El Viajero Trotamundos. Agencia de Viajes


 

ago 15 2011

Guadalupe, Entre muros centenarios discurre el trabajo cotidiano

 

Durante el transcurso del mes de abril de 2011, en una visita al Monasterio de Guadalupe, y mientras mis compañeros de aventura dormitaban delante de un plato de embutidos de la tierra, en una de las terrazas que hay en la hermosa plaza del monasterio, yo me entretenía en recorrer las majestuosas instancias del monasterio franciscanos de Guadalupe y contemplaba absorto, la belleza de este monumento religioso levantado entre montañas.

Un monumento comparable, a mi forma de entender, con la Alhambra de Granada, aunque de religiones opuestas y también de usos y costumbres, pues el monasterio de Guadalupe fue concebido exclusivamente para el culto y como estancia de los monjes. La Alhambra por el contrario fue concebida como aposento para los reyes árabes. Aunque también Guadalupe fue durante un tiempo residencia de los reyes cristianos, pero por desgracias las construcciones de aquella época, en su mayor parte, se han perdido.

El monasterio de Guadalupe presenta recios muros, sobriedad, colores oscuros y sobretodo un silencio sobrecogedor. Sus torres y pináculos recubiertos de azulejos, buscan el azul del cielo, y los jardines de su claustro, donde se cimbrean cipreses y naranjos, rezuman una enorme paz interior, donde apenas penetra el sol en los días más cortos del año. Las estancias interiores, en las que se guardan muchos de los tesoros que acumuló durante siglos el monasterio, son sobrias, en las que apenas penetra la luz, por lo que las mantiene en un estado de penumbra.

Mientras contemplaba absorto los arcos mudéjar, los pináculos y rosetones góticos del monasterio de Guadalupe,  la espadaña que sostiene las campanas rematadas por nidos de cigüeña, y el hermoso templete mudéjar que yace en el centro del claustro, reparé en el trabajo silencioso de dos empleadas que abrillantaban los suelos del claustro, sin pensarlo dos veces apoye mi cámara contra uno de los muros, pues no llevaba trípode y la luz era escasa, para inmortalizar el momento y uno de los trabajos más antiguo de la mujer, el de limpiar. Con tan mala suerte que había agotado la tarjeta de memoria de la cámara, sin pensarlo dos veces, me dije, bien vale la pena echarse una acercarme hasta donde estaban mis compararos y cargar la cámara con una nueva argenta.

En esta decisión cabía la posibilidad de que cuando volviese las trabajadoras hubiesen terminado la faena, pero para mi suerte no fue así y de regreso todo seguía igual, pues ni que decir tiene que el lugar invitaba hacer las cosas con la mayor tranquilidad del mundo, una norma muy recomendable para el fotógrafos que gustan de hacer el trabajo mientras disfrutan de su entorno, aunque en este caso la rapidez tuvo su recompensa.

De vuelta, repetí la faena y puede inmortalizar este momento del día, cuya acción trascurre entre los desnudos muros del monasterio de Guadalupe donde el tiempo no es oro sino paz, silencio, armonía y un trascurrir sosegado de las cosas que tienen lugar en nuestro entorno.

De esta forma fue como obtuve algunas de estas fotografías que hoy comparto con todos vosotros del aquel momento vivido en el interior del Monasterio de Guadalupe, donde la sensación terrenal hace sentir el poder de la eternidad, pues en este sitio uno percibe que los espíritus no vuelan hacia el cielo, se quedan entre nosotros atrapados entre los muros, los arcos, los altos techos, las enormes galerías, las grandes escaleras que conducen hasta los pisos superiores donde los monjes se entregan ha la vida contemplativa.

Por ultimo, encontramos la sacristía, en cuyo interior, colgados de la altas paredes, contemplamos la colección de pintura de Zurbarán, cuyos personajes nos miran atentamente y nos acompañan en nuestro últimos recorrido por las estancias del monasterio, los bellos rincones de la Puebla y los históricos caminos que recorren este montaraz territorio.

Otros reportajes de Las Villuercas y Guadalupe:

Caminos de entresierras, Por el Valle del Guadarranque

Los caminos Reales de Guadalupe

La Vía Verde, Vegas del Guadiana y Las Villuercas, en tierras de Guadalupe

 

OFERTAS VIAJES Y DEPORTES DE AVENTURA

OFERTAS VIAJES DE ÚLTIMA HORA

OFERTAS TURISMO RURAL

http://www.elrincondeltrotamundos.com

 

 

Tags: , , , , , , , , , ,

Deja un comentario