Tour del Mont Blanc. 2018. Primera parte

El Tour del Mont Blanc es la más conocida travesía de montaña por etapas de los Alpes y una de las más hermosas que puedan existir.

 

Tour del Mont Blanc-Alpes

El Rincón del Trotamundos. Javier San Sebastián

En función de los refugios, la travesía se puede diseñar en más o menos etapas y con diferentes niveles de exigencia. Nosotros, un grupo de nueve amigos, la hicimos durante diez días, comenzando el 31 de agosto en Les Houches.

El comienzo es una mezcla de euforia y preocupación. El valle de Chamonix nos recibe con lluvia intermitente y mala visibilidad. Alternamos deliciosos senderos por el bosque, cruzamos torrentes erosionados que anuncian grandes caudales de agua y entrevemos masas de hielo que aparecen y desaparecen entre nubes.

A partir del tercer día el tiempo mejora. En una mañana espléndida descubrimos las primeras vistas alpinas sobre Mont Tondu y la Dome du Goûter. En el magnífico mirador de la Tête Nord des Fours el Mont Blanc aparece en su presentación oficial.

Las montañas y verdes valles se adornan con nubes bajas que entran y salen dejando preciosas imágenes.

El cuarto día, salimos del refugio Mottets. Pasado el Elisabetta, una corta subida por la morrena nos lleva a contemplar de cerca el glaciar des Echellettes. Valle abajo, la euforia va en aumento ante el espectáculo del hielo, destacando el glaciar de Miage y sus tributarios. Se suceden lagos, balcones sobre crestas y agujas que trepan hacia la cara sur del Mont Blanc. La dureza de la marcha se hace llevadera ante semejante panorama.

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

En la siguiente etapa bajamos a Courmayeur y subimos en el Funivía del Mont Blanc hasta la Punta Helbronner antes de continuar hacia el refugio Bertone. Las vistas son espléndidas, con la Aiguille Noire de Peuterey y el glaciar de la Brenva cayendo desde el Mont Maudit, el Mont Blanc du Tacul y las agujas de Chamonix enmarcando el plateau del glaciar du Géant. El descenso hasta el refugio Torino supone un plus adicional de adrenalina; el estado del glaciar nos permite caminar por encima para ver el Diente del Gigante a placer.

La etapa entre Bertone y el refugio Elena es de una belleza sobrecogedora. Nada importa la longitud ni los desniveles: merece ser aprovechada a cada paso. El amanecer ya presagia un día inolvidable, con el Mont Blanc teñido de luz crepuscular. Subimos por el sendero de la Testa Bernarda, Col Sapin y paso entre Deux Sauts. El ascenso a la Testa entre Deux Sauts (2.728 m) es absolutamente recomendable. El descenso al camino normal lo hacemos por el Vallone di Matra, con una morfología glaciar tan perfecta que parece como si lo hubieran tallado tirando una enorme bola.

Durante toda la jornada se van sucediendo picos estremecedores, glaciares, valles y paredes inaccesibles. Aparte del Mont Blanc, se muestran con generosidad el Diente del Gigante, las Grandes Jorasses, Punta Leschaux o el Mont Dolent. El Val Ferret nos separa del enorme muro, pero es un espacio pequeño en comparación con su tamaño y, puesto que vamos muy altos, la vista es especialmente bella y cambiante.

El séptimo día entramos en Suiza por el col del Grand Ferret y bajamos desde la Peule por el camino del bosque. Vemos glaciares en lo alto, bosques y praderías, aunque el ambiente se suaviza con respecto a la parte italiana que acabamos de dejar. Tomamos un autobús que nos deja en Issert. Con nosotros viajan niños que van al colegio a Orsières, algunos muy pequeños. ¡Qué diferencia con España donde les tenemos ultra protegidos! Desde Issert el camino sube por un bosque animado con paneles sobre hongos y esculturas en madera hasta Champex Lago y de allí por un corto tramo de sendero al Relais D’Arpette.

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Una noche de lluvia y tormenta es el preludio de la etapa teóricamente más difícil (no lo es tanto al menos para quienes estamos acostumbrados a Gredos). Decidimos afrontar la Fenêtre d’Arpette y la decisión se demuestra acertada. En la parte más alta el cielo comienza a despejarse y nos ofrece un panorama increíble sobre el glaciar de Trient. Su visión nos acompaña durante gran parte del descenso, regalándonos vistas de gran belleza.

En la parte baja del valle acompañamos al canal llamado la Bisse du Trient, que tiene partes en madera (puentes y pasos que atraviesan torrenteras). Servía para regadío del valle y lo mantienen por su valor etnográfico (ya podríamos tomar nota y proteger nuestro patrimonio como lo hacen los suizos).

El día siguiente subimos desde Trient por un camino fácil y bien trazado que nos deja en el Col de Balme. Desde allí nos desviamos del recorrido del Tour para subir a ver el glaciar de Tour, con su magnífica estética bajo la aguja de Chardonet y el Mont Blanc al fondo. Descendemos al refugio Gîte Le Moulin que nos deja un sabor extraordinario.

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

El último día antes de dar por finalizado el Tour afrontamos un clásico: los Balcones Sur. No obstante, empezamos por subir al teleférico de Gran Montets, uno de los lugares imprescindibles del valle.

Tras disfrutar de la vistas de la Aiguille Verte, los Drus, les Droites, les Courtes,las agujas de Argentiére y Chardonnet y sobre todo de los glaciares de Rognons, de la Pendant y de Argentiére, cruzamos el valle y ascendemos por el telecabina de la Flégère y el telesilla de Index para visitar el Lac Blanc, un precioso balcón en cuyo lago se refleja el macizo del Mont Blanc. Es un lugar muy concurrido, dada su facilidad de ascenso. Regresamos para subir a los lacs Noires y Cornu, atravesando el Col de la Gliére.

La jornada fue dura por la velocidad a la que nos movimos, aunque muy hermosa, como corresponde a este lugar único y recomendable.

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

Tour del Mont Blanc-Alpes

One thought on “Tour del Mont Blanc. 2018. Primera parte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.