Cerro Torre, Fitz Roy, Perito Moreno. Iconos de la Patagonia Argentina

El Rincón del Trotamundos. Javier Elcuaz del Arco
Fitz Roy

Fitz Roy

Aunque la temperatura no es baja, hay que abrigarse. Al otro lado del río Fitz Roy el viento me da de lleno. Tengo que sujetar el trípode con piedras grandes para que la cámara no se mueva y conseguir fotos nítidas. El cielo está parcialmente cubierto, pero hacia el este se ve el cielo despejado. Aún tendré que esperar un buen rato hasta que los primeros rayos del sol se cuelen entre las nubes y coloreen de rojo todo el conjunto de agujas graníticas. Son las cinco y media de la mañana en El Chaltén.

Carretera a El Chaltén

Carretera a El Chaltén

Hemos llegado a El Chaltén desde Calafate atravesando la belleza desolada de la estepa patagónica. Algunas ovejas, vacas, caballos y guanacos aislados pastan la baja cubierta vegetal. Muy de tarde en tarde, un grupo de árboles, generalmente chopos introducidos, protegen del viento los edificios de alguna estancia.

Viajando hasta Buenos Aires y la Patagonia para conocer la estrecha franja montañosa que bordea el Campo de Hielo Sur, donde se encuentra el Fitz Roy, Cerrotorre, y el glaciar Perito Moreno. El Chaltén será nuestra base de operaciones.

Mirador de las Águilas

Mirador de las Águilas

El primer día sólo tenemos tiempo para subir a los miradores de las Águilas y los Cóndores. Es una subida corta y cómoda desde el centro de recepción del Parque Nacional Los Glaciares, la mayor parte a resguardo del viento, pero al salir a los miradores, su fuerza es tan intensa que cuesta trabajo mantener el equilibrio. Hoy el pico Fitz Roy hará honor a su nombre original: Chaltén, la montaña humeante, permaneciendo cubierto entre las nubes.

Chorrillo del Salto

Chorrillo del Salto

A una hora de paseo desde El Chaltén está la cascada Chorrillo del Salto. Merece la pena llegar hasta allí por el amplio valle del río de las Vueltas y contemplar esta caída de agua en un entorno tan hermoso. Por la misma carretera de ripio, pero ahora en minibús accedemos al lago del Desierto.

Lago del Desierto

Lago del Desierto

En el lago se ofertan recorridos en barco y la estancia Lago del Desierto ofrece la ruta del glaciar Huemul por un precio razonable. Nosotros nos decidimos a subir hasta la laguna Huemul, disfrutando del bosque de lengas, las vistas del glaciar y todo el valle dominado por el pico Fitz Roy. Los conductores de estos transportes van explicando de una forma muy amena y enriquecedora los lugares de interés. También paramos para hacer fotos.

Fitz Roy

Fitz Roy

Para acercarnos al pico Fitz Roy seguimos una ruta lineal desde la hostería El Pilar. Caminar por el bosque entre tantas lengas caídas como verticales al inicio de la ruta, infunde un sentimiento de vitalidad basado en la dinámica de la naturaleza que se nutre a sí misma. Entre los resquicios de las ramas contemplamos el majestuoso pico y el glaciar Piedras Blancas según caminamos en paralelo al río Blanco.

Laguna de los Tres

Laguna de los Tres

Cuando finalmente coronamos la morrena que encierra la laguna de los Tres, necesitaremos varios minutos para asimilar las sensaciones producidas por la combinación de agua, hielo y roca que contemplamos, a pesar de la distancia que nos separa de la máxima cumbre de este macizo.

En la senda que nos lleva de vuelta a El Chaltén giramos hacia atrás la cabeza continuamente. No queremos perdernos ni una sola imagen del coloso de granito sobre los diferentes medios que atravesamos. Quizá la más bella sea sobre la laguna Capri.

Laguna Capri

Laguna Capri

Hoy ha amanecido con alguna nube por el oeste. Queremos acercarnos hasta la laguna Torre para contemplar la verticalidad que tantas pasiones ha despertado en los escaladores de mayor nivel técnico, pues el Cerro Torre no es un objetivo para principiantes. Aparece la decepción al contemplar desde el mirador del Cerro Torre como las nubes cubren la cima de esta aguja y sus dos acompañantes. Afortunadamente, siguiendo nuestra ruta, vemos con alegría como las nubes desaparecen dejando al descubierto nuestro objetivo.

9Bifurcación

Bifurcación

Pasada una bifurcación en el bosque, oímos el repiqueteo característico de un pájaro carpintero. Cuando localizamos la procedencia del sonido, vemos una hermosa hembra de carpintero gigante buscando larvas en un árbol seco.

Carpintero gigante

Carpintero gigante

Al salir del bosque la fuerza del viento nos lleva a pensar en las dificultades añadidas por la meteorología a quienes intentan escalar las ya de por sí difíciles cumbres que nos rodean.

Cerro Torre

Cerro Torre

La intensidad del viento aumenta considerablemente al acercarnos a la laguna Torre, donde los témpanos desprendidos del glaciar flotan a la deriva en su superficie rizada por el vendaval.

Laguna Torre

Laguna Torre

Laguna Torre

Laguna Torre

El Cerro Torre se destaca sobre las agujas Egger y Standhardt. Su sombría cara oeste, cubierta de nieve helada y sufriendo la furia desatada del viento, nos hace pensar en un infierno gélido donde la vida humana no es posible.

Cerro Torre y aguja Egger

Cerro Torre y aguja Egger

La última ruta que haremos en este entorno nos llevará a coronar la Loma del Pliegue Tumbado. Empezando en el centro de visitantes del Parque Nacional Los Glaciares, ganaremos altura pasando por diferentes medios biológicos vivamente coloreados por el despertar de la primavera.

Primavera explosiva

Primavera explosiva

Por encima del límite del bosque crecen praderas hasta los mil metros de altitud, dando paso a un ecosistema de tundra con una escasísima vegetación. La latitud sur de la Patagonia trae consigo este tipo de consecuencias. La última parte de la ruta es exigente en el esfuerzo, la pendiente se acentúa a medida que ascendemos hasta la cumbre de la loma. Ya en ella, hacia el Norte, las nubes, que cubren casi todo el cielo, solo nos dejan ver el Cerro Solo. El Cerro Torre y el Fitz Roy están cubiertos, pero la vista de la laguna Torre con el conjunto de glaciares y valles que contemplamos es absolutamente magnífica. Y hacia el Sur las nubes también nos dejan ver todo el recorrido de nuestra ruta y el inmenso lago Viedma ocupando la mayor parte de nuestro campo visual.

Loma del Pliegue Tumbado

Loma del Pliegue Tumbado

Loma del Pliegue Tumbado

Loma del Pliegue Tumbado

Descendemos sin prisa para disfrutar de todos los alicientes que La Patagonia proporciona de una forma tan generosa. Y como regalo final la imagen del Fitz Roy justificando el nombre puesto por los tehuelches: Chaltén, la montaña humeante.

La montaña humeante

La montaña humeante

Tras regresar a Calafate, nos acercaremos a contemplar el glaciar Perito Moreno. Hemos contratado la llamada “Visita alternativa” en el albergue donde nos alojamos. El precio resulta ser la mitad de los que ofrecen las agencias convencionales establecidas en la zona.

La estepa patagónica

La estepa patagónica

El guía que nos acompaña nos proporciona, de forma afable y entretenida, toda la información pertinente sobre el contenido de la actividad y responde muy adecuadamente a todas las preguntas que formulamos. Nuevamente sentimos toda la fuerza del viento patagónico ante el enorme frente del glaciar que ya toca tierra y, como resultado, el brazo Rico se eleva tres metros sobre el brazo de los Témpanos, lo que dará lugar a la formación del canal que horadará el túnel que al colapsar producirá la ruptura del glaciar y el inicio de todo el proceso nuevamente.

Perito Moreno

Perito Moreno

Perito Moreno

Perito Moreno

Esta visita también incluye una navegación en catamarán hasta una prudente cercanía al glaciar. Toda una experiencia que no hay que perderse para sentir en la piel la intensidad de la naturaleza en Patagonia.

Perito Moreno

Perito Moreno

La web del Parque Nacional de Los Glaciares ofrece toda la información necesaria para realizar las actividades que aquí se describen, así como los precios de los traslados en autobús y de los alojamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *