Disertar es sentir curiosidad por el Mundo que nos rodea Y aprender de uno mismo

José Ángel


Respondiendo al tema de la lomografía, que no conocía, me parece algo parecido al tema del movimiento DOGMA-95 que se da en el cine. A mi me parece muy respetable, incluso divertido y entretenido. Como bien sabeís todos yo siempre he defendido que:
” la fotografía no es un fin, es un medio para un fin. El fin es un estilo de vida, una actitud, un acercamiento al mundo lleno de reverencia y admiración”, por lo tanto ese medio cada uno lo usa en función de su propio estilo vital. Yo he optado por la fotografía de la naturaleza y en ese sentido:

“Si no te sientes en perfecta comunión con la naturaleza, si no experimentas un placer inmenso, una serena tranquilidad al pasearte por el bosque, por la montaña o a orillas del agua, al ver las idas y venidas de los pájaros, al sentir el frescor del aire sobre tu piel, … entonces es inútil todo equipo fotográfico.
Ya que si estás en desacuerdo con la naturaleza, no tendrás ganas de conocerla mejor, de observarla, de comprenderla ni de respetarla, y mucho menos de fotografiarla“.

Resumiendo que cada uno observa, se acerca, interpreta y fotografía el mundo de acuerdo o en función de sus propios valores y en definitiva de la manera que le proporcione mayor disfrute.
Yo al contrario de la inmediatez, del disparar sin pensar, … me gusta mas pensar en la fotografía como proceso y como decía KEN PADLEY : “Hay veces en que el sujeto en el visor de la cámara es tan fascinante, que se me olvida apretar el gatillo”.

La lomografía es de hace tiempo, pero reconozco que nunca me había entretenido en ver fotos con suficiente calma. Me recuerda enormemente a un amigo mío que pinta cuadros. Muchos no dirían que son tales, pues utiliza papel blanco de esos que venden en rollos de un par de metros de ancho. Lo tiende en el suelo y se pone a dibujar con lo primero que piílla, rotuladores, pintura,…. todo vale, pintarrajea como los pintadas cutres que se ven en las paredes de todas las ciudades, lo mismo ves una polla sacudiendo gotas de semen como las que podemos ver en los WCs de las tascas más cutres y barriobajeras, que cuerpos tronchados, que cualquier cosa.

Mezcla frases con más sustancia de la que muchos quisieran y deja claro sus pensamientos, sus sentimientos y los de la sociedad. El ingenio agudizado. Fino. Crítico con la vida que le toca vivir a mucha gente. Con la injusticia. Simplemente pinta, escribe y expresa sobre un papel que puede pisar y arrugar todo lo que siente. Quien vea sus cuadros diría seguro que vaya mierda de arte, pero… Amigos míos, ha expuesto sus papeles arrugados y pisados, puestos en un marco cutre hecho con listones de los que todos compramos en Maderas Manteca o BricoAguilar, de esos de pino to’doblaos, ni más ni menos que en el Da2. Hasta él se sorprende.

¿Por qué así? Porque la libertad que da el no pensar y no tener reglas engancha. Mi amigo no quiere pintar en lienzo o tabla. No quiere estar atado a unas reglas o normas estrictas. La lomografía es así. EXPRESIÓN. Simplemente.

One thought on “Disertar es sentir curiosidad por el Mundo que nos rodea Y aprender de uno mismo

  1. En el prólogo de “El retrato de Dorian Gray” Oscar Wilde escribe: “El artista es el creador de cosas bellas. Revelar el arte y ocultar al artista es la finalidad del arte.
    Todo arte es, a la vez, superficie y símbolo. Los que buscan bajo la superficie, lo hacen a su propio riesgo.
    Los que intentan descifrar el símbolo, lo hacen también a su propio riesgo.
    La diversidad de opiniones sobre una obra de arte indica que la obra es nueva, compleja y vital.Cuando los críticos difieren, el artista está de acuerdo consigo mismo.
    Podemos perdonar a un hombre el haber hecho una cosa útil en tanto que no la admire. La única disculpa de haber hecho una cosa inútil es admirarla intensamente.
    Todo arte es completamente inútil”.
    Y la verdad, se me ocurren un montón de cosas absolutamente inútiles… y sin embargo no podríamos vivir sin ellas. Por lo demás hay muchas formas de acercarse al arte, a la naturaleza, a las personas… y cada una igual de válida. Enrique.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *