CAMINOS POSADEROS ANDINOS, MÉRIDA VENEZUELA

Texto de Olga García

Una experiencia viajera por los altiplanos Andinos de Venezuela, siguiendo rutas y caminos trazados por el tiempo y los habitantes de estos apartados territorios. Una experiencia sin duda inolvidable para los trotamundos que gustan de la naturaleza salvaje, el contacto con la población nativa, sus costumbres y tradiciones y los grandes paisajes, donde aun reina la ley de la naturaleza y la sabiduría del hombre.
Caminos salpicados de posadas donde pernoctar, lagos de aguas trasparentes y selvas cubiertas por arboles centenarios que se ocultan entre las densas nubes. Un mosaico de naturaleza enclavado entre el cielo y la tierra habitado por el hombre y animales salvajes.
Me enteré de las Mucuposadas en el periódico e inmediatamente me entusiasmé al ver las fotos de los caminos reales y la posibilidad de conocer cómo viven las familias andinas en sus casas de toda la vida. Visité las 3 primeras posadas: Nidal del Gavilán, Michicabá y El Trigal justo cuando el Programa Andes Tropicales comenzaba a nacer. La experiencia fue muy linda, por primera vez en mi vida conocí Los Andes por dentro, de familia en familia, hice cortos recorridos entre ellas como un abrebocas de lo que existía.

Finalmente pude ver los famosos lagos que hasta ahora solo conocía por referencias. La responsabilidad, puntualidad y calidez de todos los involucrados, marcó el comienzo de varios viajes que realizaría con el PAT en los próximos años, ya que me interesó conocer todo lo que existía en esos lugares.
Poco después regresé y realicé un viaje más largo con mi sobrino de 12 años, desde Santa María de Canaguá en Barinas hasta Gavidia a más de 3000 mts. Con el incondicional apoyo de los baquianos y el soporte de las mulas, el paseo me pareció simplemente espectacular, el paso de las áreas llanas al Páramo convirtió la travesía en una de las más bonitas que haya hecho en Venezuela. Es uno de mis paseos favoritos del PAT y tuve la oportunidad de observar aves espectaculares como el gallito de las sierras. Espero repetir el paseo.
Quedé con ganas de conocer las otras rutas y retorné nuevamente a Los Andes, esta vez de La Toma a Mucumpis. El paisaje es maravilloso y a pesar de lo corto de la travesía pude disfrutar otra vez del cambio de paisajes de páramos a una selva nublada espectacular. Encontramos algunas ruinas de casas que existieron en la zona, donde todavía quedan flores de las que sembraron antiguamente. Este paseo culmina en una posada maravillosa, donde la vida gira en torno a la gran cocina, casi todo lo que se prepara es de la zona, deliciosos dulces de durazno, higos y exquisitos platos típicos. Fue una experiencia distinta a las otras, pero tan fascinante que al concluirla comencé a pensar en las otras travesías.
Me faltaba conocer el trayecto Mesa Julia – La Toma. En realidad le tenía un poco de miedo a esta travesía por lo empinado de la ruta, pero mi hija me convenció de hacerla juntas. Encontramos dos posadas espectaculares, una construida en madera en una finca de café, la otra en medio de las montañas, donde a veces llegan los osos frontinos. Son lugares perfectos para observar aves. Este paseo es físicamente fuerte, además de llegar a más de 4.000 m. de altitud. Por primera vez caminé y pernocté en páramos de gran altitud, con frailejones de más de tres metros y paisajes bellísimos. La noche que dormimos en Barro Negro al levantarnos las carpas estaban cubiertas de hielo, y aunque hacia mucho frío aprovechamos de subir un poco para observar la helada de los altos de Pan de Azúcar.
Tres años después de descubrir el PAT he recorrido todas las travesías y conozco todas las posadas. Es increíble como cada una de ellas es diferente de las otras y tiene su propio encanto. Todas las personas que pertenecen al programa lo hacen con gran entusiasmo . Debo felicitar principalmente a los baquianos por su puntualidad y la gran responsabilidad que tienen. Me siento muy segura en su compañía.

andestropicales.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *