Las mejores fotografías de vida salvaje de 2020

Un año más el Museo de Historia Natural de Londres organiza el concurso Wildlife Photographer of the Year, un certamen reconocido como uno de los concursos de fotografía de la naturaleza más prestigiosos del mundo y en el que la máxima para recibir un galardón reside en la destreza y paciencia de los fotógrafos profesionales o amateur, para fotografiar el comportamiento animal y plasmar la diversidad de la naturaleza.

Las imágenes seleccionadas por el jurado en este prestigioso concurso, no solo buscan transmitir la belleza de la naturaleza que nos rodea en su estado más puro, sino también concienciar sobre el respeto a la vida natural y fomentar el conocimiento más allá de eslóganes publicitarios sobre el medio ambiente a la vez que denunciar los excesos pertrechados contra la misma naturaleza National Geographic.

El ruso Serguéi Gorshkov ha ganado el premio a la mejor fotografía de vida salvaje del año 2020 gracias a una espectacular imagen de un tigre siberiano abrazado a un árbol en el parque nacional Tierra del Leopardo, en la región de Primorie, en el Lejano Oriente ruso.

“Es una escena como ninguna otra, un vistazo único a un momento íntimo en lo profundo de un bosque mágico”, aseguró Rosamund Kidman Cox, presidenta del panel de jueces, en relación con la fotografía del animal, cuya especie se halla en peligro de extinción. Gorshkov inviertió once meses para captar la imagen, bautizada como ‘El abrazo’, que se impuso a las 49.000 instantáneas de todo el mundo que ha recibido el Museo de Historia Natural de Londres.

Foto: Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Sergey Gorshkov.

La finlandesa Liina Heikkinen, de 13 años, ha ganado el premio a la Joven Fotógrafa de Vida Silvestre del año por su instantánea de un zorro devorando un ganso en las afueras de Helsinki.

Foto: Liina Heikkinen. Zorro devora un ganso en las afueras de Helsinki (Finlandia).Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Liina Heikkinen.

En la categoría de “Retrato de animales” salió vencedor el danés Mogens Trolle por su fotografía de un joven mono narigudo macho.

Foto: Mogens Trolle. Mono narigudo.Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Mogens Trolle.

En cuanto a la modalidad “Comportamiento: anfibios y reptiles”, ha ganado la fotografía de una rana de cristal Manduriacu comiéndose una araña en los Andes ecuatorianos, cuyo autor es el español Jaime Culebras.

Foto: Jaime Culebras. Una rana de cristal Manduriacu se come una araña en los Andes ecuatorianos.Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Jaime Culebras.

Por su parte, el español José Luis Ruiz Jiménez ha ganado en la categoría “Comportamiento de las aves” por su instantánea de una familia de somormujos en una laguna al oeste de España.

Foto: José Luis Ruiz Jiménez. Dos somormujos en una laguna al oeste de España.Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Jose Luis Ruiz Jiménez.

En la categoría de “Comportamiento de invertebrados”, ha sido galardonada la fotografía realizada por Frank Deschandol en la que aparecen dos avispas a punto de entrar en sus nidos.

Foto: Frank Deschandol. Dos avispas a punto de entrar en sus nidos.Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Frank Deschandol.

Una instantánea de cuatro crías de manul en el Tíbet (China), obra de Shanyuan Li, ha sido la vencedora en la sección “Comportamiento de mamíferos”.

Foto: Shanyuan Li. Cuatro crías de manul en el Tíbet (China).Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Shanyuan Li.

El colombiano Gabriel Eisenband es el autor de la imagen premiada entre las dedicadas a “Plantas y hongos”, en la que aparecen margaritas de árnica blanca.

Gabriel Eisenband. Margaritas de árnica blanca en Colombia.Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Gabriel Eisenband

Songda Cai, de China, ha sido el ganador por la mejor “Fotografía submarina” por haber captado una paralarva de calamar de espalda de diamante en las profundidades marinas de la costa de Anilao, en Filipinas.

Foto: Songda Cai. Paralarva de calamar de espalda de diamante en las profundidades marinas de la costa de Anilao (Filipinas).Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Songda Cai.

Desde un gran cortado en el flanco sur del Monte Etna, la lava fluye dentro de un enorme túnel, resurgiendo más abajo en la ladera como un río rojo incandescente velado por gases volcánicos. Para presenciar la escena, Luciano y sus colegas habían caminado durante varias horas por el lado norte del volcán, a través de vapor apestoso y sobre caóticas masas rocosas cubiertas de cenizas: los residuos de erupciones pasadas.

Foto: Luciano Gaudenzio / Wildlife Photographer of the Year 2020 / Natural History Museum, London.

Fotografía ganadora en la categoría: Rising Star Portfolio. En los escarpados acantilados de una isla de Cerdeña, un halcón de Eleonora macho lleva la comida a su pareja. Se trata de un pequeño migrante, probablemente una alondra arrebatada del cielo mientras volaba sobre el Mediterráneo. Estos halcones de tamaño mediano eligen reproducirse en acantilados e islas pequeñas a lo largo de la costa mediterránea a finales del verano para coincidir con la migración otoñal masiva de las aves pequeñas que cruzan el mar en su camino hacia África.

Foto: Alberto Fantoni / Wildlife Photographer of the Year 2020 / Natural History Museum, London.

Fotografía ganadora en la categoría: Wildlife Photographer of the Year Portfolio Award. Estos dos feroces depredadores no se encuentran a menudo. El escarabajo tigre gigante del río persigue a sus presas en el suelo, mientras que las hormigas tejedoras permanecen principalmente en los árboles. No obstante, si se encuentran, ambas han de tener cuidado. Cuando una colonia de hormigas fue a cazar pequeños insectos en el lecho de un río seco en la Reserva de Tigres de Buxa, en La India, un escarabajo tigre comenzó a eliminar algunas de las hormigas.

Foto: Ripan Biswas / Wildlife Photographer of the Year 2020 / Natural History Museum, London.

Por último, el ruso-estadounidense Alex Badyaev, ganó la categoría de “Vida silvestre urbana” al fotografiar un mosquero cordillerano cerca de las Montañas Rocosas de Montana, en EE.UU..

Alex Badyaev. Mosquero cordillerano cerca de las Montañas Rocosas de Montana (EE.UU.).Wildlife Photographer of the Year / Natural History Museum/ Alex Badyaev.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.