Buen camino Altaïr

El Rincón del Trotamundos. 7/6/2013

Muchos pensarán que el adiós de la revista Altaï, estaba cantado desde hacia tiempo ya que Internet primero y después la crisis del sistema capitalista, hacía inviable la existencia de esta revista de viajeros y para viajeros en papel. Pero a mi modo de ver, quienes así piensan se equivocan. El problema nos es Internet ni la crisis económica, el problema es la crisis social. Si partimos de que la revista Altaïr no solo era una revista más de contenido viajero, tambien era de las pocas revistas editadas en castellano que publicaba literatura viajera de calidad, donde el contenido si importaba y muchos. Y que decir de sus fotografías, reseñas, mapas y el Cuadernos de Viajes, autentica joya para coleccionistas.

El problema que arrastra a Altaïr al abismo y a muchas otras cosas de calidad que se hacían en este país, es el predominio en la sociedad capitalista de todo lo banal, lo superficial, la cultura de la basura, en definitiva, la mediocridad. Que se puede esperar de una sociedad donde lo que predomina es la cultura de la mediocridad, pues muy poco, por no decir nada. Pensar que revistas como Altïr pueden perdurar, es una ilusión que no se corresponde con la sociedad en la que vivimos. En un mundo mediocre nunca puede triunfar algo de contenido profundo y bien hecho, como era la revista Altaïr.

Cuando tuve la noticia de la desaparición de Altaïr, recordé al escritor Julio Llamazares autor de Luna de Lobos una de sus mejores novelas junto con Lluvia Amarilla, con motivo de la desaparición del pueblo de Riaño cuando este sucumbió bajos las aguas del pantano de Riaño y los habitante fueron expulsados de sus casas,  escribió, cuando un pueblo se pierde algo en la historia del hombre desaparece para siempre. Cuando una revista como Altaïr desaparece, una parte importante de las histeria y la literatura viajera editada en lengua castellana desaparece para siempre, y los viajeros, trotamundos, exploradores, narradores y fotógrafos de este país, sentirán que algo de su historia, de sus sueños y de su agradable lectura, han desaparecido con Altaï.

22 años de revista Altaï se han ido, esperemos que no sea para siempre. 22 años es el tiempo en el que muchos en este París se han iniciado en el arte del viaje, la aventura y la naturaleza, algo casi desconocido las generaciones anteriores a Altaïr. Pero como consuelo y como recuerdo de ese tiempo pasado, nos quedan las muchas páginas y fotografías publicadas por la revista durante estos años, par muchos seguirá siendo una inagotable fuente de información donde recurrir antes de emprender alguno de los viajes soñados. Un hermoso viaje de 22 años.

NOTICIAS RELACIONADA

Viajeros por el Mundo

Viajeros por España

Cuaderno de Viajes

 

2 thoughts on “Buen camino Altaïr

  1. Triste, muy triste, siempre esperada Altaïr, aguardaba con impaciencia cada nuevo destino. Otro golpe, otra pérdida. Cada vez nos quedan menos sueños. Qué asco de mundo hemos creado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *