El otoño en el Parque Natural de Quilamas

El Rincón del trotamundos. Javier Elcuaz del Arco

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Con los fríos de finales de otoño retazos de nubes bajas se adentran por los valles de las Quilamas componiendo imágenes evocadoras de antiguas leyendas que nos hablan de lances amorosos y misteriosos sucedidos entre estas peñas.

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

La Sierra de las Quilamas se levanta a poco más de cincuenta kilómetros al sur de la ciudad de Salamanca. La Sierra Mayor, coronada por el pico Cervero, la máxima altura del conjunto, protege a este singular espacio de los fríos vientos del norte.

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

En su interior se desarrolla una tupida vegetación mediterránea bajo los robles que pueblan las zonas altas. Encinas, alcornoques, madroños, brezo, jara, crecen tan profusamente que sólo podemos caminar por las pocas sendas antiguas que perviven y por los cortafuegos y pistas terreras construidos para cuidar la masa forestal.

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Aunque no los veremos en nuestros paseos, mamíferos huidizos desde jabalíes y zorros a garduñas, gatos monteses, tejones, ginetas y nutrias recorren estos montes buscando su alimento. Sin embargo, los buitres negros o leonados se mostrarán sin temor, dueños y señores del espacio aéreo. Con un poco de suerte también avistaremos algún ejemplar de águila real, culebrera o halcón peregrino, y en su estación alimoche o cigüeña negra.

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Los principales cursos de agua (río Quilamas y arroyo de la Palla) han cavado profundos valles con fuertes pendientes en la roca caliza de la zona. Sólo los pastores de cabras entraron hasta el corazón de este espacio a buscar su sustento en tiempos pasados.

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Agricultores esforzados levantaron terrazas en las pendientes más asequibles del exterior para cultivar olivos y algunos frutales. En la ladera norte de la Sierra Mayor aún se ven los restos de los hornos donde se transformó la roca en la cal que se utilizó para la construcción en otros siglos.

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

En la actualidad sólo pequeñas repoblaciones de pinos alteran la cubierta vegetal autóctona. Por su buena conservación, Quilamas posee declaración de Espacio natural, Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves.

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Parque Natural de Las Quilamas, Salamanca

Noticias relacionadas

Trilobites, fósiles de la Península Ibérica
Sierra de Francia. Camino del Agua

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *