Laponia finlandesa, encuentro con la naturaleza boreal

El Rincón del Trotamundos. Javier Elcuaz del Arco. 20/9/2014
Lago Ounas

Lago Ounas

Recorrer la Laponia finlandesa en verano es sumergirse en un baño de naturaleza viva donde los colores, olores y sensaciones que percibe nuestra piel alcanzan el máximo de intensidad.

Lago Ounas

El aumento de horas de luz que tiene lugar en estas latitudes desconcierta a los recién llegados de países más meridionales. Durante el mes de julio el sol de medianoche se impone a las tinieblas nocturnas. Nuestra visita es en la segunda quincena de agosto, cuando ya han comenzado las noches que terminan en prolongados amaneceres. Sin embargo, aunque veamos el cielo iluminado como si ya fuera de día, la luz tangencial ártica no alcanza su plenitud hasta varias horas después de la salida del sol.

Lago Ounas

Lago Ounas

Hetta

El parque nacional Pallas-Yllästunturi se encuentra en el noroeste de Finlandia, junto a la frontera con Suecia. Está cubierto por una espesa taiga compuesta por píceas, pinos silvestres, abedules, alisos grises y serbales de cazadores que se levantan sobre una espesa alfombra vegetal compuesta por incontables especies de menor altura donde la mirada vaga sin descanso atraída por arandaneras con frutos rojos y morados y las omnipresentes variedades de setas que salen a nuestro paso.

Setas

Reno blanco

Hembra con cría

De los diversos y abundantes pobladores animales sólo aves y renos nos concederán su esquiva presencia. Aunque poco abundante, avistaremos urugallos y gallos liras entre otras especies más comunes como busardos calzados, azores comunes, cárabos, pico picapinos, arrendajos funestos y en zonas montañosas lagópodos y perdices nivales entre otras. Con bastante frecuencia sorprenderemos a los tímidos renos, siempre prestos a imponer una más que prudente distancia con el turista ocasional. De los mustélidos, pequeños roedores, zorros, linces, lobos, glotones, osos y alces que habitan este espacio, no encontraremos más que alguno de sus restos biológicos ocasionalmente. Sin embargo, la liebre ártica se muestra a nuestros ojos con cierta prudencia tanto en zonas habitadas como fuera de ellas.

Subiendo Pyhakero

Bajando Pyhakero

Sobre la taiga que cubre el parque se levanta un conjunto montañoso de moderada elevación. No hay picos, apenas algún promontorio rocoso que resistió el poderoso paso de los glaciares que limaron incansablemente sus formas más destacadas hasta reducirlas a suaves colinas.

Sioskuru

Sioskuru

Sioskuru

Sioskuru

Hannukurun

Hannukurun

Numerosas rutas de senderismo se adentran y recorren este privilegiado espacio natural. Las elevadas señales que guían tus pasos son también visibles cuando la nieve cubre todo este territorio y las raquetas o los esquís son necesarios para desplazarse por él. Hay un más que suficiente número de cabañas, de recia y acogedora construcción en madera, donde refugiarte durante el día o pasar noches muy agradables totalmente a salvo de las inclemencias meteorológicas. Unas leñeras bien provistas te proporcionan el combustible necesario para disfrutar de una más que grata temperatura, a la vez que convertirte temporalmente en un finlandés feliz asando salchichas al calor del fuego.

Vuontisjarvi

Vuontisjarvi

La hermosa morfología del parque se completa con un importante conjunto de lagos y ríos de gélidas y oscuras aguas debido a la presencia de hierro que se pueden beber directamente sin temor a padecer ningún daño para nuestro organismo.

Raattama

Raattama

Río Ounas

Río Ounas

Río Ounas

Río Ounas

Fuera del parque podemos descender en canoa por las oscuras aguas del río Ounas que discurre hacia el sur aún en tierras situadas por encima del círculo polar Ártico. Sus perezosas aguas se animan aquí y allá en rápidos en los que es necesario estar atentos para no volcar y sentir el frío intenso del agua en todo nuestro cuerpo. El bosque boreal cubre sus orillas sólo interrumpido por alguna pequeña población y aisladas viviendas vacacionales con una embarcación lista para la navegación en su pequeño embarcadero. Cisnes cantores moviéndose sobre el agua o en vuelo, somormujos, serretas, porrones, zambulléndose en busca de alimento, alteran la monotonía durante las largas remadas.

Tepasto

Tepasto

Tepasto

Loma-Paksu

Loma-Paksu

Los alojamientos que encontramos junto al río, todos de un nivel más que aceptable, disponen de saunas situadas junto al cauce para alternar el efecto frío y calor que eliminará el cansancio acumulado durante la jornada y nos preparará para conseguir un sueño reparador que dejará nuestro cuerpo listo para otra jornada en la canoa.

Río Ounas

Río Ounas

Kittila

Kittila

Kittila

Kittila

Río Ounas

Río Ounas

Además de las carreteras, numerosas pistas de tierra recorren los bosques lapones y te permiten desplazamientos de mayor longitud utilizando bicicletas.

En bicicleta por Laponia

El predominio de la llanura, con alguna elevación poco pronunciada, favorece el uso y disfrute de este ecológico vehículo. Las moderadas temperaturas, con máximas que no superan los veinte grados, contribuyen igualmente a vivir una grata experiencia. Es conveniente llevar un chubasquero para protegerte ante cualquier chubasco que se puede presentar con cierta frecuencia.

Espejo

Espejo

Nubes

Nubes

Embarcadero

Embarcadero

La evolución tecnológica y cultural ha asimilado a los pobladores originales, cuyos utensilios y ropas tradicionales se pueden contemplar en los diversos museos y centros etnográficos de la región o lucidos orgullosamente con motivo de alguna festividad.

Vestido lapón

Vestido lapón

Rovaniemi, la ciudad de entrada a Laponia, alberga el museo lapón más completo dentro de su Artikum. También podremos visitar a Papa Noel en su colorida ciudad situada a 8 kilómetros hacia el norte.

Rovaniemi

Rovaniemi

Rovaniemi

Rovaniemi

NOTICIAS RELACIONADAS

Auroras de medianoche. Viaje a las cuatro Laponias

Suecia, un camino de vuelta en el desastre privatizador

Ventanas de Escandinavia

Cavalgando por la Taiga con la pesada carga

Al norte del Círculo Polar Ártico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *