La decrepitud de la belleza

 

No volverá el esplendor de tiempos pasados, por que el pasado, pasado esta, y nada del pasado vuelve. La sonrisa del presente es un espejo de la sombras que acechan y de las luces que iluminan el fondo del presente.

El Trotamundo. 1/12/2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *