Póker, croquet, mölkky y algunos más: los juegos más populares en algunos países

Hay juegos que se conocen en todas las partes del mundo pero no  en todos los países se juega con la misma frecuencia a ellos; en unos lo hacen asiduamente y prácticamente la mayoría de la población los disfruta, mientras que en otros se juega de forma más esporádica y son solo algunas personas las que se animan. En cambio, hay disciplinas que solo se juegan en un país determinado o en varios al estar muy arraigadas a la cultura o historia de esos lugares.

Estados Unidos y el póker

En Estados Unidos hay algo que muchos de sus habitantes hacen durante los fines de semana o después del trabajo cuando tienen algo de tiempo libre: echar una partida de póker. Pero que los estadounidenses jueguen mucho al póker no es casualidad, el país cuenta con numerosos casinos que han hecho que la cultura se impregne del juego, sobre todo en Las Vegas, una ciudad que es conocida por albergar a gran parte de los casinos del país, por la variedad de juegos en sus salas y por los torneos de póker para todo tipo de jugadores. De hecho, los casinos y todo lo relacionado con los juegos de azar es el principal atractivo y reclamo turístico de la ciudad.

Los guías turísticos ofrecen tours que se centran en los casinos, y muchos hoteles también disponen de un espacio habilitado como sala de juego. Como evidencia, no solo turistas extranjeros viajan hasta Las Vegas, muchos ciudadanos estadounidenses deciden pasar sus vacaciones allí, ¿qué mejor lugar para pasar el tiempo que en la ciudad de los casinos? Al fin y al cabo, lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas.

Esta ciudad de Nevada es conocida como La Capital del Entretenimiento Mundial, La Ciudad del Pecado y La Capital de las Segundas Oportunidades. Razón no le falta para haberse ganado estos sobrenombres: tiene más de 1.700 salas de juego, 122 casinos y más de 100.000 máquinas tragaperras. Estas últimas están en todos lados: aeropuerto, gasolineras, mercados, bares y restaurantes, algo que no se ve en ninguna otra ciudad. A pesar de que Las Vegas es el mejor ejemplo de que el póker es uno de los juegos favoritos de los americanos, en el resto de Estados Unidos hay casinos por toda la geografía, incluso en lugares en donde la densidad de población es baja.

Croquet y polo: Casi exclusivos del Reino Unido

Si algo tienen en común el croquet y el polo es que apenas se juegan en la mayoría de países, de hecho, muchos ni lo conocen. Se puede decir que prácticamente son exclusivos del Reino Unido, ya que la mayoría de personas que lo practican reside allí. De hecho, son la forma favorita con la que entretenerse de muchos británicos.

El origen del croquet hay que buscarlo en la Inglaterra del siglo XVII, cuando reinaba el rey Jacobo I. Aunque a simple vista los que no lo conocen podrían encontrar similitudes con el golf, el croquet es diferente. El juego consiste en golpear una bola de plástico o madera con un mazo y conseguir que pase por debajo de todos los arcos que hay en el suelo en el menor número de intentos.

Respecto al polo, su origen es aún a día de hoy desconocido. Se cree que surgió en Asia Central, aunque su primer registro histórico se sitúa en el siglo VI a.C, de la mano de persas y turcomanos. El juego se extendió por todo el continente, en especial por Constantinopla, Tíbet, China, Japón, Pakistán y la India. Fueron los británicos residentes en la India los que lo exportaron al Reino Unido, y tal fue su éxito, que hoy en día es practicado por muchos británicos cada fin de semana. En este deporte, cuatro jinetes tienen que marcar gol con una pelota pequeña de madera o plástico en la portería del equipo contrario. Para ello, utilizan una espacie de bastón.

El mölkky finlandés, un desconocido en el resto del mundo

El mölkky se ha creado en base a un juego de bolos que cuenta con mucha historia en Finlandia, el kyykkä. Su versión modernizada consiste en lanzar un palo de madera, llamado como el juego, contra unos bolos, también de madera, que están numerados del uno al doce, una numeración que sirve para dar un valor a cada bolo. El objetivo es conseguir 50 puntos: el primero en hacerlo, gana la partida. ¿Pero qué pasa si un jugador tira un bolo que hace que tenga más de cincuenta puntos? Entonces ese jugador pasará a tener de forma automática veinticinco puntos. Un juego más difícil de lo que parece, y en el que para ganar hace falta tener mucha puntería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.