Groenlandia, el Gran Cambio

 

Rincón del Trotamundos. Javier Elcuaz del Arco.  4/2/2011

Groenlandia, la tierra verde, recibió este nombre con la evidente intención de atraer pobladores para un lugar donde la vida era una continua lucha por la supervivencia. Cubierta en su mayor parte por una masa de hielo que llega a alcanzar tres kilómetros de espesor, los asentamientos humanos sólo son posibles en aisladas franjas costeras surcadas por fiordos que conducen los bloques de hielo desgajados de los frentes glaciares hasta fundirse en los mares que circundan esta inmensa isla.

 

El calentamiento global ha acelerado el proceso de fusión de sus hielos. Las nuevas masas de tierra y agua que quedan al descubierto obligan a la continua actualización de mapas y sistemas de información geográficos. Incluso las imágenes de Google Earth de algunos lugares no se corresponden con la extensión actual del hielo.

El retroceso del hielo dejará al descubierto más terreno para las actividades agrícolas y ganaderas, y, también, para la extracción de minerales y productos energéticos, muy abundantes según los resultados de las prospecciones, tanto en la tierra como en el lecho marino.

Estas cambiantes condiciones también alterarán la vida de sus habitantes, los inuits, ya modificada por la urbanización impuesta a mediados del siglo pasado por Dinamarca. Si bien ganaron con el acceso a los servicios que consideramos esenciales para una existencia digna, también sufren las lacras de la civilización urbana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *