El Viajero Trotamundos. Agencia de Viajes


 

abr 30 2012

Valle blanco – Un descenso a los pies de los gigantes

Categorías: Esquí de Montaña

 

Rincón del Trotamundos. Manuel Santervás Martín. 30/4/2012

Si vas en verano a Chamonix, sólo oirás hablar de subir al Mont Blanc por más que sean muchas las posibilidades alpinísticas que ofrece la zona. Si acudes en la temporada de esquí sólo oirás hablar del descenso de la valle blanche… del valle blanco, el mayor descenso en esquís de Europa… entre cumbres legendarias, sorteando grietas en glaciares, y una jornada entera de esquí, o de montaña, o de ambas cosas..

Partimos de Madrid hacia Ginebra en un vuelo barato, nos dejaron llevar gratis el equipo de esquí y el trato fue exquisito, súper eficientes, te dan de comer, beber y te obsequian con pequeños detalles que hacen que el viaje te resulte más confortable y además a precio de línea de bajo coste… No lo dudes, saca el billete con tiempo y vuela seguro en tus viajes de aventura, placer o negocio.

Hemos alquilado un apartamento en Chamonix Sur, es impresionante la cantidad de servicios que ofrece Chamonix, si buscas con tiempo encontrarás de todo y esto incluye calidad a buen precio, comodidad, bien situado y servicios.

Nuestra idea era esquiar varios días en estaciones haciendo fuera de pista y luego irnos a bajar el valle blanco, pero el tiempo nos obliga a tras sólo un día de pista irnos al que era nuestro objetivo principal.

Para descender el valle blanco, debes coger la telecabina de la Aguille du Midi, es ya una experiencia recomendable subir a este nido de águilas sólo por la vista sobrecogedora que te ofrece, además ofrece una importante ventaja para hacer actividades alpinas en un día. A cambio, pasas en pocos minutos de estar en la ciudad, a estar a 3800 m en alta montaña y preparado para adentrarte en el mundo del hielo. Es un día festivo el que elegimos para subir y hay un gentío esperando subir, nos toca esperar más de dos horas.

La arista de salida, muy respetable en verano, que impresiona a más de uno y obliga a todos a ir con cuidado.. se haya equipada en invierno, con barandillas a cada lado y un zig-zag en la parte más empinada. Nosotros la bajamos sin utilizar crampones ni piolet, algo impensable en verano.

Tras pasar la arista, hay que prepararse para el descenso, ajustar botas, comprobar todo, poner el ARVA a emitir… la altura te hace pagar cualquier acción…salimos… Varios giros en los primeros metros, con cierto temor… he pasado por encima de una griete semioculta… Esto no es broma!! Hay que ir con mucho cuidadito…

Tras el primer descenso de unos 100 m llegamos al col de midi donde la huella casi llana, sólo tienen la dificultad de dejarte ir y no salirte demasiado, por si te frenas y por si las grietas…

Tomamos una pequeña variante, sin saberlo, descendiendo al glaciar del gigante desde las cercanías del Rognon du Plan… La nieve está muy bien, hay 10 cm de nieve polvo sobre una capa de nieve dura…se baja sin demasiado problema… aunque eso no evita alguna caída que otra…

Tras 400 m de descenso llegamos al fondo del glaciar y empezamos un flanqueo en el margen izquierdo, que da algunos problemas para seguirlo…Vemos mucha gente parada a lo lejos… nos acercamos a la zona de seracs del glaciar del gigante, el punto clave de la bajada.

El descenso de la zona de seracs se hace por una zona de bañeras situada a la izquierda, hay un primer tramos de unos cincuenta metros, un segundo de unos 100 metros y luego una especie de camino entre grietas que te deja en el centro del glaciar. Las bañeras están heladas y son de más de medio metro de altura, nos cuesta bastante pasarlas y acabamos por el suelo varias veces. Con mucho cuidado seguimos el caminito entre grietas… un error nos haría acabar en el fondo de una… pero yendo despacio no ofrece mucho problema.

En el llano entre los dos escalones del glaciar descansamos y comemos algo, no sabemos cuánto queda, pero esperamos no encontrar zona tan intrincadas como la que acabamos de pasar.

El segundo escalón del glaciar se pasa por la derecha y es mucho más sencillo, tiene unos 60 metros y bastante menos inclinado, resoplamos aliviados al llegar debajo de él y ver que comenzamos a bajar por terreno de poca inclinación ya.

Disfrutamos haciendo giros, fotos, vídeos, risas en el final del glaciar del gigante y alucinamos con las olas congeladas que son lo que asemejan las grietas de la entrada a la mer de glace. El mer de glace es el glaciar más famoso de los Alpes, a pesar de no ser el mayor.. pero las cumbres que lo rodean justifican esta fama.

El descenso es ahora un placer, recrear la vista, esquivar alguna grieta sin dificultad, cruzar algún arroyo…Todo son risas, ya estamos casi abajo…

La llegada a la cueva de hielo tiene un par de sitios obligados con giros y saltos estrechos pero en poco más de tres horas y media estamos quitándonos los esquís con una sonrisa en los labios difícil de borrar.

No funciona el telecabina que sube al tren cremallera, nos toca portear durante media hora cuesta arriba, y por nieve con cierta inclinación… aunque venga mucho esquiador de pista, esta es una ruta para esquiadores de montaña… por el terreno y por el esfuerzo.

Satisfechos con esta primera bajada, intentamos una segunda cuatro días después en cuanto el tiempo da una tregua. Nos encontramos con más de un metro de nieve pesada recién caída, la arista estaba sólo semiequipada y el hielo afloraba en algunos lados, no había ni una huella a seguir, bajamos entre la niebla siguiendo a un guía con sus clientes…

La zona de bañeras ha desaparecido, cubierta por la nieve, el cruce del glaciar se hace más abajo…Se parece sólo en cierta medida a nuestro recuerdo anterior… Lo pasamos mal en algunos momentos y podía haber sido bastante peor… .Hemos pecado de soberbia y la montaña nos ha puesto en nuestro sitio. No podemos minusvalorar esta ruta, cambia de un día para otra, se desarrolla en alta montaña y debes ir preparado para cualquier dificultad que pueda surgir…

El nivel de esquí no es tan importante (nivel para bajar pistas negras en estación y haber hecho algo fuera de pista) como los conocimientos de montaña, la precaución y la elección del día adecuado para efectuar el descenso.

Otros reportaje de Alpes publicados en El Trotamundos.

Mont Blanc. Ruta de los cuatromiles. Agosto de 2011

Tres cumbres en los Ecrins

Kandersteg, paraíso para senderismo alejado de las multitudes

A los pies del ogro, el monje y la doncella

Un día en la vida de dos montañeros escalando el Zinaltrothorn

ALPES, Ruta de los Cuatromiles

Chamonix, vuelta a la cuna del alpinismo

Aventura en la montaña pero con el respeto que esta merece

Expedición en las montañas suizas

Nada es eterno, los dioses aún no han dicho su última palabra

Las montañas de los Alpes, por aristas y glaciares, extenuados por esos pedreros de díos

 

Tags: , , , , , , , , , , , ,

One Response to “Valle blanco – Un descenso a los pies de los gigantes”

  1. César says:

    ¡Como cambia el paisaje en invierno! La cosa se pone seria de verdad… Enhorabuena por la actividad

Deja un comentario