Vigo

Lisboa-Vigo (III)

La mañana del vivac es acompañada de un paseo, “tomando las aguas” que diría mi compañero de viaje… dícese de la acción de mojarse los pies hasta los tobillos, dejando que el fluir arterial palpite con mayor energía a la vez de reconfortar la zona plantar con suave masajeo arenoso…    

Lisboa Vigo (II)

Se agradece el terreno plano que nos acompaña entre Lisboa y Cascais. El pedaleo poco a poco se van acostumbrando al exceso de carga que transportamos y la cadencia comienza a ser mantenida.  

Lisboa Vigo. Viaje en BTT por la costa de Portugal

Con el fado dejamos atrás la seudade del luso, del 28 eléctrico testigo único del entramado pasional y enloquecido que envuelve en aire salino el decrépito y vivo color de esta babilonia que reclama espacio en el continuo e inmenso azul con apodo de mar, pero que no pasa de extenso e inmenso río.