El oso pardo sale de su guarida invernal en los montes de León

El Rincón del Trotamundos. Refugio de Riaño. 6/5/2013

Como dicen los amigos del Refugio de Riaño, el invierno ha sido largo y duro, prolongándose más de lo que es habitual, pero según parece el oso pardo que habita en las montañas de la Cordillera Cantabria, ha resistido los rigores de la naturaleza y con la entrada de la primavera ha salido de su guarida y se dejar ver por los bosques y montes de la cordillera, alimentándose con los tiernos tallos  que brotan por doquier.

Una hermosas estampa de la naturaleza que pocos tienen la suerte de contemplar, aunque con un poco de suerte y con el esfuerzo de todos, pronto, la observación de estos animales que estuvieron al borde de la extinción, pueda ser algo habitual entre quienes gustan de pasear por los bosques y montañas del norte peninsular y disfrutar de la belleza que depara la naturaleza salvaje.

NOTICIAS RELACIONADAS

Por donde camina el oso…

El Pantígrado de la Cordillera Cantábrica, una reliquia de la fauna Ibérica

Una secuencia de imágenes del mundo nocturno

El paisaje de Sajambre-Ponga de este pasado otoño

El otoño hace asto de presencia en la Cordillera Cantábrica

Montaña de Luna, la soledad de la Cordillera Cantábrica

Babia y Luna, dos comarcas para perderse en la Cordillera Cantábrica

Camina el Oso pardo por la Cordillera Cantábrica

El Coriscao, un balcón privilegiado sobre los Picos de Europa

Nada mejor que estar en Babia. Rutas por Ubiña y lagos de Somiedo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *