Barcelona, Madrid, Sevilla, tres ciudades donde escaparse este otoño

Dentro de los 100 mejores destinos de Europa para viajar este otoño, los viajeros recomiendan tres ciudades españolas: Barcelona, Madrid y Sevilla. Cada una de estas tres ciudades destacan por su singularidad y atractivo cultural.

 

Montjuic-Barcelona

El Rincón del trotamundos. Fotografías, Shen, Javier, Elcuaz, Manolo Lopez

Barcelona, Madrid y Sevilla: tres importantes ciudades españolas entre el top 10 de los destinos preferidos en este 2017 según expertos de HomeToGo que publican las tendencias vacacionales. Barcelona, situada a la orilla del Mediterráneo, punto estratégico en el comercio entre Europa y África. Madrid, centro geográfico, y comercial de la Península Ibérica, donde confluyen todos los caminos, rutas y destinos que parten hacia otros continentes, y Sevilla, una ciudad anclada en los márgenes del río Guadalquivir de vocación marinera que percibe los aires del Atlántico.

Gran Vía, Maddrid

Cada una de estas tres ciudades destacan por su propia singularidad y carácter, lo que las distinguen de otras muchas ciudades españolas y europeas. Las tres ofrecen al viajeros muchos y variados atractivos; donde cabe destacar su gran oferta cultural, excepcionales paisajes urbanos que entroncan con su antigua y moderna arquitectura, emblemáticos monumentos que muestran el pasado y el presente de estas ciudades milenarias. Y como no podía faltar, el ambiente nocturno que se respira en todas ella.

Catedral de Sevilla

Un apartado especial merece la gastronomía de cada una de estas ciudades, una gastronomía rica en productos autóctonos y muy variados, y como en otras tantas cosas, también en la cocina, estas ciudades, nos muestran su peculiaridades y diferencia lo que hace que las visitas sean de gran atractivo para los viajeros de todo el mundo.  Si ha todo ello le sumamos el agradable clima que Tienen durante todo el año en estas ciudades, especialmente en Barcelona y Sevilla, tendremos la ex​cusa ideal para organizar este otoño una o varias escapadas a estas ciudades.

BARCELONA

De entre estas tres ciudades, Barcelona se impone como el mejor destino para disfrutar de la cultura, el entretenimiento, la vida nocturna y la gastronomía. La visita a Barcelona, es siempre un destino deseado, pero lo es más si lo hacemos durante la estación otoñal, cuando las luces trasparentes ​inundan a raudales las calles y plazas de la ciudad. Una ciudad situada en la ribera del Mediterráneo, hasta donde llega la serenidad del mar y el aire limpio de las montañas del P​irineo.

Durante esta estación, el deambular por las calles se hace más sosegado, al tiempo que el clima templado y la luz cá​lida de la estación, suaviza los colores y contrastes de sus hermosos monumentos, al igual que lo hace con la naturaleza urbana que como un mosaico ensalza su belleza.

Arquitectura modernista-Barcelona

Es también una buena estación para visitar la ciudad de Barcelona y descubrir la arquitectura modernis​ta que esconde esta gran urbe como un tesoro, una arquitectura única en el mundo, donde destaca por sus singularidad y belleza las obras diseñadas por el genial arquitecto catalán Antoni Gaudí.

Tres son los nombres más paradigmáticos que se asocian con la arquitectura modernista de Barcelona: Lluís Doménech y Montaner, Antonio Gaudí y Josep Puig i Cadafalch, aunque en esta lista abría que incluir muchos otros arquitecto de la época. De Doménech es la casa Lleó Morera, el Palau de la Música y el hospital de Sant Pau, todas ellas de singular diseño y belleza.

Arquitectura modernista-Barcelona

Con su arquitectura, Gaudí transformó esta ciudad mediterránea y sus paredes, en un bosque de formas orgánicas que al contemplarlas hacen meditar al viajero. En La Sagrada Familia, su obra más conocida, el arquitecto quiso construir una catedral del siglo XX donde se conjugara todo su saber arquitectónico atesorado durante su experiencia como arquitecto. En el Park Güell Gaudí utilizó fragmentos de brillantes cerámicas para formar coloridos collages que se adelantaron a las iniciativas de las vanguardias artísticas.

En el Paseo de Gracia, la Casa Batlló, y La Pedrera,​ comparten protagonismo dentro del recorrido que el viajero puede realizar por la ciudad para conocer esta arquitectura. En los techos de estos singulares edificios se alzan una serie de chimeneas que como una especie de guerreros vigilan el paisaje de la ciudad. En Casa Batlló el tejado recuerda el lomo de un gran dragón y los balcones se pueden asemejar a las máscaras venecianas.

Vidrieras-Sagrada Familia-Barcelona

En el viaje por la arquitectura, el visitante, entre otros monumentos, no debe dejar de visitar el Barrio Gótico, y dentro de este, detenerse junto a la Basílica de Santa María del Mar, construida con las aportaciones que realizaron los mercaderes, armadores y trabajadores portuarios, un de los templos góticos más bellos de Europa.

Sin salirse del barrio Gótico pueden verse otros algunos edificios y monumentos de gran interés. Entre ellos el Mercat de la Boquerí​a, el Hospital de la Santa CREI o el Gran Teatro del Liceo. Si hay un lugar que define mejor que nada la ciudad antigua de Barcelona, ese es el Barrio Gótico. El entramado de sus callejuelas se distribuye entorno a la catedral gótica, un templo considerado por muchos como el mejor exponente en su estilo. También se hallan en el barrio gótico, la Casa de la Ciutat y el Museo Picasso, un espacio imprescindible para si se desea conocer al pintor malagueño​. y su relación con Barcelona.​

Playa de la Barcelonata-Barcelona

Además de la singular arquitectura, Barcelona cuenta con otros muchos atractivos sociales y culturales, entre ellos sus estupendas playas que se extienden por todo el litoral. Un numero considerable de museos en los que se exponen valiosas pinturas y esculturas románicas, colecciones de instrumentos musicales, pintura contemporánea, y arte medieval: Museo Nacional de Arte de Cataluña,  Museo de Arte Contemporáneo. CosmoCaixa, Museo Marítimo, Museo de Historia, Museo de la Música, y El Monasterio de Pedralbes​, uno de los conjuntos monumentales más importante y sorprendentes ​de la ciudad condal.

Montjuic-Barcelona

Además de un paseo por Las Ramblas, la Plaza de Cataluña y el puerto, es casi obligado visitar las fuentes de Monyui durante la noche y el castillo del mismo nombre, desde donde el viajero puede obtener una completa panorámica de la ciudad. ​Los lugares nocturnos que ofrecen al viajero la ciudad de Barcelona son otro atractivo​, donde disfrutar de un agradable ambiente de música en directo, encuentros sociales, conciertos, teatro y exposiciones. Toda una gran oferta para pasar una agradable y divertida noche en los mejores escenarios de la ciudad.

Parc Güell-Barcelona

En este sentido destacan algunos barrios donde el viajero puede encontrar de todo, como se suele decir, Barcelona no duerme durante la noche. El ambiente nocturno, se divide por zonas y estilos con características similares. Los amantes del jazz, el rock, los ritmos latinos o el pop encontrarán en estos barrios su música preferida.

MADRID

Madrid tiene algo que siempre te hace volver. Por muchas veces que visitemos  esta gran urbe, siempre hay una buena excusa para volver y contemplar de nuevo la mundial mente conocida Puerta del Sol, el museo del Prado, uno de los mejores del mundo, el fantástico Palacio Real,​ con sus bellos jardines, la plaza de la Cibeles, testigo de la historia de Madrid, o la Gran vía madrileña.

Gran Vía, Madrid

Varias son las posibles rutas que el viajero puede descubrir en su viaje por Madrid:​ la del arte,​ donde se hallan incluidos los museos más importantes, la de los barrios más típico,​ la del Madrid monumental,​ o aquellas otras que nos lleven del corazón de la urbe, hasta alguno de los parque y jardines histórico con más ​encanto de la ciudad.

La ruta del arte recorre el Paseo del Prado que comienza en la Plaza de Carlos V, conocida popularmente por la ​Plaza de Atocha, y termina en la Plaza de Cibeles. Es un itinerario artístico que discurre entre palacios, esculturas y pinturas únicas,​ alojadas en suntuosos y bellos edificios rodeados de jardines como los del Real Jardín Botánico, sus 17.000 hectáreas están cubiertas por curiosas especies procedentes de todo el mundo. Los centro que participan en este recorrido por el arte, son el Museo del Prado, el Museo Thyssen, CaixaForum, y el Centro de Arte Reina Sofía.

Plaza de Castilla-Madrid

La ruta de la arquitectura más representativa del Madrid monumental, la podemos comenzar en la conocida Puerta del Sol, punto o lugar neurálgico de la ciudad, famoso por los Hechos que acontecieron durante el 15-M, y donde se encuentra el edificio de La Real Casa de Correo construido en el siglo XVIII. Uno de los lugares más siniestros de la ciudad en cuyos sótanos la dictadura torturaba a los presos políticos y los arrojaba por las escaleras y las ventanas del patio interior.

De la puerta del Sol a la Plaza Mayor inaugurada en 1620, una suntuosa edificación de estilo h​erreriano. Esta rodeada por estrechas callejuelas y arcos con nombres de antiguos gremios, muy concurrida por visitantes de todo el mundo. Es también el corazón del Madrid castizo, el de los Austrias. De la plaza mayor a la plaza de la Villa, un histórico rincón del viejo Madrid presidido por la Torre de Los Lujanes y​ la casa de Cisneros de estilo plateresco,​ antigua sede del ayuntamiento de Madrid. La ruta continua por el Teatro Real, uno de los teatros de ópera más destacados del mundo.

Palacio Real- Madrid

Al final de los jardines de la plaza de Oriente, se encuentra el Palacio Real. En la visita de este majestoso palacio sobresalen la escalera principal, con escalones de una sola pieza de mármol, y lujosos salones como el del Trono y el Gasparini, con un techo rococó.

En el extremo sur, junto al viaducto de Segovia, se levanta la catedral de la Almudena, un edificio neogótico con fachada clásica. Junto al Palacio Real, se encuentran los Jardines de Sabatini a los que se accede por la calle Bailen. Los jardines que​ se extienden por la parte oeste del palacio, son un rincón fantástico para disfruta de las tranquilas tardes que del otoño lejos de la apresurada vida de Madrid​.

Lago del Parque del Retiro-Madrid

Otra de las posible rutas que os proponemos, es aquella que parte de la Plaza de ​España y​ continua por la Gran Vía, donde se encuentran los mejores cines, teatros, cafés, grandes almacenes y restaurantes de la ciudad de Madrid. Pasa por la plaza de Callao y desemboca en la calle Alcalá. El recorrido continua por la plaza de La Cibeles, cuya fuente se halla rodeada por suntuosos edificios: Banco de España, palacio de Correos, actual sede del Ayuntamiento, y finaliza en la Puerta de Alcalá.

Plaza de la Cibeles-Madrid

De la Puerta de Alcalá podemos continuar en un agradable paseo por el parque del Buen Retiro. Ciento veinte hectáreas de bosque con especies varias, decoradas con estatuas, palacios, fuentes y estanques, destinadas al paseo y al descanso, sin dudas es uno de los jardines más grandes y bellos de Madrid.

Los barrio más típicos de Madrid, destacan por su diversidad de ambiente, tanto en lo cultural como en el ambiente que se respira en cada uno de ellos. Comercios, bares, cafeterías restaurantes, artesanía…  El barrio de La Latina, el de Matalasaña, el Barrio multicultural de Lavapies-Tirso de Molina, el de Chamberín y el barrio de Chueca.

SEVILLA

El caluroso verano sevillano, da paso a una de las estaciones más prolongadas y agradable de todo el año en la ciudad de Sevilla. Durante esta estación no suele hacer calor ni frío, al tiempo que los días son todavía largos, las calimas saharianas se retiran y las nieblas que aparecen por el Guadalquivir durante los inviernos, no se las espera durante esta estación. Po lo que es agradable pasear pos sus bulliciosas calles, disfrutar del ambiente nocturno, contemplar el paisaje de los parques, la belleza de los monumentos, y sentarse en los paseos que jalonan el curso del río mientras disfrutamos de la mesura de su corriente.

Plaza de España-Sevilla

Describir la ciudad de Sevilla en unas pocas líneas, se antoja un tanto difícil por la belleza y riqueza monumental, artística y natural que guarda la ciudad hispalense. Por la cultura que en ella dejaron los pueblos que pasaron por su asentamiento, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Por ello tocaremos solo algunos de los aspectos que más resaltan por su importancia histórica, monumental y cultural, y por su importancia social. El resto lo dejamos para que el viajero lo descubra por si solo deambulando por sus calles y plazas, durante el día y durante las​ animadas noches sevillanas.

De Sevilla, cabe destacar el barrio antiguo, sus callejuelas y las típicas plazas en las que antaño se reunía el vecindario comentar lo sucesos más recientes acaecidos en la ciudad​. Dentro de ese entramado de calles estrechas y recónditas, el viajero descubrirá una sucesión de templos, majestuosos palacios, conventos de religiosos, y antiguas casas señoriales, construidos en diferentes épocas y estilos.

Sevilla

La mayoría de estos monumentos fueron levantados a la sobra de la Giralda de Sevilla, un ​antiguo minarete árabe, y la catedral gótica,​construida por los reyes cristianos cuando tomaron la ciudad. La catedral de Sevilla fué levantada sobre los cimientos de la antigua mezquita, junto a la cual se conserva, además de la Giralda, el Patio árabe de los Naranjos.

Próximo a la Giralda y la Catedral, se encuentran los Reales Alcázares, un conjunto de palacios levantados en el siglo XIV​ previo derribo de los palacios árabes por el rey Pedro I llamado el Cruel. Estos palacios emitan las construcciones árabes, y se dice que son una copia de los palacios de la Alhambra de Granada, que Pedro I conoció en una de sus visitas al monumento nazarí por invitación de rey árabe Boabdil. Dentro de los Reales Alcázares de Sevilla, y formando parte del conjunto palaciego, se encuentran los Jardines Reales, adornados por un conjunto de fuentes, estanques y paseos rematados por arcos y palmeras.

Río Guadalquivir-Sevilla

No se puede concebir Sevilla sin el río Guadalquivir y la Torre del Oro de época árabe que formaba parte, junto con otras ya desaparecidas,​ del recinto amurallado de la ciudad. El río grande de los musulmanes, fue durante siglos glosado por muchos artistas, quienes han retratado el espectáculo y el color de la vía fluvial más importante de España. Además, el Guadalquivir ha hermanado desde siempre la historia de Sevilla y de Triana. La antigua Trajana, tan cerca y  a veces tan desconocida, pues Triana es más que un barrio de Sevilla. Solo cabe atravesar el puente de Triana y estamos en unos de los barrios más típicos de la ciudad hispalense.

Sevilla

Además de Triana, Sevilla tiene otros barrios que el viajero debe conocer en su viaje por esta ciudad andaluza. Entre ellos cabe destacar el barrio de Santa Cruz situado entre la Catedral y los Reales Alcázares. Santa Cruz y San Bartolomé,​ conformaron un barrio judío como no hubo otro en España. El gueto, cuyo trazado urbano subsiste imperturbable con el paso del tiempo, y en el que se inspiraron otros nuclear urbanos en España. Pero el viajero debe saber que bajo estas calles están la Sevilla romana y la Sevilla en cuyos palacios vivieron reyes árabes y cristianos, y es todo un placer recorrerlas, mañana, tarde y noche y rememorar, en lo posible, esa parte de la historia de la ciudad​.

Torre del Oro, Guadalquirvir-Sevilla

Sevilla goza de uno de los parque más afamados de Andalucía, el Parque de María Lusa, tanto por su belleza natural y paisajística, como por la singular arquitectura de los edificios, las fuentes y los grandes estanques que en este espacio se levantan por doquier. Su importancia radica en que en el mismo se celebró la Exposición Universal de 1929, que dejó huella en la ciudad como ninguna otra de las celebradas en Sevilla.

De esa época son los pabellones que ahora albergan alguno de los mejores museos de la ciudad. Pabellones rodeados por jardines, estanques, esculturas y árboles singulares traídos de todas partes del mundo. De entre estos emblemáticos edificios, destaca el Pabellón Plateresco que alberga el museo de Arqueología. El Pabellón Real situado en la Plaza de Armas, de estilo gótico. El Pabellón Mudéjar y e​l edificio de La Plaza de España rematado por dos espectaculares torres.

Los Reales Alcácares, Sevilla

Los paseos románticos por el Parque de María Luisa rememoran algunos de los más celebres literatos españoles ya que varías glorietas del parque se han erigido en honor a personajes ilustres como Miguel de Cervantes, Antonio Machado o Gustavo Adolfo Béquer.

No podemos abandonar la ciudad hispalense sin conocer la casa de Pilatos. Un espectacular palacio del siglo XVI de estilo renacentista italiano, inspirado en la finca que Poncio Pilatos tenía en Jerusalén. En su interior se combinan elementos mudéjares, piezas romanas y griegas proceden, en su mayoría, de Italia. La universidad viaje, situada en el Parque de María Luisa, antigua fabrica de tabaco, y el palacio de San Telmo, sede actual del parlamento andaluz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *