La Ruta Vicentina, entre Alentejo y Algarve portugués (1)

El Rincón del Trotamundos. José Acera Cruz

La Ruta Vicentina, entre Alentejo y Algarve portugués

Recorrido…Porto Covo/Vilanova de Milfontes. Extensión…20 Kms.Tiempo aproximado…7 horas. Ascenso/Descenso…167/149 metros. Casa azul es un hotelito renovado, que se encuentra en Cercas do Alentejo, atendido con mucho cariño, donde en la modestia encuentras el detalle y el encanto, allí nos acogen con el carácter habitual portugués donde la amabilidad es la regla y no la excepción…

La Ruta Vicentina, entre Alentejo y Algarve portugués

Porto Covo punto de partida de la primera etapa sorprende, pues de forma tímida pero atenta a lo que puede ser la industria turística, abraza a quien allí llega. El blanco y el azul en las casas es una constante en el pueblo,  como así lo será prácticamente en todas las casas del camino, en los pueblos y aldeas por los que pasaremos.

La Ruta Vicentina, entre Alentejo y Algarve portugués

El trazado de la Rota Vicentina no tiene pérdida, la marca homologada azul y verde te acompaña desde el pueblo y te engulle entre el mar, la duna y el sendero que te lleva a través del suave acantilado.  La variedades son inagotables, entremezcladas de duna fósil plena de flor autóctona y en constante estación primaveral, consecuencia de la humedad que arrastra el perenne suave viento Atlántico hacia el interior, en una franja de cincuenta metros hacia el interior, toda ella plena de color.

La Ruta Vicentina, entre Alentejo y Algarve portugués

La duna viva es lo más semejante al temido desierto, las plantas invasoras levantando corazas de resistencia no hace fácil el camino, la arena suave y caliente no hace fácil el camino… no estamos acostumbrados a patear tantas horas en esa proporción constante de los pies bajo un sol de justicia. Pero como la testadura espectacularidad del lugar todo lo puede, no deja de sorprendernos; la fuerza del mar contra los acantilados, las omnipresentes gaviotas en todo el recorrido, los angostos caminos que te van llevando… Sin duda el protagonismo del día, lleno de sorpresas para nosotros, se lo lleva la Isla de Pessegueiro, baluarte ocupado desde épocas de los cartagineses y con múltiples leyendas que la rodean…

La Ruta Vicentina, entre Alentejo y Algarve portugués

Y por fin, después de un sendero aéreo en la ladera de la ola dunar con el mar al otro costado, avistamos Vilanova de Mil Fontes, que nos acogerá de manera grata nada más llegar, permitiéndonos encontrar un más que correcto hostal en la misma entrada del pueblo. De la cena de hoy… mejor volver a probarla que contarla; arroz con langosta, rodaballo a la brasa, flan casero… Vilanova es una población importante, sus calles mantienen las tiendas abiertas hasta la media noche lo cual sorprende en un país que se recoge tan temprano como el resto de Europa exceptuando España, no viene mal deambular por sus calles después de la cena de reyes.

La Ruta Vicentina, entre Alentejo y Algarve portugués (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *