MADEIRA, VERDE VOLCÁNICO LABRADO POR EL AGUA

Texto de Manolo Santervás. Fotografía de Javier Elcuaz y Manolo Santervás

null

null

La isla de Madeira es un lugar que deja huella en el viajero que se acerca a ella. Ya desde la llegada sientes que algo es distinto, el aterrizaje en el aeropuerto de Funchal requiere toda la pericia de los pilotos por tratarse de una pista semejante a un portaviones (algo mas grande, gracias a Dios) y encoje el estómago de los viajeros…. Madeira recibe su nombre del portugués, significando madera por el abundante arbolado que puebla la isla (en realidad hay dos islas principales la de Madeira y porto santo, más tropical y turística pero con menos interés excursionístico).
Desde Funchal, donde hay un buen número de alojamientos de todo tipo, realizamos un buen número de excursiones y trekking por la isla siguiendo las llamadas levadas. Las levadas son antiguos canales que suministraban agua a las plantaciones y poblaciones de la isla y para su mantenimiento se crearon caminos y túneles que son los que aprovechamos para recorrer este paraíso.

null

Lo primero que sorprende en Madeira es la exuberante vegetación, y la elevada humedad, otra cosa que sorprende son los abruptos desniveles que nos encontramos y que hacen espectacular el paisaje y las vistas. La ascensión al pico Ruivo nos permitió observar la diferencia entre el lado norte de la isla, casi siempre cubierto de niebla y el lado sur más seco. La excursión al cabo de San Lorenzo con vistas de impresionantes acantilados volcánicos y las coladas de antiguas erupciones hacen que uno no sepa a dónde mirar en cada momento sin dejar de admirarse.
Las levadas de Ribeiro Frio a Portela, el Caldeirao verde y la visita al Curral das Freiras (antiguo convento) no se deben perder. Poco a poco uno va perdiendo el miedo a circular por estos senderos del vértigo que discurren al lado de las levadas, por encima del canal y a veces en el interior de túneles que te permiten atravesar de un valle a otro y descubrir paisajes cautivadores. Un paisaje distinto que bien vale una visita.

null

null

null

null

null

null

null

null

null

Texto de Manolo Santervás. Fotografía de Javier Elcuaz y Manolo Santervás

One thought on “MADEIRA, VERDE VOLCÁNICO LABRADO POR EL AGUA

  1. Unas fotos impresionantes. Madeira es un auténtico paraíso para senderistas, por los cientos de senderos, caminos, levadas…unos paisajes hermosísimos y unas vistas que quitan el aliento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *