Puerto Yungai, territorio de aventureros y nómadas

 

La Carretera Austral, una aventura al fin del mundo (III)

Rincón del Trotamundos. Manuel Serrano Sotelo. 11/4/2012

Cuando hay fuerte viento en la Patagonia hay que saber esperar por que su naturaleza no sabe de compromisos ni de horarios, la aventura es su alma.


Después de algunos días sin noticias reaparece Manuel en su aventura Austral contándonos las vivencia de los últimos días, las historias vividas y … Estoy vivo y disfrutando enormemente de las maravillas que encuentro en este viaje austral por la Patagonia Chilena, un paraíso de naturaleza salvaje donde la naturaleza mantiene su ley.

En Caleta Tortel dormimos en casa de una familia nativa y al día siguiente salimos con un indio llamado Noel que tenia una barca de madera hecha por el. Con tres parejas Santiaguinas dos de las chicas muy guapas nos internamos por los fiordos campo del hielo norte.

Llegamos al parque Nacional de la laguna de San Rafael por la parte Sur, allí estaba un guarda que después de caminar sobre una hora nos lo encontramos en su guarida con dos chicos que estaban marcando un recorrido de 60 Km. al lado del glaciar. Seguimos caminando una hora mas después de coger un bote para atravesar el río y llegamos al Glaciar Esteffen otro regalo para disfrutar de los sentidos.

La vegetación de pradera de un verde intenso llegaba hasta el glaciar. Allí estuvimos contemplado la cantidad de posibles rutas que se podían realizar eran muchas por montañas con glaciares sin nombre la mayoría de ellos.

Por la noche volvimos y compartimos con los patagones de Caleta Tortel el ambiente festivo y tuvimos un debate sobre las presas que las eléctrica Española Endesa piensa construir en los ríos de la zona. Durante la noche el viento y la lluvia azoto con fuerza a este hermoso poblado perdido que vive de la madera del ciprés. El ciprés antes abundaba pero ahora lo tienen que ir a buscar muy lejos ya que los bosques se están agotando.

Por la mañana y después de una tregua de la tempestad volvimos por la carretera que trascurre al lado de un inmenso río que parece el Amazonas, de alli volvimos a coger la carretera Austral, de nuevo en esa maravilla de carretera continuamos entre río, bosques y montañas hasta llegar a una laguna en Puerto Yungai donde nos esperaba una barcaza que cruza la laguna para poder  seguir la carretera Austral.

Allí nos encontramos con dos italianos ciclistas que nos preguntaron sobre el camino. Una vez desembarcado en la otra orilla seguimos serpenteando entre montañas, siguiendo el curso de un hermoso río para llegar hasta un lago que rodeamos para llegar a Villa O´Higgins final de la carretera Austral.

De aquí se puede seguir hacia el Chaitén (Argentina ) y contemplar tras salir de dicho pueblo trece kilómetros el impresionante macizo del Fitz Roy situado en un lateral del campo del hielo Sur, tambien en el campo de hielo Sur están las torres del Paine de inigualable belleza. Si estas dos maravillas son visitadas por 150000 personas al año por su buen acercamiento y comunicación, que nos esconderán los innumerables macizos del campo de hielo norte. Esta parte de la Patagonia Chilena no la visitaran mas de 5000 personas al año de ahí su valor natural.

Para llegar a Villa O’higgins con la barcaza solo caben 10 coches y hace el trayecto tres veces al día y casi nunca va lleno, eso te da la idea de lo recóndito de estos lugares. Compartimos esa noche cabaña con un argentino y su hijo. Al día siguiente muy temprano partían para el Chaitén iban hacer la travesía a caballo.

La travesía a Argentina es la continuación de la carretera Austral pero no se puede hacer en coche. Hay que hacerlo a pie a caballo o en bici. Primero hay que coger un barco que llega hasta el glaciar O’higgins, y a mitad de camino desembarcar en Albergaría Mansilla de aquí seguir a pie o en bici hasta la frontera con Argentina y coger otro barco que te lleva hasta la otra orilla donde hay muchos autobuses que te llevan al Chamonix Argentino, aquí la soledad desaparece.

Nosotros intentamos ir al día siguiente pero holas de 5 m en el lago nos lo impidieron, cuando hay fuerte viento en la Patagonia hay que saber esperar por que su naturaleza no sabe de compromisos ni de horarios, la aventura es su alma.

Visto lo anterior de la carretera Austral decidimos hacer el camino de regreso con mimo y disfrutar de los amigos que hemos ido haciendo por el camino. Ya tenemos planos de La Villa de O’higgins y del Fitz Roy para volver en un futuro. Pero de momento no queríamos quitarle tiempo a la carretera Austral para llegar al Chamonix Argentino.

Reemprendemos la carretera Austral pero al revés y vamos disfrutando de un día bueno que nos deja contemplar todos los macizos y glaciares que en la venida no pudimos ver. Llegamos a Cochrane y aquí contactamos con un guía que tras un trekking y pasar con un bote a motor nos conduciría hasta el  glaciar de Cayuquero en el Monte San Lorenzo. Aquí haríamos una hermosa travesía por el glaciar. Pero me tengo que ir porque hay una fiesta costumbrista de como hacían los antiguos colonos patagónicos.

Otros reportajes del autor publicados en El Trotamundos. Glaciar de Stefe, en el Parque Nacional de San Rafael

Aventura y ocio en la Naturaleza http://www.elrincondeltrotamundos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *