LAS TORRES DEL PAINE, VERDADEROS MUROS DE PIEDRA QUE CLAMAN AL CIELO

Un viaje con retorno por la Península Valdés, Tierra de Fuego y Perito Moreno, con un final romántico en carro de alquiler camino de Chile

Texto y fotografía de Mariangeles Lorenzo

null

Nuestra aventura por Argentina fue muy bonita sólo que se pasó demasiado deprisa, en dos semanas dio poco tiempo para un país tan grande, así que centramos la expedición a la zona de la Patagonia.
Primero Península Valdés. Estuvimos viendo ballenas, fue estupendo sobre todo porque nos calzamos unos neoprenos y nos pudimos bañar con ellas. Aunque lo que más gracia me hizo fueron los lobos marinos, cuando te metes en el agua te van buscando para cotillear quien liendres eres. Luego poco a poco se van acercando y al final si no te quedas frío y tienes buen tiento para jugar con ellas se acercan tanto que los puedes tocar incluso bajo el agua se acercan y te soplan burbujas a la cara…. hasta que aparece el macho con sus buenos kilos y unos dientes afilados de comer tanto pescado que se te quitan las ganas de seguir merodeando por la zona. Vimos también pingüinos, lobos marinos… e infinidad de aves.

Segundo, marchamos a la tierra del fuego, a Ushuaia. Allí nos dio tiempo para dar un paseo por el canal de Beagle, visitar el parque nacional de la Tierra del Fuego con paseo en canoa, y como tocó viaje con la pandilla del “mínimo esfuerzo”, paseo a caballo por los bosques de lenga o guindo, árboles de la familia de las fagáceas con las hojas similares a las de nuestras hayas pero algo más pequeñas que se ponen rojas en otoño… mala suerte tocó primavera.
Tercer avión destino…. el calafate. Como no, visita del Perito Moreno, paseo en barco por el parque nacional de los glaciares y lo que más me gustó, alquilamos un carro para llegar a Chile, al parque nacional de las torres del Paine. Te encantaría… Nada más llegar todos los caminos están llenos de un montón de lagos y manadas de guanacos.. (bautizamos el sitio como guanacolandia) y vayas por donde vayas siempre con vistas sobre las torres del Paine o sobre los cuernos del Paine, como verdaderos muros de piedra. Dormimos a los pies de los cuernos del Paine, en el refugio de pehoé, nada más levantar toda la ventana del cuarto con vistas sobre los picos… madrugón (no demasiado) y eso de las 10 ya andábamos a caballo hasta el refugio de los italianos… de lo más bonito del viaje.
Regreso a Buenos Aires….. en un vuelo infernal en el cual todos los pasajeros (en los que me incluyo) bajaron blancos y más de uno revisó la lista del santoral de cabo a rabo. Y de Buenos Aires con tangos y buena carnaza, para Madrid…

null

null

null

One thought on “LAS TORRES DEL PAINE, VERDADEROS MUROS DE PIEDRA QUE CLAMAN AL CIELO

  1. Nací en Magsllanes y me lleno de orgullo cada vez que escucho algo sobre mi tierra natal. Espero visitarla pronto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *