RUTA DEL CALIFATO, DE CÓRDOBA A GRANADA

UN VIAJE POR EL TIEMPO

Ruta del Califato

…y así transcurrió el viaje, tal y como teníamos previsto, bueno casi como teníamos previsto porque, sin duda en estos singulares recorridos lo que no faltan son sorpresas, anécdotas que no olvidaremos y que son las que hacen afición, o acaban con ella definitivamente como en algunos casos…

El calor nos acompañó desde el primer momento paseando por la feria de Córdoba entre ese entramado de casetas, donde caballos, jinetes y carruajes mostraban su poderío lleno de colorido y esplendor, pero con un aire que aunque respetuoso, no falto de insultante arrogancia hacia aquellos que a pie caminábamos por el albero del recinto.

Córdoba

Córdoba

Córdoba, ruta del Califato

Córdoba, Ruta del Califato

Mesquita de Córdoba, Ruta del Califato

Mezquita de Córdoba, ruta del Califato

Las calles del barrio antiguo y su entorno apenas si mostraban alegría y bullicio, seguro que el calor y la feria absorbieron la viveza de tan bella ciudad. La capital nazarí muestra todo su esplendor a través de La Mezquita, pero son muchos los rincones que esconde; La Calahorra , Alcazar de los Reyes Cristianos, La Judería , Plaza del Potro,…Y como no la cena en “Falete”, mas que recomendable.

Pero inexorablemente el tiempo pasa y tenemos que iniciar la ruta, que con calor y sufridas cuestas nos llevará camino de Castro del Río. Lugar este donde pasaremos la noche, apostados entre los olivos, un buen sitio tranquilo, y venteado, cosa que se agradece después de las altas temperaturas del día. Tres características comenzamos a apreciar, y que serán durante estos días la tónica general; castillos y alcazabas, pueblos encalados, y la última que no por eso menos importante, todos los lugares estratégicos a visitar se encuentran en altos, lomas o cerros que continúan empinándose con exagerada aspereza hasta alcanzar el castillo, pueblo o fortaleza.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

La mañana era agradable en este tercer día, los caminos y carreteras como los del día anterior, sube y baja constante, cuando no sube-sube-sube, así hasta Baena, kilómetros suficientes para fraguar en un compañero de viaje la idea de que aquello de rodar tenía que acabar y no dentro de cinco o seis días precisamente, ahora o nunca, pues de lo contrario “la muerte será dolorosa y larga…” Pero antes quedaba disfrutar de la belleza de Baena, su Almazara de Aceite, mas parecido a un museo en impoluta conservación, que una fábrica al uso, y menos la de mayor producción en la zona, con reconocido prestigio y grandes ventas en las antípodas de este pueblo, comarca, país y continente, “Núñez de Prado, casa de labranza y almazara”, donde nos atendieron con gusto y  amabilidad exquisitos, tanto como las aceites que representan. Desde allí alcanzar Castillo, murallas y Ayuntamiento, siempre resulta más fácil, sobre todo porque el pueblo no deja de entretener con sus muchas y singulares casas, estrechas callejuelas y antiguas Puertas de sus murallas.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Abandonamos con avidez Baena camino de Zuheros que seguro nos espera con su pequeño pero emblemático castillo en el altozano del roquedo que lo mantiene, dejando a sus pies la que fuera vía de ferrocarril, y que hoy cumple papel turístico como Vía verde, concretamente la llamada del Aceite. Buenos recuerdos me trae, pues unos años atrás la recorrimos en familia, empapándonos de olivares en flor, suelos aterronados rojizos de la humedad que esa época del año propicia si viene como rige en libros e historia, y la afectuosa acogida del amigo Nicolás en su mesón a pie de vía, lugar que antes que después seguro visitaremos, (Restaurante Nicol´s).

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Ya en la agradable plaza del pueblo nos interesamos por la Cueva de los Murciélagos , y efectivamente tuvimos suerte de conocer a Carmen, encargada del museo y de las visitas a la Cueva , la cual visitamos gracias a ella que nos llevó en su coche, ya que el puerto que la precede y la hora, cinco de la tarde, no es aconsejable para hacerlo en nuestras infatigables bicicletas .Un buen recuerdo y agradable rato sin duda, (todos los murciélagos tienen nombre y apellidos otorgados por estos encantadores guías, y lo mas curioso , los reconocen con facilidad, o por lo menos eso dicen, aunque, ¡hombre! , distinguir unos de otro como que se me hacía difícil…).

Ruta del Califato

Ruta del Califato

No parece que nos conformemos hoy , y continuaremos ascendiendo hasta donde la carretera  se acaba y comienzan los caminos que siguen ascendiendo desde Luque . Estamos en la Sierra Subbética y aunque nos saldremos un poco bastante de la ruta, no podemos dejar pasar la oportunidad de rodar por este escarpado terreno, que por otra parte aparece como alternativa en nuestra guía del “Legado Andalusí”. Encinas, quejidos, lentiscos y diversas especies de matorral nos acompañan, atrás y debajo de nosotros va empequeñeciendo el castillo de Luque, aquél que tanto nos costo alcanzar y que pensábamos que ponía fin a la ruta del día , pues no fue así y continuamos hasta el collado por debajo del Pico Lobatejo, lugar este donde montamos nuestras tiendas para pasar una agradable y fresca noche, rodeados de un cielo totalmente estrellado, ¡ah! y espantando la jauría de ibéricos que campeaba por la zona y que no quería retirarse sin probar un poco de nuestros enseres mas preciados en esos días, comida y tiendas de campaña.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Rodamos desde las primeras horas del siguiente día en franca bajada , por un camino interesante que nos muestra un poco del corazón de la Sierra. Una parada en la finca del cabrero nos permitirá observar las técnicas actuales de extracción de leche, sin las cuales sería imposible mantener ganadería de este tipo, y aunque contrasta con el lugar no solo no sorprende sino que esta más que justificado para mantener esta sufrida forma de vida.

Hasta Carcabuey nos deslizamos por un sinuoso camino, en el cual encontramos un magnífico chorro artificial de agua que nos permite utilizarlo como improvisada lavandería, y al tiempo charlar con los guardas de la Junta que amablemente nos describen las singularidades de la zona.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Atrás quedó Carcabuey, su puente de piedra, castillo y aljibe, y que pena de no disponer de tiempo para llegando la hora del almuerzo habernos homenajeado con un buen plato de “habichuelas amonás”, típico y autóctono plato de la zona. Pero debemos de continuar, nos espera Priego con su sorprendente bullicio y su espectacular Barrio de la Villa, donde las estrechas callejuelas, su mantenido encalado  y las flores que decoran todos sus rincones, te envuelven sin duda en un ambiente puro andaluz, lleno de frescura y color. El paseo por el escarpado del “Adarve”, pone fin a nuestra presencia en Priego.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

El calor contínua acompañándonos son las peores horas, para atravesar la “tachuela” que nos devolverá a nuestro camino original, el cual abandonamos para visitar la cordillera Subbética. Al cabo de unas tres horas alcanzaremos el ya mencionado restaurante de Nicol,s donde no habrá habichuelas pero si otros manjares que repondrán nuestras pesadas piernas, y así permitirnos continuar por la Vía Verde, camino de Alcaudete, no sin antes visitar las Lagunas del Salobral, y su diversidad de aves que se dan cita durante todo el año en las mismas; flamencos, ánsares, pato colorado…, también es característico en sus aguas y como consecuencia de la salinidad de las mismas las algas y brezos de mar.

¡Por fin una cama!, y una ducha claro, que ya toca…El castillo de Alcaudete es espectacular y al igual que el resto situados en lugar estratégico, ahora no es el mejor momento para visitarlo ya que están en plenas obras de rehabilitación, esperamos que se esmeran y que no se note la rehabilitación mas allá de lo suficiente para evitar que se deteriore o pierda este ejemplo de arquitectura medieval.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Repuestas las fuerzas y después del sueño reparador de una mullida cama, pedalear es mas fácil y el serpenteanteante camino que nos llevará hasta Castillo de Locubín  nos permitirá escuchar el consejo de un lugareño de no marchar de la zona sin visitar el nacimiento del Guadalcotón, alegre y ruidoso arroyo de aguas cristalinas que tiene su nacimiento en la ladera montañosa. Un lugar agradable reconvertido en parque de uso cotidiano para las gentes del lugar, por sus refrescantes aguas y su arboleda que atenúa los rigores veraniegos. Dejamos el pueblecito sin saber que nos esperaba una sorprendente cuesta por la cual no suben ni tan siquiera los propios de la zona a recoger la cereza…, fue lo único positivo ya que hicimos un descanso para echar unos tres kilos a nuestra alforjas, de las cuales dimos buena cuenta posteriormente  y tras un refrescante alto en el camino en un antiguo lavadero.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Ya llegamos a Alcalá la Real y su fortaleza de la Mota, histórica ciudad que desempeñó un papel importante en la ocupación árabe. En abatares continuos la elegante Alcalá paso de manos árabes a cristianas y viceversa en diferentes momentos hasta que definitivamente quedó bajo la mano de la Corona, jugando a partir de este momento un papel decisivo en la reconquista. La Iglesia Mayor insertada en la fortaleza, muestra lo que por aquél entonces era el incipiente barroco andaluz.

Amanece que no es poco…, como decía el título de la película de José Luís Cuerda. Después de una noche movidita con fuerte viento y en precario lugar ya que la noche se nos adelantó, obligándonos a montar las tiendas a tientas prácticamente, y sorteando el viento que una y otra vez te obligaba a volver sobre los mismos pasos, para intentar ordenarte dentro del desorden. Pero de día se ven de otra manera las cosas y el puertecillo de ascenso a Moclín promete sin duda.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

La ciudad nazarí enclavada en un estratégico escarpe fue la llave de Granada, pues su enclave si que era decisorio para un desenlace. Entre Moclín  y Granada solo estaba el valle, y creando la avanzadilla de Santa Fé, todo era cuestión de tiempo. Aquí, y concretamente en “La casa del Pósito”, conocimos a  Manuel Caba, erudito en materia de historia de Granada y su reconquista, además de artesano de la forja. Nos describió con detalle anécdotas de entonces, las cuales te hacen ver que esta novedad que hoy resplandece sobre la “Alianza de civilizaciones” como social, responsable e innovadora, ya se practicaba  entonces y sin pábulo o protagonismo alguno, mas que la búsqueda de eficacia y  mejora en las relaciones entre unos y otros. Buen sabor nos dejan las anécdotas de Manuel, que se ha mostrado además,  hospitalario y acogedor enseñándonos la Fortaleza así como parte de sus tesoros guardados en ese antiguo granero público.

Moclín es ademas un lugar fantástico para buscarse una casa rural de Hundredrooms para descansar antes de entrar en Granada, su estratégica posición geográfica, permite al viajero disfrutar de una extraordinaria panorámica de la Vega de Granada, la ciudad Nazari, y sobretodo, de Sierra Nevada, un autentico espectáculo de la naturaleza, especialmente en los atardecer y si la sierra esta cubierta de nieve, el espectáculo puede ser aun mayor. Además en Moclín podemos deleitarnos, durante la noche, con su antiguo castillo iluminado y los típicos rincones andaluces que posee el pueblo enclavado en plena serranía.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Pedaleamos hacia Granada, cada vez mas cerca, frente a nosotros la Sierra,  sus cumbres y sus perennes nieves. Todo marcha sobre lo previsto y si no tenemos novedad el atardecer lo veremos cuando siembren de rojo  los últimos rayos de sol La Alhambra, y todo ello desde el barrio del Albaycín, privilegio este que se debe disfrutar con tranquilidad y sosiego dos veces en la vida por lo menos, conjuntamente con la obligada visita a La Alhambra.

Toca a su fin nuestro viaje y un agradable baño en las aguas verdosas del pantano del Cubillo antes de llegar a Granada lo ponen de manifiesto, hemos conseguido realizar la idea inicial y hemos disfrutado, pero seguro que será el tiempo quién permita que asimilemos las diferentes experiencias y anécdotas de este pequeño periplo. Ahora comenzaremos a pensar en el siguiente, que seguro será igual o mas exigente , pero también lleno de apetitosas imágenes que recorreremos con alforjas, ruedas y mucho espíritu que seguro nos hace falta.

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Ruta del Califato

Ruta del Califato

granada, Ruta del Califato

Granada, ruta del Califato

Granada, Ruta del Califato

Ruta del Califato

Pepe Acera Cruz, Toño, José Ángel Hernández

Otras rutas publicadas en la web de estos aventureros

8 thoughts on “RUTA DEL CALIFATO, DE CÓRDOBA A GRANADA

  1. Acabamos de llegar de realizaqr esta ruta y es muy recomendable. El paisaje es difernete al que mostrais en las fotos y vale la pena disfrutarlo en esta epoca.

  2. Jose un placer ver tus aventuras. Se nota que disfrutáis preparando y haciendo las rutas. Habéis visitado un buen número de lugares y seguro que estas pocas imágenes son un muestra pequeña de todas las que habrás hecho.
    Un abrazo

  3. Córdoba no es la capital nazarí: eso es Granada. Pena que pongáis tantas fotos anodinas de lomas con trigo y no aparezca ni una sola foto de Priego, donde hasta la plaza de toros es monumento nacional.

  4. Gracias por este recorrido de un lugar se ensueños. Realmente me gustaría vivir en un pueblo pequeño y pintoresco, como los que veo en los recorridos que hacen. Mis padres, lamentablemente fallecidos, son españoles. Mi padre de Orense y mi madre de Santiago de Compostela. Siempre añoraron visitar el terruño, lo cual no pudieron hacer por razones económicas. En esos lugares debo tener familia, que no conozco y quizás algún día pueda conocer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *