La Gomera, paraíso senderista en Canarias

El Rincón del Trotamundos. Javier Elcuaz del Arco

Lo del gato, La Gomera

La red de senderos de La Gomera lleva al caminante tanto a sus lugares más recónditos, aquellos en donde se desarrolla una exuberante vida natural, como a sus mayores centros urbanos habitados por una población acogedora hacia los visitantes.

Costa noroeste, La Gomera

Arguamul, La Gomera

Gran Rey, La Gomera

Se puede recorrer toda la franja costera completando las ocho etapas del Camino Natural Costas de la Gomera, señalizado como sendero de gran recorrido 132. También se puede cruzar la isla diagonalmente por su parte más alta siguiendo el Camino Cumbres de La Gomera, de algo más de cuarenta kilómetros de longitud correspondientes al GR 131. Además, hay que añadir una larga serie de pequeños recorridos, circulares y lineales, para explorar los lugares más hermosos y sobrecogedores de este pequeño paraíso natural.

Guarimiar, La Gomera

Benchijigua, La Gomera

Vallehermoso-Teide, La Gomera

Barranco Chapita, La Gomera

Este conjunto de sendas, de más de seiscientos kilómetros de longitud total, está trazado sobre los caminos reales y de herradura tradicionales que construyeron, en ocasiones con un esfuerzo enorme, y usaron los isleños en su vida cotidiana. En ocasiones transitan, con total seguridad, por lugares inverosímiles por su verticalidad, ofreciendo unas panorámicas impresionantes por su belleza y majestuosidad tanto en acantilados costeros como en escarpes en el interior de los barrancos. En todos los casos, resulta sencillo moverse por esta red gracias a su buena señalización y mantenimiento.

Agulo, La Gomera

El León, La Gomera

Fuera de los meses de verano, cuando el calor se deja notar, encontraremos otros caminantes, en su mayoría de origen alemán, de todas las edades y en un número que, en ningún caso, resulta excesivo. Las aglomeraciones de turistas que se producen en otras islas no se dan en La Gomera.

Gran Rey, La Gomera

Roque Agando, La Gomera

Benchijigua, La Gomera

Barranco Vallehermoso, La Gomera

Fortaleza de Chipude, La Gomera

Los atractivos de la isla son variados y con fuerte carácter: un relieve variado y de gran belleza, producto de la superposición de materiales emitidos en sucesivas erupciones volcánicas hasta hace dos millones de años. Desde entonces, la erosión del viento y la lluvia han dejado al descubierto imponentes roques y fortalezas, a la vez que ha esculpido profundos barrancos que buscan impetuosamente su salida hacia el cercano mar.

Garajonay, La Gomera

Garajonay, La Gomera

Bejeque, Lagomera

Bejeque, La Gomera

Coromoto, La Gomera

La diversidad de la vegetación que nos acompaña al caminar es enorme. Al norte de la isla, alimentada por la humedad atlántica de los vientos alisios, se despliega la riqueza botánica de la laurisilva cubriendo todo el terreno y ocultando la luz del sol. En las zonas altas, cubiertas por las nubes, los caminos parecen perderse discurriendo entre la niebla. Mientras que el resto del espacio está tapizado por una cohorte de plantas autóctonas que sobreviven a la dominante aridez diferenciándose en función de las condiciones impuestas por la altitud. Las especies endémicas superan el centenar en ambos medios.

También existen endemismos entre la fauna. El lagarto gigante de La Gomera, que se creía extinguido, habita en los acantilados de La Mérica, en el barranco de Gran Rey. La naturaleza insular solo ha permitido la colonización del territorio por aves e insectos fundamentalmente.

Artesano, La Gomera

Imada, La Gomera

Imada, La Gomera

Hermigua, La Gomera

Valle Gran Rey, La Gomera,

El ser humano tuvo que trabajar esforzadamente para buscarse el sustento. La escasez de suelo para la agricultura obligó a crear terrazas para cultivar en las laderas de los barrancos con agua y otros terrenos inclinados y húmedos. En el sur encontramos las eras, abandonadas hoy en día, donde se obtenía el grano de los cereales de secano cultivados en el entorno. A los productos propios para el autoabastecimiento se añadieron otros para la exportación, como el plátano. La naturaleza está recolonizando e integrando armónicamente todos los campos de labor ya abandonados por su lejanía.

La cabra fue el animal doméstico que mejor se adaptó a este medio abrupto y escabroso. El queso que se produce con su leche es uno de los puntos fuertes de la gastronomía gomera, junto con el vino, almogrote, mojos, dulces, el gofio –obtenido de cereales como el millo, el trigo y la cebada- y la miel de palma, que en realidad es la savia de la palmera canaria hervida y espesada. Con estos productos se elabora la sabrosa gastronomía isleña que el visitante debe probar en establecimientos que nos recomendarán muy amablemente en cualquier lugar donde preguntemos.

San Sebastián de La Gomera

San Sebastián de La Gomera

San Sebastián de La Gomera

La abundante información existente en Internet sobre La Gomera facilita enormemente la planificación y realización de su visita por todo lo aquí mencionado, sin olvidar unos precios muy razonables para todos los servicios necesarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *