Despierta la primavera en la frontera del invierno

 

El Rincón del Trotamundos.Toñi Gutiérrez Bullón, Lola Pascual. 20/3/2013

Se aleja el invierno y  la primavera se deja sentir, incluso en las montañas. Los narciso inundan los prados, al tiempo que la nieve aún hace su aparición y cubre los árboles de blanco, el sotobosque se llena de cencellada y el viento que sopla es gélido, de esos que cortan el cutis, se podría decir que son días que juegan una mala pasada. Pero con todas estas adversidades, los días se alargan, las horas de luz superan ya las de la noche y la naturaleza se sitúa en la meta, presta para lanzarse a la carrera en cuanto la temperatura aumente unos grados y eso pude suceder de un día para otro.

Es el momento de la eclosión de la naturaleza; los árboles comienzas a echar las hojas, las plantas renacen del interior de la tierra, las flores hacen sus primero intentos para exhibir sus colores, los insectos se desperezan y los mamíferos acaban de desprenderse del viejo pelaje. Todos apunto para exhibir sus mejores galas, dejar atrás el letargo del invierno y emprender un viaje, el que les depara la larga primavera, una de las estaciones más bella del año.

NOTICIAS RELACIONADAS

Retorna la primavera en los campos del sur

Los Arribes del Duero se visten de blanco

Patios, callejuelas y jardines de la ciudad de Córdoba

Raíces de Castilla, la Bureba burgalesa

Urueña, un pueblo del medievo convertido en museo

Somiedo, primavera en los lagos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *