El Fotolibro, una forma diferente de archivar nuestras fotografías

 El Rincón del Trotamundos. 14/5/2013

El mundo digital ha revolucionado la fotografía, cada día millones de imágenes circulan por las redes sociales, la televisión y Internet. Las cámaras alógenas  han dado paso a las cámaras digitales, los teléfonos y las cámaras compactas. Toda una proliferación de imágenes inundan nuestras vidas y los rincones más insólitos de del mundo, tanto que donde no hay fotografía no hay información.

Con esta revolución, han quedado olvidado los cuartos oscuros, los revelados de clichés, las diapositivas y hasta los viejos álbumes de foto que servían como recuerdo de los acontecimientos más importantes que tenían lugar en la vida de cada persona, familiares o amigos: Bodas, despedida de solteros,  bautizos, cumpleaños, viajes inolvidable, inauguraciones, fin curso, fiestas tradicionales o luna de miel.

Esos viejos álbumes que guardaban la historia de generaciones tras generaciones y que se conservaban con el mayor de los esmeros,  como si fuesen preciadas joyas, donde estaban los mejores y peores momentos de la vida y de aquellos seres queridos que ya no estaban con nosotros.

Esos álbumes dieron paso al almacenamiento digital, CD, DVD, Discos duros, ordenadores y otros muchos soportes digitales, donde se guardan los cientos, miles, de fotografías que se realizan cada día. Uno soportes que casi nunca se abren por que es engorroso buscar la fotografía de tal o cual acontecimiento personal o familiar, para lo cual es necesario copiar la foto en otro dispositivo y tener un cañón para poderlas visionar para que los familiares o amigos puedan verlas.

Para seguir con la tradición y poder disfrutar de lo momentos más entrañables y emotivos de nuestras vidas, compartir con los amigos y familiares esos momentos felices que no se borraran nunca de nuestra mente, se ha popularizado lo que hoy se conoce como el “Fotolibro”.

Esta forma de archivar la fotografía en papel que realizamos, es bastante sencillo, tan sencillo que lo podemos hacer nosotros mismos sin que medie ningún laboratorio ni nada que se le parezca. Basta con seleccionar las fotografías y el tamaño del libro y enviarlas a alguno de los sitios de Internet especializados en editar estos y esperar que el mensajero llame a tu puerta con las fotografías que enviaste archivadas en un fotolibro. Así de practico, fácil y sencillo resulta tener encasa un fotolibro con las fotografías de tus mejores momentos.

NOTICAS RELACIONADAS

La mirada del Viajero

Fotografía

Fotografías Comentadas

Libros de Viajes y Aventura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *