UN AVENTURERO ERASMUS POR ITALIA

Texto de David Uriel Español Bastos

Estos tres meses han sido como un burbuja, de la que voy bajando poco a poco, pero no acaba de explotar, y espero que no lo haga, jeje. Un paréntesis, parecido al de primer año de carrera, pero para nada igual, aprovechando mucho más el tiempo y las situaciones, exprimiendo al máximo, muchas muchas experiencias que contar.
Los dos primeros meses me los pasé viajando, no he parado por Florencia, en este tiempo he conocido: Bologna, Venecia, Ferrara, Ravenna, Pisa, Livorno, Verona, Padova, Genova, Roma, Lucca… Siempre en plan “tirado” con mi mochila, ya sabes: durmiendo en casas de conocidos, centros sociales, alguna estación que otra; viajando solo o con gente; conociendo a mucha gente, que en muchas ocasiones es triste porque sabes que no los vuelves a ver, pero le sacas lo positivo, esos buenos ratos que pasaste en compañía; sabes cuando y a donde vas, pero no cuando ni donde acabarás; pero eso si, siempre siempre “buen rollo”. Todos los que viajamos sabemos lo maravilloso y enriquecedor personal que es viajar, pero con este año lo continuto confirmando, a la vez que acumulo experiencias.

El primer objetivo que era como te dije, vivir e integrarme con italianos, más que cumplido. Vivo con dos chicas y un chico italiano, la verdad que mucha suerte, porque ya sabes que esto no consiste en otra cosa. Paso la mayor parte del tiempo con ellos y sus amigos, cosa que la mayoría de los erasmus no hacen. Los españoles son compo pequeños grupillos que viven, van a clase, viajan,”mean”…todo, absolutamente todo lo hacen juntos, pero eso ya lo puedes hacer en tu país, no?. Es una lastima, porque desde mi punto de vista eso no es erasmus, no aprovechas la oportunidad tan maravillosa que se nos ofrece. No conoces el ambiente, la cultura (aunque seamos muy parecidos, pero hay diferencias), los lugares bellos… se que me entiendes. En cuanto al idioma bastante bien, esa es otra de las muchas ventajas de vivir con italianos.
Como puedes comprobar con todo lo que te cuento, es más una experiencia personal que académica. La Universidad es un casino (caos), si de por sí la organización de las universidades dentro de un país es un desastre, imagina la organización de Erasmus, entre universidades de distintos países. Y a eso súmale la pésima organización della Universitá di Firenze. En definitiva todo un casino: profesores que no llegan a su hora o no llegan; asignaturas que se retrasan o se suspenden; coordinadores erasmus fantasma; clases donde te tienes que sentar en el suelo porque no hay sitio; “colaboratrice” o “mio colleghi” como se llama en italiano, que son colaboradores del profesor principal, que dan clases sin previa coordinación con éste… y más cosas, no exagero. Al principio me cabreaba y me desesperaba, pero ya estoy a la defensiva preparado para cualquier imprevisto, y mucho más “pasivo”. Lo de siempre, luego los alumnos no hacen nada, yo para un año que estoy aquí, como comprenderás no es de mis principales prioridades. Así que como te digo a mirar por mi experiencia, “pasar por el aro” della Universitá e laurearmi. no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *