REDES: EL ORIENTE ASTURIANO ENTRE EL VERDE Y LA CALIZA

Javier Elcuaz del Arco

Entre nieblas y aguaceros

Las características climáticas y el relieve de la península Ibérica producen unas condiciones atmosféricas muy curiosas: mientras en la mayor parte del territorio español la lluvia fue el elemento predominante los días festivos de la Semana Santa, en Redes se disfrutaron unos días con abundantes periodos de sol brillante sólo interrumpidos por nubes pasajeras que traían algún débil chubasco. El tiempo ideal para disfrutar de la montaña, aunque las nubes nos impidieran ver en la lejanía.

Brañagallones

Gastronomía, fauna, flora, arquitectura tradicional, antiguos oficios, son algunos de los atractivos de este parque natural del sureste asturiano. Enclavado en plena cordillera Cantábrica, los aficionados a la montaña encontrarán la posibilidad de recorrer un medio natural donde el aprovechamiento humano de los recursos se ha integrado con total armonía y respeto a la naturaleza. La sensación acogedora y serena que se vive en las brañas de altura no sólo alivia el cansancio de las ascensiones, sino que, además, nos hace disfrutar de momentos mágicos de felicidad que ponen a prueba la voluntad para interrumpirlos y terminar nuestras rutas.

Sierra Pries

Los gestores del parque han señalizado, de forma eficaz, varias rutas para conocer los diversos ecosistemas de la zona. El centro de interpretación de Campo de Caso ofrece información sobre estas rutas de diferente longitud y dureza; asimismo, también asesora para conseguir el permiso correspondiente para realizar rutas diferentes no señalizadas. Los valores ecológicos del parque obligan a mantener una actitud respetuosa hacia la vida natural, tan valiosa que ha recibido calificaciones como Reserva de la biosfera, LIC y ZEPA.

Conto de Oso

Aprovechamos la ocasión para subir desde Brañagallones al Canto del Oso por la sierra de Pries el jueves. El viernes ascendimos al pico Tiatordos, en ruta circular desde Pendones, regresando por el collado Campigüeño; disfrutamos la bajada con unas vistas muy buenas de este privilegiado mirador y del pico Maciédome. Para esta ruta hace falta autorización.

Brañagallones

El sábado fuimos desde Caleao, por el desfiladero de los Arrudos y el lago Ubales, hasta la Infiesta, disfrutando durante todo el recorrido por la variedad de entornos y las vistas, aunque con el inconveniente final de una pista de cemento que se alarga más de la cuenta. Y ya para volver poco a poco a la civilización urbana, el domingo completamos la ruta circular del Ríu Mediu en Orlé bajo la lluvia.

Brañagallones

Tan interesante como todo lo anterior fue la rica convivencia entre las catorce personas que componían el grupo.

Otros reportajes del autor publicados en esta página web

Pirineo Navarro, entre Ochagavía e Irati

Groenlandia, el reino del hielo

Pendones

Tiatordos

Tiatordos

Lechetrezna

Maciédome

Caleao

Arrudos

Chrysocarabus lineatus

Ubales

Circo Brañagallones

Aquilegia vulgaris

Infiesta

Modelito

 

 

One thought on “REDES: EL ORIENTE ASTURIANO ENTRE EL VERDE Y LA CALIZA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *