Malta, un viaje por la historia, la lengua y la arquitectura del Mediterráneo

El Rincón del Trotamundos. Toñi Gutiérrez Bullón. 12/8/ 2013

 

Malta, un pequeño país, de tres islas, Gozo, Comino y Malta, en ellas han dejado su huella las diferentes civilizaciones que han pasado por aquí. Hemos visitado sus templos megalíticos, medinas árabes, ciudades medievales amuralladas, grandes construcciones defensivas en sus ciudades costeras; una isla salpicada de iglesias, que por sus dimensiones parecen catedrales, además el interior asombra por su riqueza ornamental, de estilo barroco, con gran cantidad de mármoles.

Viajar por el mundo desde hace un tiempo, ya es relativamente fácil, solo hace falta tener ganas de conocer mundo, superar los miedos, las incertidumbres y sobre todo, la comodidad de la rutina que nos ata al lugar donde nacimos, donde vivimos habitualmente y donde hemos echado raíces. Hace años la barrera de los idiomas podía ser un gran obstáculo para no viajar y seguir atados al terruño. Ahora con las nuevas tecnologías nos lo han puesto más fácil, la barrera de los idiomas ya no es impedimento, con nuestra tableta o móvil podemos recorrer el mundo sin sobresaltos.

Podemos viajar sin necesidad de hablar una palabra de inglés, el idioma por excelencia de los viajeros. Solo tenemos que programar nuestro viaje antes de salir de casa y una vez programado éste, coger la maleta y salir hacia la estación más próxima a nuestro domicilio para emprender el viaje de nuestro sueño.

Pero si lo que deseamos cuando preparamos un viaje, además de conocer el país y las ciudades que pensamos visitar, es empaparnos de la cultura y la lengua de ese pueblo, y entablar relaciones profundas con la población, tendremos que pensar en algo más que en nuestra tableta y en nuestro móvil. Para eso es imprescindible saber idiomas, especialmente el inglés. El dominio del inglés nos abrirá muchas puertas en nuestros viajes y nos  permitirá relacionarnos y hacer amistades más profundas y duraderas.

Es sabido que el idioma inglés, se habla en la mayor parte del mundo. El Imperio Británico extendió su lengua por todos aquellos territorios que yacían bajo sus leyes Imperiales. Pasado el tiempo, los ingleses fueron derrotados en la mayor parte de los dominios conquistados, pero la lengua de los colonizadores ha pervivido, y además de ser la lengua vehicular para el comercio, la ciencia y las relaciones diplomáticas, es por excelencia, la lengua del viajero, millones de seres humanos la conocen y la hablan en todo el mundo.

La isla de Malta es uno de esos territorios que fueron colonizados por los ingleses. Durante siglos permaneció bajo su dominio. Hoy Malta es un país liberado del Imperio Ingles, pero la lengua se sigue hablando. Muchos viajeros aprovechan esta circunstancia para conocer este país y de paso aprender inglés en la isla. Es uno de los destinos más recomendables, aunque también hay otros destinos donde se puede hacer un curso de inglés en el extranjero que nos ayude en nuestros futuros viajes. Además, en Malta se puede conocer la historia, la arquitectura y la rica cultura que posee el pueblo maltes, no en vano Malta se encuentra en el centro del Mediterráneo, cruce de caminos y encuentro de culturas milenarias.

 Con esta idea, me embarqué este verano hacia Malta, un país que no conocía aunque siempre me había llamado poderosamente la atención de cuanto se decía de él, de su dilatada historia en la que no falta su resistencia ante los numerosos pueblos invasores y de su rico folclore.

Es un placer pasear por las calles de cualquier ciudad de Malta, admirando sus fachadas, todas construidas con la materia prima de las islas, que nos recuerda la piedra de Villamayor utilizada en las construcciones de Salamanca, España, como es una piedra fácil de trabajar, los balcones, ventanas y galerías tenían muchos motivos decorativos.

Para desplazarnos por el interior de las islas, hay muchas líneas de autobuses, de los cuales vinimos todos enamorados. Algunos tienen 80 años y siguen circulando por las ciudades, además es un medio barato, 0,50 Euros y 1 Euro si llevamos la maleta.

Las islas tienen pocas elevaciones, el paisaje es típicamente mediterráneo, con cultivos en terrazas. Hicimos marchas por los acantilados, con vistas preciosas del mar con aguas clarísimas, y ventanas erosionadas en las rocas.

NOTICIAS RELACIONADAS

Malta, una fortaleza flotante

Hoy es un buen día para salir a alta mar para observar Cetáceos

El Cabo de Gata, un desierto con agua

Córcega, volvemos hacia el oeste de la isla

Vacaciones en la Isla de Formentera

CaFla, festival Folk de Cagliari, Cerdeña

One thought on “Malta, un viaje por la historia, la lengua y la arquitectura del Mediterráneo

  1. Exactamente un curso de inglés es lo que hice en Malta. Tres semanas de inglés, de cultura y de diversión que nunca olvidaré. Es un país particular, original, un viaje diferente a la isla por la que han pasado decenas de civilizaciones, gracias a su lugar estratégico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *