Excursión de un día desde Nueva York a Washington

En el año de 1791, entre los estados de Maryland y Virginia, se levantó una ciudad diseñada para convertirse en la capital de los Estados Unidos de América, llamada Washington. Esta ciudad, como sucedió a lo largo de la historia en otros continentes, no surgió de la destrucción ocasionada por guerras, incendios o terremotos, surgió del capricho de los políticos de la época que dominaban los Estados Unidos, y lo fue como símbolo del poderío económico y político de este país, poderío que se acrecentaría con el devenir del tiempo, especialmente después de la primera y segunda guerra mundial.

Washington-monument

El Rincón del Trotamundos

Al visitar Washington no debemos olvidar que la historia de los Estados Unidos es muy reciente, a diferencia de lo que sucede con otros estados de Europa, Asia o África cuyas raíces se hunden por siglos y siglos de historia en antiguas civilizaciones que levantaron ciudades y fortalezas. En los Estados Unidos la historia pertenece a  los indio nativos y esas civilizaciones desgraciadamente desaparecieron con la llegada de los blancos europeos a esta parte del continente americano.

Washington-barrio antiguo

El hecho de su origen no nos debe llamar a engaño, pues a pesar de ser una ciudad reciente y diseñada desde cero en los más mínimos detalles, está repleta de historia reciente de los aconteceres habidos en los Estados Unidos durante los tres últimos siglos. Pero además posee un buen numero de espectaculares monumentos y museos llenos de historia. Pero para el viajero lo más importante es poder admirar en toda su plenitud y belleza este legado histórico, y disfrutar en nuestro recorrido por estas nobles instituciones culturales que tiene la ciudad de Washington.

Excursión de Nueva York a Washington. Si tienes poco tiempo y quieres aprovecharlo al máximo, y además prefieres despreocuparte de todos los detalles del viaje; los billetes, el equipaje, la comida, los transportes y las entradas a los museos y los monumentos, lo mejor es que busques algún tour de un día que organice estos viaje desde Nueva York a Washington con guías acompañantes en español y en ingles. Una observación muy importante, la mayoría de los monumentos que posee Washington son edificios de grandes dimensiones, por lo que al atardecer, cuando son iluminados, su proporcionalidad se acrecienta y es como si tomasen vida propia al margen de los arquitectos que los diseñaron, al igual que sucede con las fuentes, los jardines y las amplias avenidas.

Washington-Capitolio

Qué ver en Washington DC durante un día

Antes de comenzar la excursión, lo primero que debemos saber es que la ciudad de Washington DC no es uno de los 50 estados de Estados Unidos, pues para distinguir la capital de los Estados Unidos de otro estado que lleva este mismo nombre, se la considera Distrito Federal. El nombre de esta ciudad es en homenaje a George Washington, el que fuera primer presidente de los Estados Unidos y uno de los padres fundadores del país. Pero el presidente Washington fue un personaje muy conocido entre los americanos, por ello la capital no es la única que le rinde pleitesía, por lo que dentro de Estados Unidos existe un estado que también se llama Washington, pero este se encuentra en la costa oeste haciendo frontera con el vecino Canadá.

En nuestra excursión por Washington nos encontraremos con icónicos edificios modernistas que albergan famosas universidades, varios museos a los que se accede de forma gratuita, grandes avenidas que deslumbran al visitante, y algunos barrios históricos que hacen de la capital de Estados Unidos un lugar agradable y relajado para pasarlo a lo grande durante nuestra excursión de un día por esta ciudad en cualquier época del año, si bien la primavera es la más agradecida.

Empezamos el recorrido por el Capitolio, una de las atracciones turísticas más interesantes de la ciudad, este monumento se sitúa en el barrio de Capitol Hill y su peculiar cúpula seguro que la habremos visto en cientos de reportajes, películas, series de televisión y fotografías por todo el mundo. En su interior alberga las dos cámaras del Congreso de los Estados Unidos. El edificio fue inaugurado en 1800, y ocupa un territorio de más de diez hectáreas distribuidas entre paseos, amplias calles y hermosos jardines en los que el viajero puede descansar, hacer fotografías y hasta comerse el bocadillo.

Washington-Capitolio

Ubicado en uno de los extremos de la ciudad, se encuentra otro de los lugares que visitar en nuestro viaje, se trata de un monumento que honra la memoria de Abraham Lincoln, tiene forma de un templo griego y en su interior se encuentra una estatua del presidente, en parte el monumento de grandes proporciones, se halla rodeado por un lago. El memorial fue levantado a partir de veintiocho columnas de mármol, y ha sido testigo de numerosos acontecimientos acaecidos en los Estados Unidos, entre los que destaca la histórica ‘Marcha de los negros por el Trabajo y la Libertad’ acaecida el 28 de agosto de 1963, donde Martín Luther King pronunció su famoso discurso ‘Yo tengo un sueño’.

Monumento-Abraham Lincoln-Washington

La Casa Blanca es la residencia oficial de los presidentes de Estados Unidos y centro de trabajo. Este edificio fue construida en 1790 por el entonces presidente George Washington, quien encargó su diseño al arquitecto James Hoban es de estilo neoclásico, como muchos de los grandes edificios de la ciudad. La Casa Blanca esta situada en la Avenida de Pensilvania, el inmueble es uno de los más famosos de los Estados Unidos, desde este edificio se dirigen los designios del país, y de parte del mundo.

La visita a los museos de la ciudad son un apartado importante si queremos conocer parte de la historia de los Estados Unidos, el desarrollo social, económico y científico del país.

El Museo Nacional del Aire y el Espacio, si hay una atracción que atrae sobre las demás entre los visitantes de la ciudad, es este enorme hangar que contiene la mayor colección de aviones y naves espaciales del todo el mundo. 

Jardines-Washington

El Museo Nacional de Historia Natural, es otros de los lugares de visita obligada en Washington sobretodo si vamos acompañados por adolescentes, con más de 125 millones de especímenes de fósiles recopiladas en todo el mundo; animales, minerales, plantas, rocas y restos de meteoritos conforman esta inmensa colección.

La Galería Nacional de Retratos, pose miles de imágenes de personajes ilustres y famosos de los Estados Unidos, desde presidentes a científicos, pasando por estrellas de cine, exploradores o cantantes que algún día fueron famosos. 

El Museo Nacional de Historia  de Estados Unidos, cuenta con tres plantas de exposiciones abiertas al publico en las que se hace un completo recorrido por la historia del país.

El Museo del Espionaje es uno de los lugares de Washington más visitado y ello a pesar del alto precio que tienen las entradas (22 dólares americanos). A través de más de 700 objetos se viaja por la historia de los espías reales no de los que aparecen en las novelas de ciencia fisión, siendo parte de la exposición los agentes la CIA, el MI6, o KGB. Exposiciones sobre terrorismo, guerra sucia, le guerra civil de Estados Unidos y la Guerra Fría. Todo ello forma parte de un recorrido que se complementa con algunas experiencias interactivas aptas solo para amantes de la adrenalina.

Jardin botánico-Washington

Otro de los lugares a visitar es el Monumento a Washington se puede ver desde la lejanía, pues el mismo tiene una altura de 170 metros, el obelisco esta esculpido en mármol. Con el se conmemora al primer presidente que tuvo Estados Unidos, su construcción comenzó en 1848, pero se prolongó hasta 1884 por la falta de recursos, cuando estuvo terminado el obelisco se convirtió en la edificación más alta de toda la ciudad. Al haberse construido en dos fases, se puede distinguir a simple vista dos colores en su estructura, ello es debido al uso del mármol procedentes de canteras diferentes.

Washington-DF-ESTADOS-UNIDOS

Muy cerca del edificio del Pentágono y separado de Washington por el río Potomac, se encuentra el cementerio de Arlington, este camposanto es el lugar donde reposan los restos de los veteranos de todas las guerras en las que ha participado la nación de Estados Unidos, y son muchas en su corta historia, desde la de Independencia hasta la de Vietnam, Afganistán o Irak. Asimismo, puede contemplarse varios memoriales, entre ellos el del transbordador espacial Challenger y otro más levantado en recuerdo de los fallecidos el 11 de septiembre en el ataque a las Torres Gemelas en Nueva York. 

El Memorial a la Segunda Guerra Mundial fue abierto en 2004, es otro de los lugares que podemos ver en la ciudad de Washington más por su simbología que por su interés arquitectónico o histórico. El lugar fue convertido en Parque Nacional y conmemora la participación de 16 millones de soldados de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en esa contienda, y la muerte de 405.399 de ellos en los distintos frentes. El monumento esta formado por dos arcos, una fuente en el centro y 56 columnas de granito, una por cada estado y territorio que existía en esa época.

Y por último, damos por finalizado nuestro recorrido por la ciudad de Washington visitando la catedral, un templo de estilo neogótico en el que se venera a los santos San Pedro y San Pablo. Según dicen es la sexta catedral más grande del mundo y la segunda del país, la misma sorprende al no ser un estilo de construcción muy común en los Estados Unidos, pues esta arquitectura nos recuerda más a las catedrales de la viaje Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.