Cómo yo atravesé África

Un libro ya clásico dentro del genero de las exploraciones científicas, la aventura y la cartografía llevadas acabo durante el siglo XVIII. Lo que no es tan común en su tiempo, es el explorador de esta expedición por África, y autor del libro, el Portugués Alexandre de Serpa Pinto. Normal mente estas expediciones exploratorias estaban reservadas en esos años, a exploradores ingles, franceses, holandeses y alemanes, y en menor medida, a rusos y españoles.

 

Cómo yo Atravesé África

El Rincón del Trotamundos.

Por lo demás, un libro imprescindible para conocer esta parte de África a finales del siglo XVIII y descubrir a través de la narración de su autor, además de cómo se preparó la expedición, el desarrollo de la misma durante el tiempo que duró esta, donde por entonces los portugués ya habían establecido varias colonias, Angola y Mozambique. El libro, además de los texto, contiene numerosos dibujos de personas, utensilios, animales, plantas, costumbres, bucólicos paisajes, accidentes geográficos y algunos mapas, todos ellos realizados por el autor.

África

Llama la atención que la primera edición del libro tuviese lugar en Londres en lengua inglesa, tampoco es de extrañar ya que era en ese país donde abundaba este tipo de aventuras y por ende, donde más se editaba esta literatura viajera y de exploraciones por todo el mundo. Con posterioridad el libro fue editado en portugués y por supuesto traducido a otros muchos idiomas, entre ellos el castellano.

África

En el verano de 1877 parte de Lisboa con Rumbo a Luanda, en el África Occidental portuguesa, el mayor Alexandre de Serpa Pinto, que es enviado por su gobierno, junto con los marinos Capelo e Ivens, para explorar la región de los grandes lagos. Allí se encuentra con Henry Morton Stanley, que llegaba de su expedición al Congo, tras 999 días de exploración y penalidades.

Tras separarse de sus compañeros, Serpa Pinto toma el relevo del periodista y se interna en los territorios que Livingstone había recorrido más de 20 años antes (los ríos Zaire y Zambeze con las cataratas Victoria, el desierto del Kalahari…), haciendo el camino del escocés en dirección contraria y siguiendo también las huellas de otros grandes exploradores como Cameron y Gamito. Dieciocho meses después, el 12 de febrero de 1879, llega a Pretoria (donde conoce a Frederik Selous) culminando así una de las grandes epopeyas de la exploración africana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.