Subida al pico Liguardi

Teresa López Doriaga

En un soleado y caluroso día de mediados de Agosto entre que hacíamos el bocata de tortilla y cosas varias se nos hizo un poco tarde para salir de Santander en busca de picos lejanos, asíque nos quedamos en la zona de Campoo y nos arriesgamos a morir de calor subiendo el Liguardi, un monte de 1.958m estupendo para hacer esquí de travesía en invierno.

Aparcamos en Proaño, al lado de la pista que sale del pueblo y que en ningún momento se abandona casi hasta cumbre, eso claro si eliges el modelo tradicional de ascensión, nosotros escogimos el “su propia aventura” y tiramos directamente, dejando una cabaña a mano derecha, al collado de Rumaceo, tuvimos suerte y nos pasaron cerquita un grupo de 5 venados (estaban más cerca de lo que se ve en la foto, que siempre me decís que exagero)

La subida no es nada complicada, lo peor el tramo cerca de cumbre que tiene roca y brezo pequeño y hay que andar con un poco de cuidado para evitar torceduras. Las vistas desde cumbre son preciosas, además con el día que teníamos se veía Campoo, Peña Sagra, Picos al fondo… ni una nube, pero ahí arriba ya no hacía tanto calor asíque buscamos un lugar un poco a resguardo del viento para comer.

Se puede optar por bajar directamente (ahí hay que buscar el camino con un poco de cuidado porque hay brezos muy muy altos) o sino subir al Cueto Cordel, que son 300m más. En cualquier caso se llega al pueblo de Abiada, que es desde donde se sale en invierno, y ya se coge un camino arbolado que lleva a Hoz de Aviada, Villar y otra vez a Proaño.

2 thoughts on “Subida al pico Liguardi

  1. Me ha parecido muy interesante la ruta y querria saber algun detalle mas sobre las fantasticas escaladoras que la realizaron .

  2. Fueron dos aguerridas montañeras y un experimentado guía que, aunque no se perdió, al final se quedó un poco atrás con la espalda echa polvo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *