Viaje en bicicleta por la Costa Vicentina

El Rincón del Trotamundos. Pepe Acera. 4/12/2013

Costa Vicentina, Portugal

Un viaje en bicicleta al unísono del viento, de ese viento que sopla, casi siempre de poniente, en la Costa Vicentina. Esa costa portuguesa que mira serena y pausada al mar  en las tardes de poniente, cuando el sol rojizo se oculta en el Mare Nostrum. Un sol que refleja sus rayos en las formaciones rocosas de los acantilados, en las amplias ensenadas, en las recónditas calas de arena virgen, y en el espejo del inmenso mar donde se mece la minúscula barca del pescador prolongando su silueta sobre el infinito horizonte.

Costa Vicentina, Portugal

Así fue, no dejamos de mirar y de “vamos viendo”, frase que se hizo protagonista del viaje, incluso encorsetados en el coche que habíamos alquilado, como si del camarote de los Hermanos Marx se tratara… pero siempre queda la anécdota en la retina, esa que costará olvidar, aunque el paso del tiempo lo intente… algunos pudieron bañarse y no lo hicieron, otros pudieron pedalear más y tampoco lo hicieron, pero lo que si hicimos, es ¡¡llenarnos de Costa Vicentina!!, y desde luego que vale la pena…

Costa Vicentina, Portugal

Ahora que van pasando los días y voy poco a poco asimilando el viaje, encuentro en el cada vez, más detalles de interés  por os que no dudaré en volver en el momento  más oportuno o menos ocurrente… La línea costera infinita, El desayuno en casa de Eduardo, (Pensao Das dunas en Carrapateira), Y el ensordecedor,  ¡¡hay wifi!!, grito salvador de Pablo, que buscaba  con pasión la existencia de las conexiones inalámbricas en cualquier rincón donde parásemos a descansar.

Costa Vicentina, Portugal

El baño en “Mareta”, (Sagres), al amanecer con las primeras gotas de lluvia del día. Dormir a pierna suelta en la tienda de campaña, noche tras noche. La amabilidad de los paisanos del interior, llegando a Monchique, que nos cedieron su negocio para pernoctar con toda confianza… que cosas…

Costa Vicentina, Portugal

Me quedo con esa costa que no hemos podido descubrir del todo, por motivo de las incesantes dunas, y que con certeza probada sabemos que esconde una primavera perenne en todo su litoral, alimentada por los vientos atlánticos y con ellos su humedad constante, acompañada de la sensación de soledad, que solo ella mantiene y defiende en todo el perímetro peninsular…

Costa Vicentina, Portugal

Me quedo con la forma de viajar elegida, cicloviajeros en un terreno amable y a la vez hostil, como consecuencia del empuje constante de Eolo, que no cesa en recordarte donde te encuentras… Me quedo con Porto Covo, Almograve, Zambuieira, Carrapateira,  Sagres, Salema, Faro, Monchique , y alguno más que seguro dejo atrás, Pronto lo recordaremos, en próximos viajes, junto a unas cervezas, recordando cada anécdota, un proyecto parido de un sueño, que como otros se fue construyendo y haciendo realidad.

Costa Vicentina, Portugal

Cicleando por El Alentejo_039

Cicleando por El Alentejo_046

Cicleando por El Alentejo_047

Cicleando por El Alentejo_052

Cicleando por El Alentejo_053

Cicleando por El Alentejo_056

Cicleando por El Alentejo_058

Cicleando por El Alentejo_065

Cicleando por El Alentejo_073

Cicleando por El Alentejo_078

Cicleando por El Alentejo_083

Cicleando por El Alentejo_085

Cicleando por El Alentejo_098

Cicleando por El Alentejo_100

Cicleando por El Alentejo_104

Cicleando por El Alentejo_105

Cicleando por El Alentejo_110

Cicleando por El Alentejo_130

Cicleando por El Alentejo_115

Cicleando por El Alentejo_131

Cicleando por El Alentejo_132

Cicleando por El Alentejo_135

Cicleando por El Alentejo_137

Cicleando por El Alentejo_138

Cicleando por El Alentejo_140

Cicleando por El Alentejo_143

Cicleando por El Alentejo_144Cicleando por El Alentejo_150

Cicleando por El Alentejo_152

Cicleando por El Alentejo_153

Cicleando por El Alentejo_154

Cicleando por El Alentejo_156

Cicleando por El Alentejo_162

Cicleando por El Alentejo_171

Cicleando por El Alentejo_172

Cicleando por El Alentejo_174

Cicleando por El Alentejo_181

Cicleando por El Alentejo_183Cicleando por El Alentejo_103

Cicleando por El Alentejo_187

NOTICIAS RELACIONADAS

Lisboa, El sueño del viajero

Una vez más, Lisboa

El Cabo de San Vicente, la tierra del fin del mundo

El Alentejo, un paraíso natural en la Costa Vicentina

Évora-Monsaraz-Jerez de los Caballeros-Olivenza

One thought on “Viaje en bicicleta por la Costa Vicentina

  1. Me han encantado las fotos. Solo falta que pongais un mapa para saber donde esta la costa vicentina.
    Ahora mismito me pongo a buscarla en Google !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *