Ruta del Emperador Carlos V

El Rincón del Trotamundos. 5/2/2015

Puente del Parral, garganta de Jaranda

La Vera está situada al nordeste de la provincia de Cáceres, vertiente sur de la sierra de Gredos y los dominios fluviales del río Tiétar. Una tierra rica en paisajes, vegetación y abundante agua, en la que destacan algunos pueblos con arquitectura rural y singulares monumentos. Las plantaciones de tabaco y el afamado pimentón de la Vera. Una comarca marcada por la historia, los mitos y las leyendas ancestrales que recogen el sentir popular de los habitantes de la comarca.

Garganta la Olla_28 I

La Ruta del Emperador Carlos V, discurre por el antiguo camino medieval que el  3 de febrero de 1557 Carlos V siguió en su último viaje hacia el monasterio de Yuste. Este itinerario,  que forma parte del antiguo camino que comunicaba Jarandilla de la Vera, con Aldeanueva de  la Vera, Cuacos de Yuste y Garganta la Olla, se ha convertido en un cómodo sendero para disfrutar de las riquezas naturales, paisajísticas y culturales que guarda esta comarca alto extremeña.

Garganta la Olla 5

Ruta del Emperador

En su recorrido, el camino nos lleva por parajes insólitos de bosques de robles centenarios, alcornoques y castaños, donde abundan las plantaciones de cerezos y frambuesa. Cruza caudalosas gargantas por puentes de traza medieval y se adentra en los más recónditos rincones de los pueblos veratos para disfrutar de su singular arquitectura y el quehacer cotidiano de su gente.

Gaarganta la Olla 4

Garganta la Olla

Situado en el lugar más bello de la provincia de Cáceres, en la hondonada de la sierra de Tormantos, rodeada por un paraje de gran hermosura, se asienta la población de Garganta la Olla. Sus casas están construidas en el fondo del valle, con los materiales nobles del lugar, sillares de granito, barro y madera de roble y castaño. El caserío, presidido por la iglesia de San Lorenzo del siglo XVI y su grandiosa torre de estilo renacentista, conserva uno de los mejores conjuntos de arquitectura popular de toda la zona de la Vera. Por su singularidad y valores arquitectónicos, fue declarado Conjunto de Interés Histórico-Artístico.

Garganta la Olla_48 f

Garganta la Olla 

Entre los muchos rincones de Garganta, que por su belleza e historia merecen una atención especial, destaca el rico conjunto de dinteles fechados que conservan las puertas y ventanas del pueblo y la antigua casa del cura situada en la plaza. En una calle cercana, con soportal sostenido por una columna de granito denominada hidrométrica, se halla la Casa de las Postas. En los dinteles de las casas más señoriales aparecen labrados los escudos de sus dueños, muchos de ellos fueron destruidos con saña por la Inquisición. En otros dinteles aparecen marcados los nombres de familias que no eran nobles, que se dedicaban al comercio, en su mayoría judíos.

Garganta la Olla_47 NN

Garganta la Olla

Mención aparte merece la Casa de las Muñecas, que tiene su propia historia, por ser este el nombre que se daba en la época a las “mozas de fortuna”, mozas a las cuales los Reyes Católicos, por Real Decreto, permitieron ejercer su oficio, con la sola condición de que se diferenciaran de las demás por llevar de color pardo los picos de sus enaguas. Esta antigua profesión de las mozas de fortuna de Garganta, continuó durante la estancia de Carlos V en la comarca, por ser necesaria para la soldadesca y los miembros de su séquito. Tanto la casa que tiene el relieve de las muñecas esculpido en los dinteles, como las otras tres existentes en Garganta, tienen la fachada pintada de un inconfundible color azul. Los dueños actuales, conocedores de su historia y por fidelidad al pasado han querido conservar el aspecto original que tenían estas antiguas viviendas.

Garganta la Olla_46 JJ

La Serrana de la Vera

Callejeando por el pueblo el viajero se encontrará con el rincón de la Piornala, donde se halla la casa del balcón colgado, sostenida sobre una gran roca de granito que hay en medio de la calle, en la que apoya una viga de madera y dos contrafuertes. En la calle del Piornal se halla la antigua cárcel, utilizada especialmente en tiempos de la terrorífica Inquisición. En esta misma calle se encuentra la señorial mansión de la familia de los Carvajales. Y ya en la parte oriental del pueblo, en la garganta de Pedro, se conservan dos puentes de gran belleza, uno romano por el que cruza el camino de Cuacos y otro medieval que lleva a las huertas y la parte alta de la sierra.

Garganta la Olla

Garganta la Olla

El camino viejo de Cuacos, sale de Garganta la Olla y se dirige a la población de Cuacos de Yuste, con parada intermedia en el real Monasterio de Yuste. Se abandona Garganta por una estrecha calle que arranca de la plaza mayor y desciende por una acusada pendiente empedrada hasta situarnos en el puente viejo de Cuacos. Una bella construcción medieval de sillares graníticos levantada sobre la garganta Mayor. Sus erosionadas paredes están cubiertas por enredaderas, arbustos y líquenes que apenas si dejan ver el único y esbelto arco central, los alisos y fresnos que crecen a su lado empequeñecen esta recia obra.

Garganta la Olla_C

Pasado el puente el camino desciende entre huertas repletas de cerezos y olivos y avanza durante un buen trecho a poca distancia de la garganta. Con el andar aparecen entre las tierras de cultivo zonas de berruecos, donde la erosión de los elementos ha modelado en la roca de granito curiosas formaciones geológicas.

Rebasada una granja el camino carretero alcanza el Arroyo de Yuste, lo supera y asciende por una pequeña ladera cubierta de robles. En la segunda de las curvas hay que abandonar el camino principal para tomar por un ramal que sube por la izquierda pegado a una pared. Este camino se une en la Cruz del Humilladero a la calzada empedrada que viene de Cuacos de Yuste, se toma esta calzada por la izquierda en dirección este. Enseguida de comenzar a caminar aparecerán a la derecha las altas paredes de la cerca que rodean el Monasterio. Debemos estar atentos, pues junto a un esbelto fresno que se asoma por la pared y haciendo esquina se halla esculpido en roca de granito el escudo real de Carlos V, con el águila bicéfala.

Garganta la Olla_44 YY

Monasterio de Yuste

EL MONASTERIO DE YUSTE

Este singular y recio conjunto monumental, mitad monasterio mitad palacio, se levanta en medio de densos robledales en la vertiente sur de la Sierra de Tormantos, al pie del pueblo de Cuacos. En él vivió el Emperador Carlos V hasta su muerte.  Su construcción se remonta al siglo XV y tiene su origen en la ermita de El Salvador. Desde la construcción del primer claustro y del templo inicial, regentan el monasterio los padres jerónimos, que llegaron a estos apartados lugares en busca de paz y aislamiento.

Garganta la Olla_45 gg

Monasterio de Yuste

Ya en el interior del Monasterio, entre otras muchas cosas destacan por su belleza y sobriedad, los dos claustros, uno del siglo XV, de estilo gótico, y un segundo del siglo XVI, de estilo renacentista, con galería y doble arcada, en el centro de los cuales se yerguen junto a la fuente, buscando la luz del cielo, esbeltos cipreses. Asimismo, destaca sobre todo el conjunto monumental, la iglesia de estilo gótico y de una sola nave y cabecera poligonal.

rrrrrrrrrrrr

Monasterio de Yuste

Con la llegada del Emperador, el recinto monacal fue ampliado y se construyó en la parte sur de la iglesia un austero palacio adosado, que tiene cierta similitud con el que tenía el Emperador en Gante, y consta de dos plantas y desván. Una larga rampa, construida sobre arcos, permitía que el Emperador llegara con el caballo hasta la misma puerta de sus aposentos. Dicha rampa desemboca en un mirador en el que además de varias columnas toscanas que sostienen el tejado, existe una hermosa fuente tallada en granito y una escultura en bronce del Emperador.

Garganta la Olla_B

El Monasterio está situado en las laderas sur de la sierra de Tormantos, en las depresiones del arroyo de Yuste. A su alrededor se extienden grandes superficies de robles, alcornoques y castaños, entre cuyas espesuras tienen su hábitat numerosas aves y algún que otro mamífero.

Garganta la Olla_43 HH

Ruta del Emperador Carlos V

La visita al monasterio y a los aposentos que en su día acogieron al emperador Carlos V es casi obligada, aunque ni que decir tiene que en el entorno se respira un ambiente lleno de silencio y recogimiento que bastaría, o al menos justificaría, la visita a este lugar marcado por la historia y los avatares de esta comarca, y al contrario que la visita al monasterio, no cuesta nada disfrutar de este extraordinario paraje.

Dos centenarios almeces presiden la explanada que hay a las puertas del recinto, mientras grandes eucaliptos acompañan al visitante por la rampa empedrada hasta la terraza de columnas del palacio real, desde donde se tiene una magnifica vista de los cuidados jardines repletos de naranjos y cerezos y del estanque donde pescaba el Emperador desde la terraza de sus aposentos, estanque en el que hoy nadan los patos y crecen los nenúfares.

Cementerio Alemán

Cementerio Alemán

Concluida la visita a este real sitio, continuamos camino en dirección al pueblo de Cuacos de Yuste, lo hacemos siguiendo la calzada empedrada que sube de la cruz del Humilladero. Pasada esta, a la izquierda de la carretera se halla un pequeño templo rodeado por una cerca, a la que se accede por una cancela de hierro. Aquí se encuentran enterrados los aviadores alemanes muertos en la Península, durante la primera y segunda guerra mundial. El sitio merece una visita, las cruces de mármol se levantan en el crepúsculo a la sombra de los viejos olivos y se prolongan durante el atardecer en el silencio sepulcral que domina este entorno natural.

Garganta la Olla_F

Ruta del Emperador Carlos V

Más hacia el este y dando vistas al valle del Tiétar, emerge entre densos robledales y castaños, el pueblo de Cuacos de Yuste, población verata de gran arraigo histórico. Este pueblo es lugar obligado cuando se viaja por la comarca de la Vera, por su proximidad al Monasterio de Yuste. También es punto de partida para acceder a la sierra de Tormantos y parada para los caminantes y peregrinos que hacen el Camino del Emperador.

_DSC0073

Plantación de Tabaco

Cuacos conserva un conjunto paisajístico y pintoresco de gran valía, con calles y plazas del antiguo núcleo urbano, donde se leen, grabados sobre las grandes piedras de granito en los dinteles de puertas, ventanas y columnas, los avatares históricos de su pasado, protagonizados por los nobles hidalgos.

Garganta la Olla_A

Cuacos de Yuste

En Cuacos se encuentran asimismo valiosas muestras de la arquitectura tradicional de la comarca, muy poco conocida, destacando por su fábrica, la Plaza Porticada, fuentes y la casa donde nació Jeromín, el hijo bastardo del Emperador Carlos V, más tarde Don Juan de Austria. La iglesia de la Asunción, comenzada a construir en el siglo XV, con un hermoso pórtico del siglo XVII, guarda en su interior un órgano del siglo XVI, construido en Amberes (Bélgica), por expreso deseo del Emperador Carlos V.

Garganta la Olla_E

Ruta del Emperador Carlos V

Abandonamos Cuacos de Yuste cruzando el arroyo de la Cabezuela por el puente del Tejar, una construcción de estilo medieval de un solo arco, y continuamos por un camino carretero que nos lleva entre huertos, campos de tabaco y árboles frutales, hasta la garganta de los Guanchos; cruzamos esta por una zona de exuberante vegetación y donde el agua forma charcos y una bella cascada. Pasada la garganta, el camino asciende por una calleja, cruza la carretera EX-203 y se interna por las calles del pueblo de Aldeanueva de la Vera.

Garganta la Olla_24Z

Aldeanueva de la Vera

Aldeanueva, como todos los pueblos de esta comarca, ofrece una rica arquitectura popular, con calles estrechas, casas de dos plantas, plazas recoletas, fuentes de los ocho caños, iglesia parroquial y bellos rincones solariegos que se adornan con plantas de jardín.

Garganta la Olla_L

Aldeanueva de la Vera

La ruta, tras atravesar el pueblo, cruza la garganta de Gregorio por un puente de piedra y se sitúa en la margen izquierda de la garganta; las marcas y los paneles nos indican el trazado del camino. Atravesamos de nuevo la carretera EX-203 y a unos 50 metros, el sendero toma por la derecha, baja hasta las huertas y continúa entre alcornoques, robles, chopos y algunos olivos, para ascender al collado de Miraelrío.

Garganta la Olla_19 X

Fuente de los ocho caños

Miraelrío hace frontera entre los términos municipales de Aldeanueva de la Vera y Jarandilla de la Vera. Este puerto es el punto más elevado del recorrido, pues a partir de este lugar el camino desciende hasta la Garganta de Jaranda. Desde  el collado se tiene una amplia panorámica del paisaje verato y de los grandes farallones graníticos de la sierra de Gredos, que se alzan hacia el norte formando una gran barrera natural, cuyas montaña se hallan durante el invierno cubiertas por la nieve.

Garganta la Olla_13 H

Cerezos en flor

Llegamos al puente del Parral, una magnífica construcción medieval de sillares graníticos que han resistido el paso del tiempo y la embestida de las aguas que bajan en tromba de la sierra. En el lugar hay grandes charcos, marmitas y torrentes con agua cristalina y limpia que invitan al baño durante los días calurosos del verano y al relax del caminante. En el entorno encontramos zona de esparcimiento para los niños y para tomar del sol.

Garganta la Olla_33 E

Puente del Parral

El sendero se adentra por la parte sur en Jarandilla de la Vera, pasa entre huertos repletos de árboles frutales, limoneros, olivos y algunas palmeras que dan sombra en los jardines y los patios de las casas. La ruta atraviesa el pueblo para culminar en el castillo de los Condes de Oropesa, actual parador de Turismo, en el que se aposentó Carlos V. uUna placa indica el final y principio de la ruta. Jarandilla, además del castillo mencionado, cuenta con una importante muestra de la arquitectura popular verata, además de un antiguo castillo reconvertido en iglesia parroquial.

Garganta la Olla_41 G

Jarandilla de la Vera

Denuncia: La visita al Monasterio de Yuste, es un auténtico atraco. No es solo una opinión nuestra, es la opinión generalizada de los viajeros que han visitado recientemente el monasterio, pues el precio asciende a 9€ y si contratas un guía 4€ más.

Garganta la Olla O

Puente Viejo

Garganta la Olla_22N

Aldeanueva de la Vera

Garganta la Olla_23S

Aldeanueva de la Vera

Garganta la Olla_29 U

Cerezos en flor

Garganta la Olla_30 Y

Cerezos en Flor

Garganta la Olla_32 T

Ruta del Emperador Carlos V

Garganta la Olla_34 W

Puente del Parral

Garganta la Olla_37 W

Puente del Parral

Garganta la Olla_38 E

Jarandilla de la Vera

Garganta la Olla_39 S

Jarandilla de la Vera

Garganta la Olla_P

Garganta de Los Guachos

Garganta la Olla_V

Monumento al Arado

Garganta la Olla_WW

Jarandilla de la Vera

Jarandilla de la Vera

Jarandilla de la Vera

Garganta la Olla_27 O

Puente Viejo de Aldeanueva de la Vera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *