma física, asciende al punto culminante de esta cima por dos corredores de nieve con pendiente máxima de 55º.

Ruta de ascensión vista desde el Balcón de Pineta a 2.500 mts.

Tarea complicada preparar las mochilas, en Abril las temperaturas en el Balcón de Pineta serán bajas por la noche, así que cargamos con la tienda y sacos de +5º es lo que tenemos así que tendremos que dormir bastante abrigados de ropa. El resto del equipo; imprescindible para la progresión en nieve y hielo crampones y piolets técnicos, material de seguridad casco, arnés, cuerda de 50 mts, un par de friends, un par de tornillos de hielo, descensores y un par de anillos de cinta, el material duro no lo llegamos a utilizar. En total nos salen  dos mochilas de 19 Kg y 13 kg, y aún nos falta sumarle el agua y comida. Difícil escoger entre peso y comodidad, la subida y bajada de Pineta es dura y cada kg. cuenta. Como lección aprendida un fogón ligero nos hubiera ido de perlas, pensábamos encontrar agua en el Balcón de Pineta pero el río estaba completamente helado y cubierto de nieve, y nos quedamos con solo 0,25 l. de agua para pasar la noche y la mañana de ascensión a cima.

Subida al Balcón de Pineta

La subida al Balcón de Pineta es dura ya que tenemos que hacer 1.300 mts de desnivel, desde los 1.250 donde dejamos el coche hasta los 2.550 mts. donde dormiremos.

Tuvimos que atravesar bastantes neveros, pero la nieve estaba perfecta y aunque no había mucha huella la progresión era cómoda y en ningún momento nos planteamos ponernos los crampones.

Las vistas son espectaculares, el valle de pineta de donde venimos y donde hemos dejado el coche.

La parte más dura es el tramo final de esta primera etapa es el llamado ‘embudo’ una pendiente nevada que no se acaba nunca, el cansancio y la altitud hacen que tengamos que hacer cortas paradas cada 10 pasos.

Por fin llegamos al Balcón de Pineta, es una esplanada enorme toda cubierta de nieve, desde este punto las vistas de la Cara Norte del Perdido son impresionantes e  intimidan lo suyo.

El primer corredor es estrecho de casi 200 mts, impresiona la entrada por la muralla que representa el serac, la nieve está perfecta y se pueden marcar escalones perfectamente, decidimos no encordarnos ya que con los dos piolets y los crampones la seguridad parece más que suficiente.

El primer corredor tiene una pendiente de 50º a la entrada y luego va disminuyendo.

Superado el primer corredor, el siguiente tramo consiste en atravesar el glaciar en diagonal hacia un resalte rocoso donde se encuentra la famosa rimaya, decidimos voltear la roca por la derecha aunque la rimaya no parece estar muy abierta y puede atravesar directamente ahorrando algo de tiempo, no nos complicamos y seguimos la huella de nuestros predecesores.

El segundo corredor es más corto, el primer tramo no presenta dificultad y solo al final se intuye un paso estrecho más vertical.

En el paso clave del segundo corredor, es un resalte de hielo y roca donde tienes que hacer trabajar los piolets y puntear bien con los crampones.

Llegado al final de segundo corredor, las mayores dificultades ya están superadas. Ahora solo quedan 200 mts. de desnivel hasta la cima por la inicial amplia arista que se estrecha hasta llegar a la cima.Las vistas son impresionantes, el día es claro y se divisan pefectamente el resto de circos, cimas, cañones, valles, sin palabras.

Desde la cima vista del Valle de Ordesa.

El descenso se hacer por la ruta Normal y bajando por la famoso ‘Escupidera’ por donde se dice que más accidentes de montaña se producen, al final llegas al lago helado donde nos aprovisionamos de agua.

De regreso al Balcón de Pineta.

Muy recomendable ascensión, técnicamente asequible aunque requiere un buen fondo físico. De lo mejorcito que hemos hecho hasta el momento.

2 thoughts on “Monte Perdido (3.355 m.) – Cara Norte

  1. Qué envidia me dais!!! La verdad es que parece muy bonito y con el entretenimiento justo (para pasar miedo sin llegar a manchar el gallumbete), aunque no me veo yo ahora pa mover una mochila de esos kilos, ni pa caminar tanto tiempo y desnivel. Y encima, a palo seco hasta la bajada. En fin, un abrazo para los dos.

  2. Buenos días,

    Este fin de semana vamos a subir por la misma ruta que habeis hecho vosotros pero intentaremos hacerlo de una vez para no ir tan cargados.
    Gracia por la información, ha sido de gran utilidad, sobretodo la foto del resalte de roca 😉

    Salut!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *