El Danubio en Alemania, verano del 2011


El Rincón del Trotamundos. José Acera Cruz. 27/1/2012

Hablar del Danubio, es hablar de casi 4.000 kilómetros de serpenteante rio, ¡¡y solo llevamos recorridos unos 1.000 kilómetros  aproximadamente!!. Hace unos años la parte austriaca, y este verano la parte alemana. Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungria, Croacia, Servia, Rumananía, Bulgaria, Moldavia y Ucrania, son los países por los que casi indiferente en algunos, como con protagonismo propio en otros,  atraviesa este inmenso río.

 

Por ello, nuestra intención es continuar rodando por él, hasta alcanzar el Mar Negro, no sabemos cuánto tiempo emplearemos en ello, y tampoco en qué momento exacto lo haremos, eso, todavía no está programado, pero la diversidad cultural, humana y paisajista que nos espera en los diferentes tramos que restan son suficiente aliciente para no abandonar la idea, y seguir  adelante con él sueño.

En Alemania hemos tenido que acercarnos a sus fuentes, las que teóricamente lo ven nacer en la ciudad de Donaueschingen, en la confluencia de otros dos ríos, pero es la Selva Negra quién enriquece el nacimiento de estos afluentes y donde inicia su vida el gran Donau.

Los dos-tres primeros días de nuestro recorrido han sido un poco más laboriosos, como consecuencia de encontrarnos con una orografía más cercana a la montaña  que a los valles. Cuesta un poco más pedalear, pero la satisfacción visual que te ofrece el recorrido, sin duda es una gran recompensa. En este tramo inicial destacan, además de los bosques, alguna de las poblaciones lindantes;  Sigmaringen con su castillo, Riedlingen con su capilla católica St. Georg.,  y para nosotros la población de Rechtenstein,  y la acogida en el “Gasthaus”, además de las siempre omnipresentes torres medievales, situadas en lugares estratégicos de este y de algunos otros pueblos.

El resto de días, hasta los once que hemos estado pedaleando, han sido muy cómodos y prácticamente llanos, rodeados de maizales y bucólicas campiñas, entre poblaciones que reconfortaba el pasear por ellas;  Ehingen, con su colosal plaza y entrada amurallada, la ciudad de Ulm, moderna y cosmopolita, siendo el río el gran protagonista de la ciudad junto con su famosa catedral  gótica y la torre catedralicea mas alta conocida, 161,53 metros, Donauwörth, otra ciudad amurallada de cuento, la señorial Neuburg,  o la práctica y moderna pero con un casco antiguo muy interesante, Ingolstadt, y así hasta Regensburg, Patrimonio de la Humanidad, imperdonable no perderse entre sus calles, su catedral, sus pasajes, plazas, puente, etc., etc.

Y por último, aunque seguro que me dejo un montón de interesantes lugares, la ciudad de Passau, frontera entre Alemania y Austria, que para mí es un lugar especialmente interesante, supongo que tendrá mucho que ver que es la segunda vez que tengo oportunidad de pasear por él, ahora como fin de etapa, hace unos años como inicio, su estratégica situación, entre tres grandes ríos como son el Danubio y los afluentes que allí encuentran su fin el Eno y el Ill , hacen de ella una ciudad casi fortificada por las aguas, ¡Intentar dormir en el albergue juvenil,..toda una experiencia!.

Para romper la monotonía constante de bicicleta, hemos  viajado un pequeño tramo en barco, (6 kilómetros), partiendo del Monasterio de Weltenburg, fundado en el 600 por monjes nómadas celtas…, desde este lugar en un paraje boscoso y entre meandros alcanzamos la población de Kelheim, y de esta manera hemos tenido la oportunidad de comprobar la grandeza del Donau desde dentro de sus aguas.

Si bien es cierto, que los pueblos son muy similares, no por ello dejan de sorprenderte y de ser muy gratificante el paso por los mismos, al igual que en Holanda, Austria o Dinamarca, las poblaciones por pequeñas que sean, siempre ofrecen riqueza visual; por  el tipo de construcción, por sus singulares jardines, a cual mejor, o las granjas que se adhieren al conjunto, todo está perfectamente pensado, escrupulosamente limpio, y siempre con una población amable, dispuesta a corresponder a nuestras dudas.

El tiempo nos ha acompañado con temperaturas propias de la época, sol, lluvia, incluso algunos días excesivo calor que finalizaba en tormenta,  de forma tal, que se hacía necesario buscar las “zonas de baño”, y vagear durante un par de horas en esos lagos entre bosque, donde, valga como ejemplo, hemos tenido la oportunidad de nadar entre somormujos.

Ahora, COMO ORGANIZAR ESTE VIAJE CICLO-VIAJERO…

¿DONDE VAMOS?, si el sitio elegido para pedalear es el que aquí he comentado, y una de las mejores guías para mi gusto es la www.esterbauer.com, es una verdadera biblia de viajes por el mundo en bicicleta, editada también en inglés, es práctica y no le falta detalle.

DESPLAZAMIENTO, Si se viaja en avión, es importante anticiparse con los billetes, siempre se encuentran mejores precios. Si lo hacéis en coche y llevas tus bicicletas, no olvides las medidas de seguridad para el porta-bicis, y la placa, bien vayan colocadas en una bola trasera o en la baca del coche.

TRANSPORTE BICICLETA, Si se está pensando en llevar tus bicicletas en avión, piensalo dos veces. Nosotros tenemos bastante experiencia  en ese aspecto, y si solo viaja una persona, con una bicicleta que no tenga transportín, delantero y trasero, de forma tal que sea fácil, empaquetarla, bien. Pero si este no es el caso, las compañías de vuelo en general, ponen muchas dificultades; quitar el aire, desmontar pedales, doblar la dirección en sentido paralelo al cuadro de la bicicleta, ¡ y todo esto pagando el porte además! …Mejor alquilarlas en destino, contactar con anterioridad con las tiendas de alquiler del lugar de partida, seguro que existirá más de una, elegid y proponed el modelo y la talla que necesitéis ,( ejemplo; cuadro 19, bicicleta híbrida con velocidades, transportín, …). Y asegurar el regreso en tren para retornarlas.

EQUIPAMIENTO DE VIAJE, Si viajas con alforjas, olvídate del armario ropero!, ajusta al límite, solo lo imprescindible que realmente sepas que vas a utilizar. Prendas imprescindibles son el pantalón de agua, el chubasquero y las calzas, la lluvia en estos países no es un obstáculo, es parte del atractivo y del día a día, ¡ no puede impedirte pedalear!, un par de prendas de ropa interior, de calcetines, de camisetas y un pantalón además de dos culotes, un forro, y ya está, ¿te parece poco?, cuando regreses, seguro que me das la razón, (eso sí tienes que hacer la colada todos los días). No olvides que tus alforjas deben de aguantar el agua, no vayas a estropear un buen día, por aterrizar en la tarde  con todo empapado.

LAS ETAPAS, es una  máxima que cualquier ciclo-viajero no debemos olvidar, las etapas que superen los cincuenta-sesenta kilómetros, en viajes de este tipo, no son las mejores. Mantener esa medía te permitirá, siempre que inicies la ruta a una hora prudencial, nueve de la mañana, poder finalizarla sobre las cinco de la tarde, máximo seis, y haber dedicado tiempo suficiente en las visitas a los pueblos, paradas para fotografiar, o simplemente empaparte del recorrido, y tiempo para que a los chavales no se les haga monótono y sin tiempo de descanso. A partir de las seis si ya estás en destino, resta mucha tarde para dedicarla a pasear, leer, bañarte, cenar, charlar, ¡o no hacer nada!.

¿DONDE DORMIR?, lo lógico es dormir a ser posible en los “Gasthaus”, más comunes y típicos en este país, pero debes de pensar que no es fácil encontrar donde pasar la noche a partir de las cuatro-cinco de la tarde, por eso, tienes varias opciones; o bien organizar muy bien las etapas desde España y llevar concertado cada lugar, o ir llamando día a día a la hora de comer, al lugar donde más o menos pienses que vas a terminar. Como buenos españoles todo esto nos cuesta, pues aquí no nos paramos a pensar donde dormir a las dos de la tarde, eso lo dejamos para las siete o las ocho, por lo tanto, ¡tomad buena nota de este humilde consejo¡. Nosotros de cualquier manera siempre llevamos tiendas de campaña de bajo peso o de “ataque”, y más de una noche las utilizamos, así no tenemos que estar siempre preocupados, pues camping, no suelen faltar.

LA COMIDA, Si duermes en los “Gasthaus”, (hostería-posada), que insisto que  vale la pena, relación calidad-precio, (mejor que en España) y tendrás el desayuno resuelto con creces, y la cena en el mismo lugar o en cualquiera del pueblo o ciudad donde pernoctes, no habrá problema,. No olvides que la mejor compañía de la zona para la cena es una buena rubia babaresa, (cerveza, me refiero). En cuanto a la comida, como estás en plena etapa, lo mejor es ir comprando el avituallamiento por el camino, en supermercados o tiendas habituales, una vez más la relación calidad-precio es buena.

¿CUANTO ME PUEDO GASTAR?, evidentemente lo que quieras, esto es orientativo, desde un euro diario, hasta el infinito, pero si quieres una media  partiendo de que estamos de vacaciones y no lo haces todos los días del año, por persona y quincena, unos quinientos euros, con todo incluído, vehículo hasta Madrid,  parking, vuelo, alquiler de bicicleta, desayuno, comida y ena de la forma que hemos comentado,otros gastos.

Otros reportajes del autor publicados en esta página web: Los caminos Reales de Guadalupe.

Aventura y ocio en la Naturaleza

http://www.elrincondeltrotamundos.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.