Islandia, Sauna y baños turcos en piscina termales


Manuel Santervás Martín: 17-7-2011

La diferencia horaria con España es de dos horas de adelanto y hoy es el primer día que nos ponemos a recorrer el interior de la isla. Parece como si fueran varias regiones distintas. Por la mañana hemos estado en Thingvellir un parque nacional en el que se ve la separación de las placas tectónicas eurasiática y norteamericana.

Entre ambas placas hay un lago provocado por el hundimiento debido a la distinta velocidad de cada una de ellas. Hemos hecho un recorrido de una hora pasando por un valle en el que había una iglesia bastante antigua y varias franjas provocadas por las fallas tectónicas.

Luego hemos ido a Geysir a ver manantiales y fuentes termales y el geyser Strokur que cada cinco minutos expulsa agua a unos 20 metros de altura. Hay varias piscinas con colores turquesa o azul oscuro y depósitos de aguas sulfurosas.

Antes de comer nos acercamos a la cascada Gulfoss, por mucho que te digan que es impresionante y que baja mucha agua por esta cascada, cuando te acercas es mucho mayor de lo que te esperabas y los vapores que llegan junto con el estruendo que provoca te deja boquiabierto.

Llegamos a Laugarvatn donde tenemos el albergue hoy, nos registramos y qué mejor forma de acabar el día que yendo a una piscina termal a relajarnos. La sauna, el baño turco y las aguas calientes nos han dejado planchados por lo que tras la cena a base de latas made in spain, iremos pronto a dormir.

Islandia, un viaje al infinito”  www.elrincondeltrotamundos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *