ALPES. Balcones de la Mer de Glace


El Trotamundos. Javier San Sebastián Aller. 31/8/2012

Balcón de la Mer de Glace

Hay lugares que dejan en nosotros un recuerdo imborrable, que deseamos compartir con quienes apreciamos y queremos; uno de ellos es el camino que nos permite acceder al refugio de Couvercle, por el margen derecho de la Mer de Glace. Se trata de un recorrido muy aéreo y con una belleza espectacular.

El entorno de Chamonix ofrece recorridos fantásticos, a cual más interesante. Incluso el habitual día de tiempo inestable permite caminar por lugares sencillos que ofrecen vistas espléndidas, como el “Pequeño Balcón Sur”, subir con remontes mecánicos hasta las morrenas terminales de varios glaciares como Bossons o Argentière o visitar otros lugares de interés, como la ciudad de Annecy o la garganta de la Diosaz.

Glaciar de Bossons

Afrontamos la preciosa travesía por el llamado “Balcón Sur”, al que añadimos la subida a los lagos Cornu, Noirs y Blancs. Sólo lo apunto, pues ya ha sido publicado en esta web por otro de los viajeros de esta salida.

Azucena Martagón en el comienzo del camino

De izquierda a derecha Aiguille de Midi, Mont Blanc de Tacul, Mont Maudit y Mont Blanc, de frente los glaciares de Bossons y Taconaz

Un íbice, con la Aiguille Verte detrás

El día siguiente subimos por el Col de Balme hasta el refugio Albert I y el glaciar de Tour. Pocos recorridos sencillos como éste nos permiten apreciar tan de cerca una lengua glaciar y pasear sobre él.

Glaciar de Tour y A. de Chardonnet

En el glaciar de Tour

Grietas y seracs desde el plateau glaciar

Caminando sobre el glaciar

La siguiente jornada es para tres de nosotros el día clave; madrugamos para subir una vez más a la Aiguille de Midi.

Mont Blanc desde la A. de Midi

Más tarde tomaremos el tren de Montenvers para iniciar el camino de los Balcones de la Mer de Glace. Una sucesión de escalas ancladas a la roca nos deja en el glaciar, que atravesamos para comenzar la dura ascensión por los primeros tramos equipados.

Las personas nos dan la verdadera dimensión de las grietas

Primeros tramos del recorrido

El camino continúa sobrevolando el glaciar, a veces por estrechos corredores, otras por pasos asegurados con herrajes, otras por zonas cómodas, pero siempre aéreas. Sube, baja, desaparece de la vista, parece perderse pero encuentra las entrañas accesibles de la pared. Cada momento el panorama es más y más impresionante.

El circo de Charpoua, por el que atraviesa el camino

Aiguille de Tacul. A la derecha el Diente del Gigante

El glaciar de Tacul se precipita desde la Vallée Blanche

Jose Luis en el refugio de Couvercle

En Couvercle disfrutamos de una fantástica luz crepuscular.  La mañana siguiente descendemos por el camino sobre una morrena del glaciar de Talèfre y tras unos tramos de escalas largos y verticales, llegamos a la Mer de Glace.

Atardecer desde Couvercle. Glaciar de Leschaux y Grandes Jorasses,

Mont Blanc de Tacul

Descenso por una morrena

Las vertiginosas escalas de descenso desde Couvercle

Regreso por la Mer de Glace

Finalizamos la jornada acercándonos desde Chamonix al teleférico de Grands Montets, tan espectacular como el de la Aiguille de Midi, pero sin sus aglomeraciones. Allí se disfruta una vista  extraordinaria sobre el glaciar de Argentière, Mont Blanc, Aiguille Verte,  Drus, Mont Dolent o las Droites.

Glaciar de Argentière

Aiguille Verte

DATOS PRÁCTICOS:

Días 3 al 12 de agosto de 2012. Viajamos seis personas en una furgoneta alquilada en Salamanca, con la que hicimos 3200 km. (Viaje a Chamonix y una escapada a Annecy, a unos 80 km)

Fuimos por Irún – Burdeos – Lyon. La mayor parte del tiempo por autopista.

Coste total de los peajes: 170 €. Aunque nosotros no lo hicimos, se puede sacar por internet una tarjeta de telepeaje para no tener que parar y andar siempre pendiente de las monedas. La mayoría de los puestos de peaje son automáticos, sin personal.

Gasoil: 263 l (calculado según el ordenador de a bordo de la furgoneta (394 €)

Alojamiento: En Les Houches, apartamento Les Balcons D’Anaïte, de 10 plazas teóricas. Para estar seis, e incluso 8, está bien. Nos costó, todo incluido 985,80 €. Cobran un euro/día x persona de impuesto turísitico ( + el alquiler de juego de sábanas para cama individual y toallas 10 €).

Los transportes públicos (autocares y tren) en el valle de Chamonix son gratuitos para quienes nos alojamos allí (hay que pedir una tarjeta en el alojamiento, aunque en la práctica no piden billete a nadie). Es muy útil para no depender del coche, aparte de más barato y respetuoso con el medio ambiente.

Venden una tarjeta Multipass para acceder a la mayoría de los remontes; está bien cuando se va a subir muchos. Si no se va a subir a la Aiguille du Midi,  (o si hay las previsiones meteorológicas no son favorables) probablemente no interesa. Además del precio que anuncian (consultar en internet) cobran 3 € por cada tarjeta (lo pone en la propaganda pero en letra minúscula); no es una fianza, sino parte del precio.

El precio de la comida en Chamonix es muy alto. Si es posible, conviene llevar lo que se pueda desde aquí.

NOTICIAS RELACIONADAS

Valle de Chamonix, senderismo bajo Mont Blanc

Valle blanco – Un descenso a los pies de los gigantes

Mont Blanc. Ruta de los cuatromiles. Agosto de 2011

Tres cumbres en los Ecrins

 

 

 

One thought on “ALPES. Balcones de la Mer de Glace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *