Naturaleza, de Ralph Waldo Emerson

Ralph Waldo. Relatos que se entrelazan en la relación del hombre con la naturaleza y viceversa. Emocionante los pasajes sobre las vivencias de este escritor y poeta con el medio natural, donde se describe el espacio inabarcable de la naturaleza, que al fin y al cabo, no es de ningún individuo en particular, sino del resplandor del sol en los ojos del niño, y del hombre que en su edad madura sigue siendo niño. El libro está magníficamente ilustrado por Eugenia Ábalos, que como no podía ser de otra manera, están inspirados en la propia poesía de la naturaleza, naturaleza que muchos hombres no ven cuando caminan por las calles por que en cielo y las estrellas siempre están hay.

El Rincón del Trotamundos

Una sutil cadena de incontables anillo conecta con el siguiente al más lejano; el ojo lee augurios por doquier, la rosa habla cualquier lengua; y, luchando por ser hombre, el gusano escala por todas las espiras de la forma.

La nuestra es una época retrospectiva. Erige los sepulcros de los padres. Escribe biografías, historias y críticas. Las generaciones precedentes miraban a Dios y a la naturaleza cara a cara, nosotros lo hacemos con sus ojos. ¿Por qué no podemos disfrutar nosotros de una relación original con el universo? ¿Por qué no tener una poesía y una filosofía fruto del entendimiento y no de la tradición, y una religión que nos haya sido revelada en lugar de la historia de la suya?

Amparados durante un tiempo por el seno de la naturaleza, cuyos aluviones de vida nos rodean y nos atraviesan, y que con las fuerzas que nos confieren nos invitan a una acción proporcional, ¿por qué hemos de andar a tientas entre los resecos huesos del pasado, o empujar a la generación actual a una mascarada de ropajes descoloridos? El sol también brilla hoy. Tenemos más lana y lino en los campos.

La fuerza de la escritura de Emerson es un hecho incontrovertible. De pocos autores modernos puede afirmarse con la misma rotundidad que de Emerson que sus libros «leen» a sus lectores, antes que ser leídos por ellos. Renovar el sentido de sus páginas significa, por tanto, renovar nuestra capacidad de leer, de leer en ellas indicios de que este mundo no tendrá verdaderos fundadores a menos que sea descubierto por nosotros. La renovación de la mirada y el consiguiente trastorno de las convicciones han convertido a Emerson, como decía Dewey, en el paradigmático filósofo de la democracia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.