Montaña y mar por tierras Euskaldunas

El Rincón del Trotamundos. Manuel López. 2/10/2013

Valle del Baztán, Navarra

Cuatro familias o, dicho de otra manera, ocho adultos y seis peques hemos dedicado una semana a conocer un poco mejor el valle del Baztán y sus proximidades, moviéndonos entre Navarra y Francia. Hemos combinado excursiones por la montaña con visitas a la costa. El tiempo, como cabe esperar por estas tierras, nos trajo lluvias, pero también nos dejó hacer…

Biarritz

La tarde que llegamos, el 3 de agosto, ya hicimos una pequeña excursión desde Arizkun, donde nos hemos quedado a dormir estos días, hasta el bonito barrio de Bozate, curioso enclave donde vivieron los últimos agotes, grupo social discriminado por motivos religiosos, y donde visitamos un bonito museo al aire libre creado por el escultor Santxorena.

 Bayona

Al día siguiente cogimos las mochilas y, sin mapa pero con información sacada de las redes sociales y un GPS, partimos desde las proximidades de Sara, en Francia, en busca del Pico de la Plata, atravesando una zona con varias estructuras creadas para la caza de la paloma torcaz en su época de migración.

 Bayona

No llegamos hasta el pico y acortamos la marcha circular, siempre con buenas vistas del pico Larun, hasta donde sube un tren cremallera en la zona francesa,  y con demasiado calor y mucha sed, que no saciamos en condiciones hasta alcanzar la Fonda de Lizaieta en el collado de Zizueta. Paseo vespertino por el cuidado pueblo de Sara, donde me llamó la atención la escultura en recuerdo de los caídos de la 1ª Guerra Mundial, y los apellidos vascuences de la gran mayoría de ellos.

 Biarritz

El día 5 nos fuimos a la playa de San Juan de Luz, cosa que agradecieron mucho los más pequeños y la mayoría de los mayores. Impresionante la iglesia matriz y el ambiente vespertino.

 Catedral Bayona

El día siguiente lo dedicamos al parque natural del Señorío de Bértiz, visitando antes Elizondo. En otoño, este bosque mixto donde no se tocan los árboles enfermos o caídos, debe ser aún más impresionante.

 En Amaiur

El miércoles 7 teníamos idea de unir las cuevas de Urdax, Zugarramurdi y Sara (ésta última en Francia) andando, pero el tiempo solo nos dejó ver las dos primeras… y unirlas en coche… Y menos mal que nos retrasamos bastante en la visita de las de Urdax, pues fue entonces cuando empezó a llover, llover…

 Frontón Zugarramurdi

De la de Urdax, me quedo con algunas de sus salas de estalactitas y estalagmitas donde “cuelgan” una especie de hilos.., que resultan ser raíces vivas que llegan hasta allí. En Zugarramurdi se respiran muchas leyendas, sobre todo si a sus grandes dimensiones se une un día de lluvia persistente como el que tuvimos nosotros. Acabamos acercándonos a Ainhoa, otro pueblo vasco-francés también muy cuidado, donde sorprende el ver algunas bananeras, lo que indica la suavidad del clima de la zona.

 Hacia costa Iparralde

Las predicciones metereológicas tampoco eran muy halagüeñas para el día siguiente, lo que hizo que paráramos a visitar Amaiur antes de volver a Arizkun y reservásemos una visita a su molino con elaboración infantil y degustación de talos. Visita al pueblo, con caserones impresionantes,  y paseo hasta el monumento en las afueras dedicado a los últimos navarros que se opusieron a la integración en Castilla, y a dormir y a rezar por un día menos lluvioso.

 Menhir montes Otxondo

Pues iba a ser que no..; la visita al molino nos permitió aprovechar una mañana de fuertes lluvias, y ya por la tarde nos acercamos a Bayona, preciosa “capital” de la zona cuya catedral, aunque con dimensiones más reducidas, me recordaba mucho a la de Burgos. Sorprendente y muy recomendable una visita con calma por la ciudad.

 Monumento Caídos 1ª Guerra Mundial

Al día siguiente nos fuimos a conocer el monte que rodea el puerto de Otxondo, ya muy conocido por nosotros de tanto ir y venir en coche a Francia por allí. Buenas vistas hacia el Baztán y curiosas sus construcciones megalíticas y la presencia de ponis en libertad. Como colofón decidimos ir por la tarde a Biarritz, acercándonos primero a la playa y luego a cenar. Aquí llaman la atención algunos hoteles de finales del XIX y principios del XX, y el ambientillo, claro.

 Museo Santxorena

Al día siguiente nos separamos las cuatro familias, y la nuestra se acercó a ver a la familia, valga la redundancia,  hasta Zarauz, donde una tarde de tormenta nos hizo disfrutar de unas espectaculares vistas desde su malecón.

Salu2 a to2 y que os gusten las fotos.

Euskadi

Euskadi

Euskadi

Euskadi

Euskadi

Euskadi

Euskadi

Euskadi

Euskadi

Euskadi

San Juan Luz

Señorío Bértiz

Urdax con raiz

Zarauz

Zarauz

Zugarramurdi

Zugarramurdi

Zugarramurdi

NOTICIAS RELACIONADAS

Travesía de la sierra de Urbasa siguiendo el recorrido del GR 282

Al noroeste de Navarra, las tierras de Zugarramurdi se funden con el País Vasco y Francia

Viaje por España descubriendo rincones del centro y norte peninsular

Espacio Natural de Urbasa y Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Los mejores recorridos para conocer la Montaña Vasca

Unos días en el norte de la Península Ibérica

Por la Cornisa Cantábrica, entre Euskadi y Cantabria

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *