EL PELADO. LA MODESTIA DE GREDOS CON GRANDES RECOMPENSAS


Javier Elcuaz del Arco

Cumbre del Pelao

El Pelado, tanto por su altitud (2.230 m.) como, quizá, por su nombre, no está entre los picos más visitados por los montañeros que buscan el contacto con el firme granito que conforma los cuchillares, agujas y riscos de la Sierra de Gredos. Sin embargo, la travesía invernal por las cuerdas que en él rematan, ofrece la belleza suficiente para incluirlo dentro del grupo de los obligados para conocer la esencia de este sistema montañoso.

Al fondo el Pelao

Durante el recorrido veremos en la distancia la vertiente oriental de de la sierra de Béjar y disfrutaremos de una vista privilegiada de la garganta de Galín Gómez, la laguna de La Nava y el Corral del diablo hacia el oeste. Desde la cumbre destacan hacia el sur la Covacha y el Hurraco entre collados. Hacia el este la mirada es atraída incansablemente por la magnífica cara norte de El Cancho y, destacando sobre  la suavidad de Sierra Llana se levantan los picos más altos del macizo central de Gredos. Las sierras de Villafranca y La Serrota cierran la vista por el norte.

Berciosa

El pico se encuentra en el macizo occidental de la Sierra de Gredos. Este sector, conocido como sierra de El Barco, acoge tres lagunas de origen glaciar localizadas en sus respectivos circos con acceso desde el norte por tres gargantas diferentes. El Pelado cierra por el este el circo glaciar que acoge a la laguna de La Nava y remata la cuerda de Prado Campos que limita la garganta de Galín Gómez por el este. Esta garganta comienza cerca del pueblo de Nava del Barco. Nuestro recorrido comenzará en Navalguijo, pequeña localidad con bastantes muestras de arquitectura tradicional, más cercana a nuestro objetivo y donde también comienza el sendero que asciende hasta otra de las lagunas mencionadas, en este caso la de Caballeros, aunque muy alejada de nuestra ruta.

Cresteando

A  medida que aumenta la altitud pasaremos entre masas dispersas de rebollares (Quercus pirenaica), hasta el límite del bosque, donde comenzará el piorno serrano (Cytisus purgans), escobón (Cytisus eriocarpus), retama negra (Cytisus scoparius), piorno albar o retama blanca (Genista florida), aulaga (Genista erioclada), cambruño (Adenocarpus hispanicus) y retama común (Retama sphaerocarpa). Los altos pastizales están formados por herbáceas resistentes que reciben el nombre de cervunales (Nardus stricta) y constituyen el alimento de las vacas de color negro brillante que nos miran fijamente cuando caminamos entre ellas durante el verano. Ya en el descenso atravesaremos un pinar de repoblación (Pinus silvestris y pinaster) antes de alcanzar el robledal que rodea Navalguijo.

A cumbre

La composición ácida de las rocas del entorno, ricas en sílice, y la humedad del clima, favorecen el desarrollo de líquenes silicícolas (Rhizocarpon) que proporcionan al roquedo sus características tonalidades verdosas y negruzcas.

El animal más característico de la zona es la cabra de Gredos (Capra pyrenaica victoriae), abundante gracias a la política de protección aplicada desde inicios del siglo XX. La población actual se estima en unos 8.000 ejemplares. Aunque mucho más abundante en verano, también la podemos ver en los pastizales no cubiertos por la nieve.

Corral_Nava

Entre las numerosas aves existentes en la Sierra de Gredos, las que más se aproximan a las altas cumbres y pueden atraer nuestra atención figuran el buitre leonado y negro, águila real, águila culebrera, águila calzada, milano real, ratonero común, acentor común y alpino y el cuervo.

Descenso

La ruta que se propone salva un desnivel de mil metros de subida y otro tanto de bajada. Comienza a la entrada de Navalgujo remontando el arroyo que baja de la garganta de La Lanchuela que se salva por el puente que vemos desde el mismo inicio. De aquí parte un sendero entre lajas y bloques erráticos de granito por donde seguiremos desviándonos hacia la derecha para subir por la ladera norte de la garganta mencionada. Un cómodo sendero entre matorral nos llevará hasta los prados de La Berciosa desde donde ganaremos la cuerda de Prado Campos que nos llevará hacia el sur hasta la cumbre de El Pelado. Para regresar continuaremos hacia el sur por el Pelado Bernardo y seguiremos la cuerda del Campillo que desde aquí se prolonga hacia el noreste hasta el Picario. Con Navalguijo ya a la vista, buscaremos el mejor paso entre las masas de piornos que tapizan esta ladera cruzando el pinar que se levanta ante nosotros, hasta salir al sendero que hacia la derecha lleva a la laguna de Caballeros y hacia la izquierda nos dejará en el punto de partida.

La duración de este recorrido circular es de unas siete horas.

Sol y nubes

Rayo de sol

One thought on “EL PELADO. LA MODESTIA DE GREDOS CON GRANDES RECOMPENSAS

  1. a1Hola compaf1ero! Me gustareda leer que el viaje que este1s hendacio lo este1s hendacio en moto. Sereda una verdadera alegreda, jeje. Aunque no se9 yo Los sitios que vas a visitar (o este1s hacie9ndolo ya) son preciosos. Espero que pongas fotos de todo lo que has ido viendo.A ver cue1ndo nos vemos otra vez, que ahora que llega el invierno las saliditas del club se acercare1n por tus alrededores, que cuando hace fredo apetece costa para no pasar tantas penurias , jeje.Un saludo, Marcos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *