El otoño en la Sierra de Béjar

La ciudad de Béjar se enmarca en las estribaciones noreste de la sierra del mismo nombre, junto a la ribera del río Cuerpo de Hombre que nace en lo alto de esta sierra. Todo el casco urbano se halla enmarcada en un espectacular paisaje de montaña, frondosos bosques de castaños, robles y otras especies vegetales de gran valor ecológico.

 

Sierra de Béjar-Salamanca

El Rincón del Trotamundos. José Luis Pina

Impresionante día el que disfrutamos el domingo en nuestro paseo por la Sierra de Béjar, el curso del río Cuerpo de Hombre y el castañar que cubre las laderas norte de esta sierra. Un día en el que disfrutando del fantástico otoño que hay en la zona, pues están los bosques rebosantes de cromáticos colores, al igual que los helechos, en contraste con el intenso verde de los prados.

Sierra de Béjar-Salamanca

Aunque el día prometía lluvia, al menos así lo anunciaban los señores del tiempo, nos dejó deleitarnos por los caminos llenos de hojas, toda la mañana, y solamente a partir del mediodía, tuvimos que abrir los paraguas para protegernos, aunque con lluvia débil que apenas mojaba, suficiente para dar más contrastes al bosque y los líquenes y musgos que tapizan las rocas y el tronco de los árboles.

Sierra de Béjar-Salamanca

La ruta la empezamos en la antigua estación del ferrocarril de Béjar, hasta llegar casi al túnel, en donde cruzamos hacia la población y cogemos una de sus calles hasta llegar a la carretera que va a la depuradora. Allí tomamos el GR-10 y seguimos por un bonito bosque mixto de robles, castaños, arces y algún que otro fresno, descendiendo por el valle del río Cuerpo de Hombre hasta llegar a la Vía de la Plata que atraviese la Península de norte a sur.

Sierra de Béjar-Salamanca

Continuamos por esta antigua vía hasta llegar al Puente de la Malena ó Magdalena y subimos hasta la población del Puerto de Béjar, en donde comemos y continuamos por camino entre bosque hasta llegar al pueblo de Cantagallo. Aquí tomamos la antigua vía del ferrocarril de La Plata, hoy convertida en vía verde, hasta llegar a la antigua estación en donde tenemos el coche.

Sierra de Béjar-Salamanca

Hay que decir que el otoño en esta zona está sobresaliente, y en su punto, con distintas tonalidades de verdes, amarillos, tono rojizos y varios ocres. En lo alto de la sierra, entre nubes, se divisan algunas manchas de nieve reciente que anuncian la proximidad del invierno, al menos por las alturas.

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Sierra de Béjar-Salamanca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.