La sierra de Gata se viste de otoño

El Rincón del Trotamundos. Javier Elcuaz del Arco. 25/11/2013

Almenara

El frío también se dejó sentir por las sendas de la sierra de Gata en este otoño seco que atravesamos. La ruta desde Gata a Santibáñez el Alto, por el torreón de Almenara y Torre de Don Miguel, pasa por pueblos donde la historia se remansa entre callejuelas tortuosas, robledales que han resistido frecuentes incendios y repoblaciones arrasadoras de lo autóctono.

 Iglesia de Gata

Salimos de Gata hacia el norte después de observar la recia construcción en granito de su iglesia del siglo XVI, la cercana fuente de El Chorro con su escudo imperial rematado por una solitaria cabeza de águila que mira hacia la izquierda y la ermita del Cristo del Humilladero. Por empinadas callejuelas salimos a un camino balizado que asciende, entre huertos y robles, junto al arroyo del Concejo.

  Fuente de los Austria, Gata

Vamos a coronar, zigzagueando por piornales y berrocales, el promontorio de la sierra de las Jañonas dominado por la torre de Almenara. Su silueta inconfundible es visible desde muchos kilómetros a la redonda. Los siglos y temporales han arruinado la parte superior de este baluarte defensivo que todavía avizora el horizonte ante el peligro de pasadas invasiones.

 Calle de Gata

Ahora nos ofrece la dilatada vista, hasta un lejano e indeterminado horizonte, de un caótico conjunto de sierras, bosques, pueblos, cultivos, espacios vacíos creados por los incendios, y en la inmensa llanura el brillante reflejo de los embalses de la cuenca del Tajo.

 Senda Almenara

Descendemos hacia Torre de Don Miguel por un hermoso robledal que, para nuestra alegría, se conserva intacto en esta tierra tan castigada por las llamas. En esta localidad, característica por sus balcones (construcciones sobre las calles para comunicar viviendas o guardar frescos alimentos y vinos) y casas blasonadas, encontramos un buen número de caquis en el mismo pueblo. El color amarillo de sus hojas destaca entre la hierba verde de los huertos.

 Senda Almenara

Salimos entre los olivos que proporcionan uno de los aceites más apreciados de estas tierras y por viejos caminos entre huertos y pinares iremos ganando altura hasta casi trepar para subir a Santibáñez el Alto. Desde su fortaleza contemplamos el recorrido de 18 kilómetros que hemos realizado mirando hacia el norte. Hacia el sur la superficie tranquila y plateada del embalse de Borbollón atrae la mirada entre el verde de las dehesas que comienzan a ocupar la llanura extremeña.

Senda Almenara

Almenara

Almenara

Torre D. Miguel

Torre D. Miguel

Torre D. Miguel

Torre D. Miguel

Torre D. Miguel

Cerezos

Chumbera, Sierra de Gata

Enbalse del Borbollón

NOTICIAS RELACIONADAS

Búsquese en el mapa la comarca de la Sierra de Gata

La Sierra de Gata, un oleaje de naturaleza mediterránea

Robledillo de Gata, conjunto histórico

Observando nuestro entorno descubrimos cosas que nos sorprenden

Arrasan el bosque centenario de La Genestosa

En la alta Extremadura, Sierra de Gata Las Hurdes

Valverde del Fresno y Monsanto, dos pueblos separados por la Raya

La sierra de Gata

Robledillo de Gata, entre montes y olivares

One thought on “La sierra de Gata se viste de otoño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *