Garganta de Navamediana, adentrándose en el corazón de Gredos

Javier Elcuaz del Arco

Pocas gargantas en Gredos ofrecen un recorrido tan cómodo como la de Navamediana. Atravesando prados, entre el verde y el amarillo de la estación, y con el murmullo continuo de sus aguas, casi imperceptiblemente, se alcanza su final antes de salir a la Plaza de los Toros. Desde aquí y por el Callejón de los lobos, la cumbre del Meapoco (2.408) domina una panorámica de picos y cordales, sobre las Cinco lagunas, que invitan a una larga contemplación.
El regreso, por la garganta de la Aliseda, fue otro recorrido para disfrutar, entre intensos colores, gracias a la jornada sin lluvia que disfrutamos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *