El Desierto de Tabernas se llena de corredores

El Rincón del Trotamundos. Taberna. 25/4/2014

Las secas ramblas del desierto de Taberna, se llena estos días de corredores venidos de todas partes del planeta para competir entre sí. Lo que antes era un lugar inhóspito en el que se rodaban las famosas películas del oeste americano y de indios, ahora es un autentico hervidero de corredores en zapatillas de marca en un interminable reguero humano corriendo entre palmeras, adelfas, cactus y erosionadas cárcavas.

No se si es éste, el mejor destino para un espacio natural como el desierto de Tabernas, donde el ecosistema es muy frágil, empezando por la flora, la fauna y los suelos arcillosos. Teniendo en cuenta que las condiciones climáticas en la zona, son extremas la mayor parte del año; frío durante el invierno, abrasador calor durante el verano y lluvias escasas durante todo el año, estas carreras masivas campo a través, pueden tener un impacto ambiental de dimensiones incalculables para un ecosistema tan frágil como el Parque Natural de Tabernas.

Para disfrutar del desierto de Tabernas y su espectacular paisaje, es mejor hacerlo caminando por las ramblas o en bicicleta, disfrutando de las raras especies vegetales y animales que colonizan en este espacio natural y respetando su hábita. Subiendo hasta lo alto de laguna de las muchas cárcavas que han erosionado las lluvias torrenciales y los secos vientos para contemplar este atípico desierto donde crecen aisladas palmeras, algarrobos, almendros, higueras y florecen en primavera las adelfas.

Un territorio de gran belleza, salpicado de cortijos que se enmarcan en el paisaje, interminables ramblas por donde discurre el agua subterránea, cárcavas con bellas formaciones, montículos que terminan en una especie de chimeneas coronadas por lajas de pizarra, el desnudo tronco de la flor de pita, palmitos y llanuras de chumberas y espartos donde apenas crece la vegetación.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mojácar, un viaje entre el mar y la montaña en la costa de Almería

Las Salinas del Cabo de Gata, un oasis en la costa de Almería

El Cabo de Gata, un desierto con agua

El Cabo de Gata, un paisaje fantástico de oleaje pétreo

El Cabo de Gata, el último rincón virgen de nuestra costa

El Cabo de Gata, Entre el mar y los acantilados

Parque Natural del Cabo de Gata, un oasis en el desierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *