Andanzas por la Sierra de Francia

Pepe Acera, Antonio Gallego

Un día especial, de los que tardaremos en olvidar, mucha lluvia, una niebla especial, que no nos impidió caminar y aún con dudas seguir adelante, por detrás de la Peña del Huevo, buscando la cueva del Payón entre las enriscadas paredes de Batuecas, el ambiente inmejorable, la aventura también, ya que descender por entre lajas mojadas y tierra suelta te obligaba a ir despacio y así disfrutar de alcornoques, algún centenario tejo, y los paredones de granito cuando teníamos alguna ventanita entre la niebla,

o los buitres después de que el cielo se calmara extendiendo sus alas en los posaderos, formando una espectacular silueta al contraluz. Por la tarde regresamos por un camino singular a media ladera, que no es el Reventón y que nos permitió llegar al Portillo para recuperar el coche, como el sol iba ganado espacio a las nubes y al temporal,  el regreso fue agradable y con unas vistas hacia el Santuario que pusieron la guinda al día, sin duda… para recordar.

One thought on “Andanzas por la Sierra de Francia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *