Arbás y Gordón, todo el sabor de la Cantábrica leonesa

El Rincón del Trotamundos. Javier Elcuaz del Arco. 4/7/2014

2Los Picos_Cara Norte Tres Marías cara norte

Las vecinas comarcas de Arbás y Gordón, en la zona central de la Cordillera Cantábrica leonesa, guardan todo tipo de valores para disfrutar jornadas inolvidables recorriendo sus valles y cumbres.

Casares de Arbás se encuentra en una amplia llanura herbosa que también acoge el embalse de Casares y la población de Cubillas de Arbás. El potente cordal de las Tres Marías, nombre asignado recientemente a lo que los paisanos conocen como los Tres Picos, protege esta inmensa vega de los fríos del norte.

10Casares de ArbásCasares de Arbás

Este conjunto de recias viviendas de piedra caliza es el punto de inicio y final de dos rutas muy diferentes entre sí que nos adentran en el corazón de la Cantábrica leonesa.

1Ruta valle de ArbásRuta valle de Arbás

La ruta del valle de Arbás, señalizada por la asociación de desarrollo rural Cuatro Valles, proporciona un amable acercamiento a la montaña. Poco exigente en el esfuerzo, nos acerca a las Tres Marías rodeando el Palero por el este, para darle luego la espalda mientras subimos al collado Gistreo en la sierra de Chagos.

Siguiendo las indicaciones de la ruta descendemos por un pinar hacia el valle del arroyo Viadangos. Podemos seguir la pista que corre a la sombra del pinar o caminar por campo abierto, por el centro del valle sobre bellas praderas donde pasta el ganado.

3Valle ViadangosValle Viadangos

4Valle ViadangosValle Viadangos

5Valle ViadangosValle Viadangos

Cruzaremos un par de veces el arroyo hasta llegar a un pronunciado giro a la derecha. A la izquierda, a media ladera veremos una cascada a la que merece la pena subir para contemplarla más de cerca. El valle nos dejará en el caserío de Viadangos, con una interesante iglesia.

6Viadangos de ArbásViadangos de Arbás

Para regresar a Casares subiremos hasta el collado que separa la sierra del Turrón de la sierra de las Cangas. Desde este punto se puede subir fácilmente al primer pico de esta sierra que se levanta desafiante y tentador a nuestra izquierda.

9Pico las CangasPico las Cangas

En Casares lo llaman pico de las Cangas y en el mapa de la ruta se denomina Peña Muerca. La amplísima panorámica que ofrece esta cumbre compensa con creces el esfuerzo de su subida.

7Pan_pico las CangasPanorámica pico las Cangas

Ya tenemos Casares a la vista, llegaremos allí en un cómodo descenso en poco más de una hora. Esta grata caminata se completa en unas cinco horas.

8Los PicosLos Picos

Otra ruta, también circular, pero más exigente en tiempo y esfuerzo nos va a llevar a la peña Barragana y a las Tres Marías.

Vamos calentando el cuerpo camino de Cubillas de Arbás, donde comienza la subida más fuerte de este recorrido con un primer punto culminante en la inmensa peña Barragana que domina esta comarca.

11Subiendo hacia la BarraganaSubiendo hacia la Barragana

Tras recorrer la larguísima y vertical base de la peña, subimos por un prado en pendiente hasta el inicio del aéreo sendero marcado con hitos que nos lleva hasta el extremo este de la enorme mole caliza, otra atalaya privilegiada de estas tierras.

12Cumbre BarraganaCumbre Barragana

Desde este punto, mirando hacia el norte debemos encontrar un sendero que hacia nuestra derecha sube en esta misma dirección la cuerda que nos cierra la vista y que termina en las Tres Marías. Tras bajar de la Barragana, seguiremos este sendero para subir a esta ancha sierra que recorremos hacia el este entre jous, laberintos de roca caliza y praderas evitando las cumbres que como el pico de la Brazosa, se levantan a nuestra derecha.

13Cuerda_MaríasCuerda Marías

Nos dirigimos a la María de los Corros, la más occidental de las tres y la única fácilmente accesible por esta zona. Bajaremos al collado de Carrió para regresar a Casares rodeando los Tres Picos que protegen este pueblo del viento del norte.

14Palero_Pico del MedioPalero y Pico del Medio

15Casares de ArbásCasares de Arbás

En la vecina comarca de Gordón, al este y contigua a Arbás, Cuatro Vallés ha balizado otro itinerario que, con un esfuerzo moderado, nos lleva por esos lugares sólo frecuentados por el ganado y los caminantes con ánimo montañero. La localidad de referencia es Cabornera y la ruta lleva el nombre de Los puertos de verano.

16Foz OscuraFoz Oscura

Por la Foz Oscura ascendemos hasta las praderas pobladas por caballos de montaña durante el estío.

17Puertos de veranoPuertos de Verano

Sobre nosotros destaca al suroeste el pico Felicano entre una serie de cimas que cierran el valle por donde caminamos. Este valle es paralelo al del río Casares, llegaremos a este último por una cómoda pista que desciende por una estrecha garganta bajo las estribaciones de Peña Forcada.

18Puertos de veranoPuertos de verano

Antes de llegar a Cabornera pasamos por la fuente El Fraile, ferruginosa de propiedades medicinales. Ascendemos por la ladera contraria a la que hemos dejado hasta la pista de servicio de una línea eléctrica de transporte que nos llevará, disfrutando de las bellas vistas del valle del Casares, hasta Paradilla de Gordón, un pequeño caserío colgado sobre el valle cuya iglesia disfruta de las mejores panorámicas de los montes y hayedos que se asoman al río Casares.

19Puertos de veranoPuertos de Verano

20Puertos de veranoPuertos de verano

21Paradilla de GordónParadilla de Gordón

22Hacia ParadillaHacia Paradilla

23Paradilla de GordónParadilla de Gordón

24Bajando de ParadillaBajando de Paradilla

25FlorecitasFlorecitas

En esta misma comarca se encuentra una joya botánica muy interesante. Se trata del Faedo de Ciñera, un pequeño hayedo que ha sido acondicionado para visitarlo mediante una pasarela que permite disfrutar sus encantos sin dañar el entorno.

29Faedo CiñeraFaedo Ciñera

Se encuentra a dos kilómetros de Ciñera a continuación de una antigua bocamina decorada a modo de museo.

30Faedo CiñeraFaedo Ciñera

31Faedo CiñeraFaedo Ciñera

Las hayas trepan por una empinada ladera acompañadas por el murmullo de un arroyo que atraviesa un pequeño desfiladero después de tallar varias marmitas de gigante en la roca caliza.

Como complemento a este recorrido, es muy recomendable la visita a las cuevas de Valporquero para maravillarnos con las espectaculares dimensiones y la belleza de las formaciones que alberga el interior de la tierra.

26ValporqueroValporquero

El trabajo geológico del agua y los minerales de la roca han esculpido una obra siempre cambiante de magnética contemplación ante la que el tiempo pasa sin darnos cuenta.

27ValporqueroValporquero

28ValporqueroValporquero

El final de la primavera es el momento más recomendable para disfrutar estos recorridos. Cuando la mayor parte de la nieve que ha cubierto las zonas altas ya se ha fundido, facilitando con ello la marcha sin equipo especial, y el fresco verdor de la hierba se combina con el colorido de las jóvenes flores, percibimos el despertar de la naturaleza tras el letargo invernal que nos crea una sensación de plenitud. Además, los escasos mastines que encontramos están completamente relajados y buscan las caricias humanas pacíficamente, antes de que su tarea estival de cuidado de los rebaños despierte su agresividad.

32AnimalitoAnimalito

Para realizar estas rutas nos alojamos en el hostal González de Casares de Arbás. Este establecimiento es muy recomendable, tanto por su buena relación calidad-precio como por el trato y la cocina de la señora Matilde.

NOTICIAS RELACIONADAS

4 thoughts on “Arbás y Gordón, todo el sabor de la Cantábrica leonesa

  1. Precioso, he tenido la suerte de visitar varios de estos lugares y son maravillosos. Unas fotos increíbles. Un saludo

  2. Bonitas las fotografías y bueno el reportaje. Pero hay un “pero”, valga la redundancia.
    No sé de donde ha salido eso de Arbás (con el acentito de marras).
    Toda mi vida he visto (escrito) y oído (a los naturales del país sobre todo)
    Arbas
    Debe ser algo “muy modelno”.

  3. Pingback: Montaña leonesa, de Casares de Arbás a Viadangos de Arbás. Zona central de la Cordillera Cantábrica | gal-jones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *