La Costa da Morte, el paisaje del fin del mundo

6ª etapa Camiño dos Faros en la Costa da Morte, Camariñas-Muxía

El Rincón del Trotamundos. Los Trasnos. 25/7/2013 

1077041_481980658555321_760393660_o

El domingo 14 de julio unos 45 trasniñ@s de todos los puntos de Galicia realizamos la 6ª etapa Camiño dos Faros entre Camariñas y Muxía, de 30 kilómetros. La etapa más larga de todas las que hemos realizado hasta ahora en esta ruta de la Costa da Morte. En este caso el sol apretaba pero no fue impedimento para que completásemos este tramo del camino que como los anteriores, discurre por parajes de gran belleza, en los que se alternan los acantilados y las recónditas playas con los pueblos y los verdes prados, en un paisaje siempre vigilado por los faros que orientan el camino y al caminante.

1077503_482512745168779_233369573_o

Salimos de la villa de los encajes por el Paseo Marítimo y la playa de Area da Vila, antes de entrar en el sendero que recorre la Enseada da Basa hasta Xaviña. Aunque la marea estaba alta y no nos dejó disfrutar del trabajo de los mariscadores y de las aves que buscan su comida en esta ría, el caminar entre la sombra de los pinos se agradecía y mucho.

1025633_481980781888642_72928435_o

Después de pasar Xaviña nos adentramos en la Ruta da Insua por una pista que nos llevó hasta la Playa de Ariño, donde hicimos la primera parada de agrupamiento y aprovechamos para remojarnos en la fuente allí existente. Muchas familias de la zona escogen este hermoso lugar para pasar el día, aprovechándose de las mesas y barbacoas dispuestas en la sombra que da el pinar. Justo enfrente, vemos la playa de Area Blanca, ya en el municipio de Muxía, pero para llegar a ella vamos a tener que hacer aproximadamente 8 kilómetros.

35538_481637391922981_1250940820_n

Una vez agrupados, salimos por el final de la playa de Ariño hasta cruzar la carretera y llegar a Tasaraño, donde otra fuente volvía a ser parada obligada. En este tramo O Camiño dos Faros no puede ir por la costa y se mete en una pista interior con algo de altura desde la que podemos ver toda la desembocadura del Río Grande, además de disfrutar de la arquitectura rural de Tasaraño y de Dor, antes de llegar a Allo y Ponte do Porto.

45982_482578368495550_567465557_n

Después de pasar por la típica aldea de Allo llegamos a Ponte do Porto, topónimo que proviene del puente que cruza el río Grande muy próximo a su desembocadura y del pequeño puerto, que, en otros tiempos, tuvo un importante tráfico maderero. Durante años, esta pequeña población fue el centro comercial de toda la comarca.

71644_481937885226265_1904913193_n

El puente medieval se encuentra en el centro del pueblo. Al lado, la iglesia de San Pedro que conserva una interesante colección de encajes y las viviendas de piedra mirando al río bien merecen detenerse para dar un paseo.

150416_481938951892825_701084720_n

Eran las dos y media de la tarde y estábamos llegando a Cereixo. Este pequeño tramo del paseo guarda muchos tesoros como el Muiño de Mareas, la Iglesia de Santiago y las Torres de Cereixo. Que mejor que el paseo fluvial de Cereixo para hacer la parada de avituallamiento.

7

Después de darle al diente y descansar un poco salimos a cubrir la segunda parte de la etapa camino de la Playa do Lago y de Muxía.

8

Antes de llegar a Lago, bajamos a Area Longa por una senda de pinos y eucaliptos que forman esta parte de la ribera del Río Grande. La marea ya había bajado y se podía disfrutar en toda plenitud de este paraíso.

9

La hora de remojarse estaba cerca pero aún había que pasar la Playa de Leis y salvar las rocas que la separan de Lago. Al llegar a la Playa do Lago nadie se lo pensó y nos lanzamos al agua con cuidadito de no darle un shock a nuestros cuerpos de trasnos después de todo el calor de la jornada. Refrescarse por fuera y por dentro para finalizar la etapa de la mejor manera posible.

10

De Lago salimos en dirección a Merexo, que lo atravesamos por la pista interior del pueblo desde el que vemos una panorámica de la piscifactoria y toda la pequeña ensenada de Merexo. Desde allí a Os Muiños nos tocó caminar por algo más de asfalto del que nos gustaría.

11

Os Muiños es un pequeño oasis en el final de la etapa. El sombrío recorrido por el Río Negro nos permitió relajar un poco las piernas antes de cruzar la playa de Os Muiños y subir por el medio de un pinar camino de Chorente y de Muxía, a la que llegamos después de 10 horas de larga caminata.

12

Pero antes de finalizar la etapa aún quedaba lo mejor. El ascenso al monte Corpiño desde la iglesia de Santa María nos permitió tener otra vista panorámica de Muxía y de todo el recorrido que habíamos hecho en esta jornada.

13

Desde el Corpiño ya bajamos a la Barca, punto clave de este Camiño dos Faros. El santuario, el faro, el monumento a los voluntarios y las piedras mágicas que rodean esta punta fue el broche final a esta etapa que finalizaba después de 11 horas en la playa de O Coido, kilómetro 0 del desastre del Prestige.

14

16

17

18

19

20

21

22

23

25

26

32

34

35

36

30

37

38

39

41

42

43

44

45

46

47

48

49

50

52

33

NOTICIAS RELACIONADAS

Los Trasnos avanzan por la Costa da Morte

Costa de la Muerte, Ponteceso-Laxe

Inmortaliza el instante y descubre el sentido de la vida

La Costa da Morte encumbra un paisaje excepcional

Costa da Morte, entre la brisa del mar y el verde de los prados

Imágenes, lugares, recuerdos de un viaje por Galicia

El camino de Santiago Portugués Central

Navegando en el Pirata Camilín por la costa del Fin del Mundo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *